Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/19/2015 8:30:00 PM

Omar Mejía, el barón electoral con brazalete

A lo largo de 26 años el concejal Omar Mejía ocupó una curul en el cabildo bogotano, ahora la justicia le prohibió volver al Concejo.

Pocos partidos políticos con representación en el Concejo de Bogotá se salvaron de caer en la tentación del denominado 'carrusel de la contratación'. Esta vez el deshonroso turno fue para el concejal del Partido Conservador Omar Mejía, a quien un juez de control de garantías le impuso llevar un brazalete electrónico luego dictarle medida de aseguramiento.

Un fiscal encontró que el viejo cacique electoral de la capital violó una de sus principales funciones como cabildante: la de hacer control político, y dejarse tentar por el dinero derivado de la contratación.

Precisamente, a Mejía Báez se le investiga por haber recibido 120 millones de pesos de parte del exsecretario de salud de Bogotá Héctor Zambrano, detenido por haber consentido la repartición entre politicos y empresarios de una parte de un millonario contrato para la red de ambulancias del distrito.

El presunto pago al cabildante se habría realizado durante la administración del exalcalde Samuel Moreno a cambio de no realizar debates de control político relacionados con el contrato de ambulancias. Al concejal se le imputó el delito de cohecho propio.

Además del brazalete, Mejía no podrá volver al Concejo y salir del país. En agosto del 2014 la Fiscalia decidió embargarles los bienes a él y a algunos de sus compañeros de cabildo, avaluados en 40.000 millones de pesos.

Pero esta no ha sido la única investigación que ha tenido el cabildante. En 1992 el barón conservador estuvo en una lista de investigados por la Procuraduría que indagaba por el traspaso irregular de auxilios en la alcaldía de Juan Martín Caicedo Ferrer.

Pero ¿quién es el concejal que ahora responde a la justicia? Se trata de un abogado que conoce bien los vericuetos de la administración pública de la ciudad y su hoja de vida así lo demuestra.

Mejía Báez fue Secretario de Educación de Bogotá y secretario general de la Alcaldía. También ocupó el cargo de director administrativo de la Caja de Previsión Social del Distrito, gerente (e) del Fondo de Ahorro y Vivienda Distrital. Fue presidente Consejo de Seguridad de Bogotá. Incluso fue presidente Consejo Superior de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas.

La trayectoria de Mejía es larga. Desde 1988 este hombre de hablar pausado ha ocupado una curul en el Concejo y muchos de sus conocidos reconocen que desde el cabildo ha construido un verdadero fortín político.

Desde la curul en el Concejo el dirigente conservador ha sido un fuerte opositor de la administración de Gustavo Petro. Es más, el concejal relacionó el Plan de Desarrollo con el pasado guerrillero del alcalde. “Plan de desarrollo para Bogotá el triunfo de la cúpula del M-19”, dijo recientemente.

Por su conocimiento sobre la ciudad y su trayectoria política, Mejía era uno de los concejales más consultados por los medios de comunicación. Pero tras el inicio de la investigación en su contra prefirió mantener un bajo perfil.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.