Martes, 30 de septiembre de 2014

| 2013/09/11 00:00

Otro excongresista a la cárcel por parapolítica

Se trata de Óscar Arboleda Palacio, quien hoy se desempeña como parlamentario andino.

Exrepresentante a la Cámara Óscar Arboleda Palacio. Foto: Guillermo Torres / SEMANA

Este miércoles, al tiempo que se conocieron aspectos relevantes de la medida de aseguramiento contra el exsenador Luis Alfredo Ramos por parapolítica, la Corte Suprema ordenó la captura de su exsocio político y exrepresentante a la Cámara Óscar Arboleda.

La Corte lo captura por la misma reunión, en enero de 2005, con jefes paramilitares asentados en Antioquia, que terminó por enredar también a los excongresistas Óscar Suárez Mira y Luis Alfredo Ramos.

Se trató de una reunión donde los paramilitares buscaban apoyo para sacar adelante la Ley de Justicia y Paz que servía para su desmovilización. Los exlegisladores señalados han dicho que esa reunión fue con el aval del gobierno, pero la Corte basado en los testimonios de jefes paras, ha creído lo contrario. Arboleda es hoy parlamentario Andino.

Se trata del último congresista que faltaba por enfrentar a la justicia por aquella reunión en una finca de Bello (Antioquia) entre esos políticos y 'Ernesto Báez', 'Julián Bolívar', 'Alberto Guerrero' y 'El patrón de Bello'. Arboleda, quien fue expresidente de la Cámara de Representantes, deberá tras su captura dar ahora sus explicaciones ante la Corte.

Dicho ‘cónclave’ parece ser la tumba para estos pesos pesados de la política antioqueña: Óscar Suárez Mira fue condenado a 9 años por esa reunión y Luis Alfredo Ramos también enfrenta una medida de aseguramiento por su participación en dicha reunión., cuyo objeto era pactar un acuerdo para que los parlamentarios apoyaran la Ley de Justicia y Paz que hacía tránsito en el Congreso.

Según la jurisprudencia de la Corte Suprema, en esta reunión existió una serie de acuerdos entre los parlamentarios y los paras para realizar mayores ajustes al proyecto de justicia y paz. Según la investigación se pudo establecer que ninguno de los parlamentarios fue autorizado por el gobierno nacional para reunirse con grupos armados.

La Corte basó su decisión en las declaraciones entregadas por un grupo de paramilitares dentro de los que se destacan Ernesto Báez, el narcotraficante el ‘Tuso’ Sierra y alias el ‘Alemán’, quienes salpicaron a varios dirigentes políticos quien habrían pactado estos acuerdos a cambio de legislar a favor de este grupo armado ilegal.

El caso de Ramos

Semana.com conoció apartes de la medida de aseguramiento contra Luis Alfredo Ramos quien hoy se encuentra tras las rejas por el mismo tema por el que este miércoles capturan a Arboleda. La Corte de, entrada, hizo una fuerte calificación para Ramos: “es un peligro para la sociedad”.

La Corte consignó en su decisión la reunión que en enero del 2005 sostuvo el entonces congresista con varios jefes paramilitares. Hasta ahora, Ramos sostenía que esa reunión se hizo a instancias del Gobierno para tratar temas de paz y de desmovilización.

La Corte creyó otra cosa y señaló en su decisión contra Ramos un hecho que para los magistrados simboliza el nivel de relación al que llegó Ramos con los paramilitares: “Luis Alfredo Ramos en enero del 2005 tomó whisky con Iván Roberto Duque Gaviria, alias ‘Ernesto Báez', en un finca de Bello, Antioquia”.

Según el alto tribunal, fue una reunión “placentera” y allí Ramos se comprometió a impulsar la Ley de Justicia y Paz.

En otros de los apartes de la decisión se precisa que el excongresita Carlos Alonso Lucio, quien sirvió de puente entre los paramilitares y el gobierno del expresidente Álvaro Uribe para su desmovilización, estuvo en una primera reunión en la que se planteó la necesidad de que Ramos hablara con los integrantes de las autodefensas.

De manera textual precisa la medida de aseguramiento: “alias el ‘Tuso’ señala, con detalle, que fue en la sede asignada a Ivan Roberto Duque en Santafé de Ralito, donde presenció una reunión en la que departían licor este, Rodrigo Pérez alias ‘Julián Bolívar’ y Carlos Alonso Lucio, y que planeaban la necesidad de hablar con el procesado sobre acompañamiento al proyecto de ley de justicia”.

En la medida la Corte fue muy dura en sus señalamientos contra el excongresista, quien todavía no ha sido juzgado ni vencido en juicio. El alto tribunal dijo que era inaceptable que senadores como Ramos se inclinaran a intereses mezquinos, que no beneficiaban a sus electores.

Ramos ha dicho que eso es falso y que jamás conoció ni ha visto al ‘Tuso’ Sierra. Aun así, la Corte le dio más credibilidad a la versión del paramilitar. Con estos elementos el excongresista se tendrá que batir a fondo en un eventual juicio para desmontar las versiones en su contra.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×