Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/27/2015 7:14:00 PM

Ordóñez a Santos: “Seguiré ‘metiéndome’ en el proceso de paz”

El jefe del Ministerio Público le pidió al presidente Santos que se “serene” y le dice que no es “soberano”.

Tras el duro reclamo de la tarde de este viernes donde el presidente Juan Manuel Santos le pidió al procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez, que deje de “meterse” en el proceso de paz con las FARC con motivaciones políticas, el jefe del Ministerio Público le replicó en horas de la noche.
 
“Seguiré 'metiéndome' en el proceso de paz porque así me lo ordena la Constitución”, fue la declaración del procurador en un evidente cambio de tono, a quien le reiteró: “serénese”.

Ordóñez no fue precisamente diplomático cuando declaró ante los medios de comunicación que “el proceso de paz, doctor Santos, no está por encima de la Constitución, ni el presidente por encima de la ley, ni siquiera con la excusa de la paz”.
 
Tampoco lo fue cuando le espetó: "Le recuerdo al señor presidente que debe dar buen ejemplo a los colombianos de respeto a las instituciones".

La respuesta de Ordóñez tiene que ver con lo dicho por el presidente Santos en la reunión de este viernes con el gremio de los alcaldes, donde se quejó por un comunicado previo de la Procuraduría en el que se habla de “perplejidad” por la ausencia de los generales (r) Óscar Naranjo y Jorge Enrique Mora en el ciclo de diálogos que acaba de concluir.

"Cómo sale el procurador general de la Nación a declararse 'perplejo', hágame el favor. Yo sí le pido al procurador Ordóñez que deje de hacer política, deje de meterse en el proceso de paz", exigió Santos, que le recordó a Ordóñez que esa "es una responsabilidad mía como el presidente de la República".

"La conducción del proceso de paz es responsabilidad del presidente", reconoció el procurador. "El asegurar que se respete la Constitución y la ley es responsabilidad del procurador general de la Nación. Eso me obliga a 'meterme', como usted lo describe", le lanzó.

Añadió Ordóñez que "ni la Mesa de La Habana, ni el presidente son soberanos. Tienen los límites que el ordenamiento jurídico les impone".

Hace dos semanas el mandatario recibió al procurador general en la Casa de Nariño. Durante un par de horas el presidente oyó las observaciones de quien ha sido uno de los mayores críticos al proceso de paz. En esa ocasión, la cabeza del Ministerio Público le dejó al presidente una lista de 45 preguntas acerca de los diálogos que se adelantan en La Habana. Cuestiones que pidió nuevamente que tuvieran resolución. 

El procurador ha venido defendiendo que al ente a su cargo le corresponde "defender el ordenamiento jurídico, los derechos de las víctimas y propugnar por su reparación, así como vigilar que las actuaciones en el marco de las conversaciones con las FARC acaten la Constitución".

Más perplejidad

Ordóñez citó al presidente Santos, quien manifestó que: “Ya está absolutamente claro que esta Justicia Transicional que vamos a negociar incluirá en forma especial a todos los miembros de nuestras Fuerzas Armadas”.

Así mismo al jefe negociador del Gobierno ante las FARC, Humberto de la Calle, que dijo: “Si llegamos a un acuerdo final para la terminación, este tiene que incluir una solución integral, que ofrezca garantías de seguridad jurídica para todos”.

"Es decir, señor presidente, en la Mesa de La Habana su Gobierno está negociando con las FARC la suerte jurídica de militares y policías", ripostó el procurador. "¡Eso me deja aún más perplejo!", dijo.

"Se equivoca, presidente, si piensa que la paz estable y duradera se reduce a un acuerdo entre la élite representada en su gobierno y la élite criminal de las FARC", puntualizó.

Más preguntas

Con base en este nuevo pronunciamiento, el procurador Ordóñez dejó sobre la mesa tres nuevas preguntas respecto del marco jurídico que, según plantea, equipara a guerrilleros con miembros de la fuerza pública:

1. ¿Cuál es el fundamento constitucional y legal que otorga competencia al presidente de la República para negociar con las FARC el tratamiento jurídico que se debe dar a los miembros de las Fuerzas Militares y de Policía?

2. ¿Por qué para dar seguridad jurídica a los integrantes de la fuerza pública el Gobierno termina en la práctica poniendo en el mismo nivel de las FARC a las Fuerzas Militares y de Policía, al terrorista con el soldado o el policía que los combatió para defender los derechos de los colombianos?

3. ¿La asimetría que propone el Gobierno implica que militares y policías que han perpetrado graves violaciones a los derechos humanos se les conceda el derecho a la participación política, como se pretenden con los integrantes de las FARC?


Lo cierto es que este nuevo rifirrafe ente el Gobierno y el procurador deja entrever que el camino de la paz no sólo tiene que ver con los planteamientos en la Mesa de La Habana, sino también con otras posturas, como el 'Pacto por la paz' que promovió también en esta ocasión Ordóñez.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.