Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2015/08/10 14:31

ONU advierte que el proceso de paz "no puede ser sostenible" sin indígenas y negros

Estas comunidades deben participar porque han sido muy afectadas por el conflicto armado de más de medio siglo, dijo este lunes en Bogotá un representante de la ONU.

Indígena Nukak Maku. Foto: Foto: Federico Rios

"Es importante que, en la mesa, gobierno y FARC inviten a los pueblos indígenas y afrocolombianos (...) para hablar sobre las dificultades y desafíos en razón del proceso de paz, para escuchar sus opiniones, porque sin su participación este proceso de paz no puede ser sostenible", dijo en rueda de prensa el representante de la ONU para los Derechos Humanos en Colombia, Todd Howland.

"Los pueblos indígenas y también los afrocolombianos son de los más afectados por el conflicto armado aquí en Colombia", aseguró el responsable de la ONU, justificando su afirmación.

El gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas) sostienen desde noviembre de 2012 diálogos de paz en Cuba, sin que se haya decretado un cese bilateral al fuego en el terreno.

Howland participó este lunes en una rueda de prensa junto a representantes de comunidades indígenas colombianas, en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, celebrado la víspera.

Tras el encuentro, el representante de la ONU detalló a la AFP que, tanto por ser las comunidades más afectadas por la confrontación armada como por tener miembros de sus etnias en grupos como las FARC, hay una "necesidad de participación de los indígenas y afros" en las negociaciones.

"No pueden ser objetos de las decisiones de gobierno y FARC en La Habana", dijo Howland.

"Si esto va a funcionar, ellos tienen que por lo menos ir a La Habana, hablar con las dos partes en razón de sus preocupaciones, para crear una mejor conciencia de las dificultades y desafíos que existen en razón de esta etapa de paz", añadió.

De no ocurrir este intercambio, Howland teme que haya "más fricciones y peleas" en áreas donde conviven indígenas y guerrilleros o que se generen "estigmatizaciones" si en esas regiones los nativos se comunican con las FARC y buscan sus propios acuerdos.

El conflicto armado colombiano ha dejado en medio siglo al menos 220.000 muertos y seis millones de desplazados.

En Colombia, los indígenas cuentan con reservas oficialmente reconocidas, que ocupan 30% del territorio, y según el último censo de 2005, su población ascendía a 1,4 millones de personas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.