Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/4/2011 12:00:00 AM

"Nunca fui objeto de ofrendas, propuestas o dádivas (de los Nule)": Germán Olano

El excongresista negó tajantemente que hubiera recibido alguna dádiva para abogar por los Nule ante el Contralor Distrital. Enfatizó en su amistad con Miguel Nule.

El exrepresentante Germán Olano negó tajantemente que hubiera pedido algún tipo de comisión para ayudar al Grupo Nule con el Contralor Miguel Ángel Moralesrussi, en el proceso de revisión fiscal de los contratos de la malla vial de Bogotá.
 
“Nunca fui sujeto de solicitud alguna para una gestión, ni de Miguel ni de Manuel Nule. Nunca solicité ni me presté para hacer solicitudes con ellos. Nunca fui objeto de ofrendas, propuestas o dádivas o de presiones por parte de Manuel. Nunca se consolidó nuestra amistad por nuestra característica profesional, sino por el contrario, él siempre me apoyó de manera libre en mi aspiración al Senado”, dijo el exrepresentante durante la audiencia en la que compareció ante el Procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez.
 
Olano reiteró lo dicho por su abogado que no podía explicar de manera puntual todos los hechos porque, en su criterio, no hay claridad sobre la calidad de las pruebas. “El señor Miguel Nule no ha sido oído en este caso”, dijo. Agregó que en la parte del proceso que se refiere al incremento patrimonial tampoco se le ha permitido presentar sus explicaciones.
 
Una vez anotadas las constancias, Olano procedió a contar cómo ha sido su relación de amistad con Miguel Nule, relación que en criterio del excongresista nunca ha sido desmentida.
 
Olano hizo una detallada exposición de cómo conoció a Miguel Nule. Dijo que era muy importante para su defensa ubicar los hechos en el tiempo, pues así podría explicar mejor qué fue lo que pasó.
 
Dijo que conoció a Miguel Nule en un almuerzo en la casa de un abogado excompañero suyo del Externado de Colombia, Alberto Borges, en 2007. Que a partir de ese momento no sólo tuvo un encuentro con el empresario sino que su amistad llegó a niveles de intimidad, “en la cual fui depositario de muchas cosas de él y su familia”.
 
Calificó su relación con Miguel como “de cercanía, casi de conocimiento pleno de nuestras personas y nuestras familias; de confianza y confidencia, de hablar incluso de cosas que no se hablan si no se tiene ese grado de amistad”. No obstante, insistió que ese grado de amistad sólo fue con Miguel, no con Guido ni tampoco con Manuel.
 
No obstante, dijo que en su condición de amigo nunca se puso “en una condición preponderante”, y “nunca saqué provecho de mi condición de congresista”.
 
Después indicó que en 2008, “antes de que los señores Nule tuvieran problemas, hubo una reunión en el Club Rincón Grande con 45 empresarios. En esa reunión estaba Miguel Nule y Mauricio Galofre. También asistió el actual Ministro de Defensa, Rodrigo Rivera. Según indicó Olano a esa reunión asistió Miguel Nule porque “de manera voluntaria, él quería participar en el sueño del proceso de mi continuación de mi carrera política”.
 
No obstante, indicó que a mediados de 2009, se suspendió la comunicación con Miguel Nule, “no por un choque”, sino porque él no estuvo en el país en el último trimestre del 2009.
 
“Ese interregno es fundamental: no hablé con Miguel en ese tiempo, como sí lo hice con Manuel y como sí lo hice con Guido. Tampoco lo hice en el primer trimestre de 2010”, dijo. 
 
La comunicación recobró su frecuencia, según Olano, en 2010 después de las elecciones del 14 de marzo, cuando “no salí elegido al Senado de la República”.
 
Dijo que a partir del mes de abril de ese año “pude tener muchas reuniones porque iba a mi apartamento, donde intercambiamos nuestras situaciones familiar, patrimonial, moral y política, por las razones que se derivan del dolor de una persona que perdió el acceso al Senado”.

“Nunca fui solicitado de Manuel o Miguel para transferirle una propuesta al Contralor de Bogotá... A mí nunca me utilizaron los Nule para que llevara mensajes como tampoco me utilizó el señor Moralesrussi para que yo fuera intermediario en alguna situación”, reiteró.

Olano reiteró que en ese espacio de tiempo en el que dejó de hablar con Miguel Nule fue que el contralor Moralesrussi tomó la decisión de sesionar los contratos que los Nule estaban ejecutando en Bogotá.

“¿Cómo puedo yo participar de algo… como lo dice Botero, cuando no tenía si quiera la oportunidad de hablar con el señor Miguel Nule?, se preguntó.
 
Olano dijo que Miguel Nule le ofreció en muchas ocasiones ayuda, pero después de las elecciones, debido a la situación que el excongresista estaba pasando. A partir de ese momento se reunieron con mucha frecuencia y en esos encuentros hablaban de los diferentes problemas que tenían.
 
Olano contó que en una ocasión Miguel Nule le contó sobre “un presunto contrato que tiene con el abogado Álvaro Dávila. Soy una persona que no es testigo de los actos, sino una persona a quien Miguel le comunica un hecho”, dice. El contrato era para que Dávila los asesorara a los Nule en los proyectos de la malla vial.

Nule, dijo Olano, le contó que Dávila le comentó que el Contralor de Bogotá hacía “parte de esa asesoría”.

“Yo conozco a Miguel Ángel Moralesrussi (el Contralor)”, dijo. Olano indicó que se ofreció para preguntarle a Moralesrussi si era cierto que él hacía parte del contrato. “Le pregunté de manera ingenua, de sapo ¿usted está metido en una asesoría de Álvaro Dávila?”.

“Me dijo que no, eso no es cierto”, agregó. Olano aseguró que Moralesrussi lo único que le dijo fue que le indicara que estaba muy enojado, que él no tenía nada que ver en ese contrato.
 
“Por eso la molestia del señor Contralor. Yo les dije (a los Nule) está molesto”. Sin embargo, indicó que su mediación “nunca fue pecuniaria” sino para trasmitirle que está molesto.

“Mi consejo es que resuelvan ese problema directamente con el Contralor. Si hubiese querido sacar provecho de esa situación, les hubiera presentado al señor Contralor”, dijo.

Olano indicó que una vez habló con Manuel Nule, un primo de Miguel, sobre una reunión que él tendría con el Presidente Álvaro Uribe. El encuentro con Manuel fue en el mes de julio. El excongresista dijo que él estaba muy angustiado por los retrasos en la obra de la 11-16 y que que en algunas ocasiones en las que se encontraron le expresó “su malhumor con los medios de comunicación”.

Según Olano, los testimonios de los Nule indican que él no ha pedido ninguna comisión y que Miguel Nule, antes bien, ha dicho que él fue una víctima, que no tenía nada qué ver con las supuestas intermediaciones. Dijo que la grabación presentada en los medios de comunicación nunca fue “hecha con la intención de mostrar que yo era un extorsionista”.
 
En criterio de Olano, la grabación la hizo Miguel para demostrar que los responsables de la debacle en la contratación no eran los Nule.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.