Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/30/1995 12:00:00 AM

OPERACION CARIBE

Los allanamientos realizados por el Bloque de Búsqueda y la Fiscalía en San Andrés dejan en evidencia que la isla es epicentro de las actividades del cartel de Cali.

DESDE HACE MAS DE UN año, San Andrés había estado en la mira del Bloque de Búsqueda y de la Fiscalía. La misión que estas dos instituciones tenían entre manos era la de buscar pruebas contra personas de las que se tenía información sobre sus vinculos con el cartel de Cali, pero contra las cuales no se había producido ninguna decisión judicial.
Eso explica en parte el porqué uno de los últimos objetivos de las autoridades fue la isla, donde se sabía que el narcotráfico estaba enquistado en todos los niveles. Para que las autoridades pudieran llevar a cabo su labor, tuvieron que empezar prácticamente de ceros. Durante tres meses, Fiscalía y Policía adelantaron un trabajo conjunto que les permitiera penetrar el corazón del narcotráfico, en un lugar que se había convertido en el centro de operaciones y lugar de veraneo de los narcotraficantes, especialmente los del Valle del Cauca.
Justo después de la captura de los cabecillas del cartel, se inició el rastreo de las propiedades que la gente de Cali había comprado o construido en la isla durante los últimos años. Finalmente, la semana pasada, se dieron los primeros resultados.
Bajo el nombre de 'Operación Caribe', Policía y Fiscalía ocuparon 40 propiedades, consideradas claves dentro del engranaje del narcotráfico en San Andrés. La totalidad de estos predios, de acuerdo con las autoridades, pertenece a 14 personas que hoy están vinculadas en el proceso 8.000 y presuntamente relacionadas con el tráfico de drogas.
Entre los lugares allanados más importantes están el edificio Bahía Fragata, donde el Bloque y la Fiscalía encontraron que 10 apartamentos pertenecen a Miguel, Gilberto Rodríguez y su familia. Esos inmuebles aparecen adquiridos por intermedio de la empresa Inversiones Rodríguez y Compañía, de la cual es socio gestor Gilberto Rodríguez.
Otro de los predios allanados fue el edificio Hansa Coral Club. El Bloque y la Fiscalía ingresaron a las apartamentos 501 y 502 donde establecieron que la propietaria de esos inmuebles es Elizabeth Montoya de Sarria. En una de esas viviendas fue hallada una pistola de su propiedad que tenía un salvoconducto para tenencia en Bogotá. Igualmente, dentro de una caja fuerte, se encontró una pistola que tenía el salvoconducto vencido y que pertenecía a su esposo Jesús Amado Sarria. "Otro de los lugares inspeccionado por la Policía y la Fiscalía fue el hotel Marazul. En los papeles que encontraron las autoridades se estableció que Elizabeth Montoya hace parte de la junta directiva como miembro principal.
Las operaciones también alcanzaron propiedades de Helmer Herrera Buitrago, Juan Carlos Ramírez Abadía, alias 'Chupeta' y Nelson Urrego. Esta operación es apenas el comienzo de la cadena, que permitirá la localización de una gran cantidad de propiedades de la gente del cartel de Cali y de sus testaferros en el archipiélago. El ente acusador evalúa la información que logró obtener en esta operación con el fin de tomar decisiones de fondo para establecer si se configura el delito de enriquecimiento ilícito.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.