Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2015/10/13 12:23

Se acabó la 'guachafita' en las personerías

El procurador Alejandro Ordóñez dijo que con la elección por concurso de personeros, el cargo dejará de ser el fortín 'electorerista' en el que se había convertido.

Se acabó la 'guachafita' en las personerías Foto: Archivo particular

Según el procurador Alejandro Ordóñez, la elección de los personeros en Colombia se había convertido en un “tráfico politiquero” que era necesario transformar. Para el jefe del Ministerio Público, en muchos entes territoriales quien ejercía esa labor no lo hacía en favor del control a la función administrativa que le atañe sino como una manera de pagarles a los concejales su elección.
 
Así, el trabajo de muchos personeros se reducía a una contraprestación en la que permanecían ocultos flagrantes casos de corrupción, como el que protagonizó el destituido personero de Bogotá Francisco Rojas Birry. Para Ordóñez, casos como ese y otros emblemáticos llevaron al Gobierno y al Congreso a tomar una sabia determinación en la que el mérito –no las componendas politiqueras- sería la base de la elección de estos funcionarios.
 
Bajo estas circunstancias, la Procuraduría, la Escuela Superior de Administración Pública (ESAP) y el Departamento Administrativo para la Función Pública emitieron una circular conjunta en la que establecen las condiciones del concurso por medio del cual se elaborarán las listas de candidatos a personero en cada municipio.
 
Esto, en cumplimiento de la Ley 551 del 2012, que dio lugar a la modificación del proceso de elección de estos servidores y atendiendo al Decreto 2485 de diciembre del 2014. Bajo esa normativa el Gobierno estableció con precisión las bases de los concursos que se adelantarán próximamente en los 1.100 municipios del país.
 
El procurador delegado para la descentralización y entidades territoriales, Carlos Meza, reconoció que el control que actualmente ejercen los personeros es más el resultado de una agenda que se traza en cumplimiento de alianzas políticas. Para él, esa forma de actuar ha desdibujado el deber de control que se debe desplegar desde esas entidades, y de ahí la necesidad de cambiar el modelo de elección.
 
La directora del Departamento Administrativo para la Función Pública, Liliana Caballero, explicó que serán los Concejos municipales elegidos en octubre los encargados de seleccionar a los próximos personeros del país, aplicando el mérito. Indicó que los cabildos actuales se ocuparán de los detalles logísticos del concurso y la posterior elaboración de la lista de elegibles. La primera etapa finaliza el próximo 22 de octubre, cuando se vence el plazo para inscribirse en el concurso.
 
Alejandro Larreamendy, director de la ESAP, explicó que los interesados deberán presentar una prueba de aptitud, que será el primer filtro de esa elección. Indicó que en octubre se terminará esa fase de este proceso.
 
Veremos si la transformación en el modelo para elegir a estos servidores será suficiente para poner fin al contubernio que muchos dirigentes políticos de las regiones han mantenido con los demás funcionarios de los entes territoriales para mantener costumbres clientelistas, en las que se encierran los más escalofriantes nidos de corrupción.  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.