Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/25/1995 12:00:00 AM

!OH CONFUSION, OH CAOS!

Polarización, lucha de clases y datos contradictorios revela encuesta de SEMANA sobre el 'Medinagate'. En medio de todo, Samper conserva el respaldo de la mitad de la gente.

HACE POCOS DIAS, NOEMI Sanín quiso contratar un estudio de opinión pública pero debió aplazar la idea, pues los escogidos para realizar dicho trabajo le explicaron que era un momento difícil para hacer encuestas, ya que la opinión de los colombianos estaba cambiando de la mañana a la tarde. Así parecen haberlo demostrado los diferentes sondeos realizados durante la semana pasada. Con cada noticia que produce el que ya muchos llaman 'Medinagate', los encuestados se sacuden y es tal la avalancha de noticias, que el reposo necesario para que las cosas se decanten nunca se presenta.
Este estado de confusión se refleja en la encuesta contratada por SEMANA con Gallup Colombia y realizada el jueves y viernes de la semana pasada. Las conclusiones no parecen ir de modo uniforme en una sola dirección: el presidente Ernesto Samper tiene más de la mitad e la opinión a su favor (51 por ciento), aunque su desfavorabilidad ha crecido y ya está por encima del 30 por ciento. Más de una tercera parte de los encuestados cree que el mandatario estaba enterado de la presencia de dineros del cartel de Cali en su campaña. Pero sólo un 22 por ciento cree que esa campaña fue un caso excepcional de infiltración de esos dineros, mientras un 66 por ciento está convencido de que en las pasadas campañas pasó más o menos lo mismo. La mayoría de los encuestados cree que el Presidente es víctima de una conspiración, pero más de la mitad de los interrogados que escucharon el casete de Elizabeth Montoya cree que no es normal la confianza que se refleja entre esa señora y Samper. Otro aspecto importante es que en la clase social en la cual a Samper le va menos bien es en la clase alta, donde la relación de favorabilidad es de 47 por ciento contra 39 por ciento. Es en la Fase alta donde la mayoría (51 por ciento) le cree a Santiago Medina sus acusaciones contra Samper y Botero. Y es también en la clase alta donde un 53 por ciento cree que tanto Botero como Samper sabían sobre los dineros del cartel en la campaña. En la clase media sucede todo lo contrario: el respaldo a Samper alcanza el 63 por ciento.
También hay contradicciones en el caso de Noemí Sanín: son más quienes la critican que quienes la apoyan en cuanto a su renuncia, pero su popularidad sigue por encima del 70 por ciento. El caso de Fernando Botero es parecido: la mayoría de los encuestados le otorga un alto grado de responsabilidad en lo sucedido en la campaña, pero más de la mitad cree que es injusto que esté detenido. En fin, un país polarizado, confundido y contradictorio, algo apenas obvio en el momento que vive.

Ficha técnica
Fueron 400 encuestas telefónicas realizadas por Gallup Colombia en las cuatro grandes ciudades, entre hombres y mujeres mayores de 18 años y de las tres clases sociales, el jueves 24 y viernes 25 de agosto.
Margen de error +- 5 %.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.