Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/31/2014 12:00:00 AM

¿De cómplices a bandos opuestos en un juicio?

Los exconcejales Hipólito Moreno y Andrés Camacho Casado son los testigos contra su antiguo colega Orlando Parada.

Una distancia de sólo cuatro metros separó este jueves a los exconcejales de Bogotá Hipólito Moreno y Andrés Camacho Casado, del excabildante Orlando Parada. El encuentro se dio en el marco del juicio que se le desarrolla a Parada por el ‘carrusel de contratos’. 

Esta vez los tres estaban en diferentes bandos. Los dos primeros como testigos de la Fiscalía y el último como procesado. Lejos quedaron los días en que los tres hacían parte de la bancada del Partido de la U, en el Concejo de Bogotá. 

El primero en pasar al estrado fue el exconcejal Camacho Casado, quien ya fue condenado por haber aceptado que hizo parte del ‘carrusel de los contratos’. Durante cuatro horas respondió las preguntas de la Fiscalía. El ente acusador pretende demostrar con su testimonio que Parada es culpable de las irregularidades cometidas desde la Unidad de Mantenimiento Vial. 

Camacho Casado aseguró que luego de un año de buscar acercamientos con el entonces alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, “se lograron los pactos de gobernabilidad”, acuerdos con los que buscaban tener algún tipo de poder a la hora de la toma de determinaciones.

También dijo que junto a Parada y Moreno, y otros concejales utilizaron las influencias que tenían para que los candidatos de su gusto fueran los propuestos para el cargo de director de la Unidad de Mantenimiento Víal y Fondo de Vigilancia. Iván Hernández fue nombrado para la primera dependencia, pues la finalidad era tener a alguien que favoreciera el trabajo ante las comunidades y las campañas políticas.

"Cada quien propuso una persona para que fuera director de esa entidad (...) para director de la Unidad, la hoja de vida de Iván Hernández la entregó Hipólito Moreno. Pero lo propuse yo", dijo. 

Después de un receso para almorzar llegó al estrado judicial del juzgado primero de conocimiento de Bogotá el condenado exconcejal Hipólito Moreno. Arribó en su silla de ruedas, ante la dificultad que tiene para caminar. 

En una de sus primeras afirmaciones, Moreno, ante la mirada atónita de Parada, señaló que en el Partido de la U los concejales tenían interés en tener una participación en el gobierno Distrital. 

“Teníamos interés, como lo tuve yo en la malla vial, como lo tuvo el concejal Camacho, como lo tuvo el concejal Parada: que nos dieran puesto, presupuesto y plata para financiar campañas”, señaló, como lo había dicho Camacho. 

Aseguró que la presión por parte de algunos concejales era muy alta para que se le exigiera al entonces alcalde Samuel Moreno que les diera esa participación en el Gobierno que él lideraba.

“Desde el día que yo me posesioné como presidente hasta que nombraran a Iván Hernández pasaron 15 meses. Tuve presión de los concejales para que le dijera al doctor Samuel Moreno que nos diera participación (…) Como yo era el presidente del Concejo, a lo que ellos aspiraban era a que llevara la vocería ante el alcalde. Me decían ‘oiga vaya a donde el alcalde, dígale que él se comprometió a entregar una participación y no la ha entregado’”, aseguró.

Señaló que lo responsabilizaban a él por el incumplimiento de Moreno. “Me culpaban a mí porque el alcalde no cumplía. Porque ellos decían que yo salía a hablar mal del alcalde ante los medios de comunicación, porque decían que yo le estaba dilatando las iniciativas al alcalde en el Concejo. Había que aprobarle todo al alcalde porque si no, se daba un sismo”.

Incluso dijo que Parada en alguna ocasión intentó agredirlo físicamente, pero que a pesar de eso siempre fue muy decente. “Después de muchas reuniones, el doctor Parada me dijo: 'Yo tengo interés en el Fondo de Vigilancia. Si usted no es capaz de hablar con el alcalde, pues yo mismos lo hago'”. 

Además explicó cómo presuntamente Samuel Moreno finalmente cumplió el acuerdo de entregarles el espacio dentro de las entidades del Distrito y la forma como a ellos les correspondió la malla vial. 

“Un día el alcalde me hizo llamar y me dijo que me esperaba en Corferias. Me dijo: "Mire, presidente, vamos a hacer esto: En el fondo de vigilancia dígales a los concejales (Édgar) Torrado y (Javier) Palacios que presenten su candidato. Para Malla Vial póngase de acuerdo usted, Camacho y Parada me presentan su candidato”, dijo. 

Aseguró que el interés en tener disponibilidad de cargos era que así podían conseguir cosas para tener contentos a quienes promovían su elección. “Necesitábamos los puestos para la gente, prioridad para la gestión comunitaria, para las obras, para el reparcheo, porque uno tiene muchas comunidades que demandan de esas obras. El doctor Iván Hernández nos daba todo eso”.

Así mismo, manifestó que tuvo la intención de ser alcalde de Bogotá y que por eso necesitaba conseguir recursos. Incluso hizo una pausa y luego afirmó que la declaración que estaba haciendo era muy dolorosa para él porque “yo sé que de atrás del doctor Parada hay una familia como la mía. Pero no puedo tapar las verdades”.

En el contrainterrogatorio, después de un par de preguntas de su abogado, Parada tomó la palabra y asumió él mismo su defensa. Quiso arrinconar a su antiguo compañero de bancada en el Concejo. Le habló primero de la condena que él recibió por el contrato de ambulancias y del principio de la oportunidad que Moreno tiene con la Fiscalía. 

Moreno insistió en señalarlo y Parada quiso hacerlo caer en error. Luego de ponerle de presente algunas pruebas, finalmente dijo no tener más preguntas.

Por el juicio de Parada, desarrollado por los delitos de tráfico de influencias y cohecho propio, ya han desfilado testigos como Iván Hernández, Germán Olano, algunos peritos y ahora los exconcejales Moreno y Camacho. 

El ente investigador aseguró que el concejal Parada habría recibido cerca de 400 millones de pesos para favorecer contratos, dinero que -al parecer- fue invertido en su campaña.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.