Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/31/1990 12:00:00 AM

OTRO PERIODISTA DESAPARECIDO

Misterio en torno a la desaparición de Alejandro Jaramillo, el periodista que envio un casete con una conversación de Guido Parra con Pablo Escobar.

OTRO PERIODISTA DESAPARECIDO OTRO PERIODISTA DESAPARECIDO
GUIDO PARRA: Quiubo, pues, amigo... ¿Qué has hecho hermano? Bueno... estuvimos allá... Voy a procurar ser lo más fiel en toda la charla y por eso me disculpas que lo haga despacio. Bueno...nos fuimos. De aquí del aeropuerto llamó (Joaquín Vallejo) directamente para informar que estaría llegando allá, a Palacio, a las dos y media. Llegamos a las dos y media al aeropuerto, yo le contraté un carro. El se fue porque le dijeron que fuera originalmente solo... Ellos saben que iba conmingo. Llegó allá faltando diez para las tres. Inmediatamente lo recibió el segundo (Germán Montoya). Entonces le dijo (Vallejo a Montoya): Vengo realmente preocupado por lo que se está dando en el país. Realmente me parece que tú, tu jefe, los hijos tuyos y los del señor (Virgilio Barco), pues están en la mira. Los señores directores de informaciones, ¿no?... Entonces él (Montoya) le dijo: ¿Y nosotros por qué? El (Vallejo) le dijo: Es que la situación es de guerra. El (Montoya) dijo: No, realmente, hombre, yo no te puedo resolver ahora, pues tendría que consultarlo. Entonces Se dijo (Vallejo): Tú sabes, además, que ellos (Los Extraditables) me han pedido autorización para publicar el documento sobre el acuerdo de paz que venimos trabajando desde septiembre pasado y yo no autoricé esa cosa... Bueno (dijo Montoya) cuénteme una cosa: ¿Ellos estarían dispuestos también a convencer al señor de arriba ?
PABLO ESCOBAR: ¿A quién ?

G. P.: Pues a Bush... Le dijo (Valleja a Montoya): Ellos están dispuestos a pagar los abogados que sean necesarios y el más importante, para convencerlos. Pero tiene que ser a través de ustedes, porque ustedes son los que están viviendo esta situación. Lo que nosotros pretendemos en función de la paz que reclama el país, es que volvamos a retomar el hilo sobre el acuerdo que habíamos empezado a conversar desde el mes de septiembre. Te advierto, además, que el documento contiene estas tres propuestas: que se acabe el negocio, que se acabe la guerra, que se ayude a combatir a los que quedan dentro del negocio. Y si ustedes quieren, se ayuda a combatir a los frentes aquellos que causan tanto daño. ¿Si me entiendes? ...Entonces él (Montoya) le dijo: Hombre, realmente yo no puedo responderte ahora. Llámame entre cinco y cinco y media...Entonces, como ya había tomado una pieza en el hotel Tequendama, lo esperé allí inmediatamente terminó la charla. Entonces este vino, a las cinco en punto a llamar, y él (Montoya) estaba esperando la llamada. El (Vallejo) le dijo estas palabras: Hombre, lo que se quiere proponer es una tregua de parte y parte. Entonces él (Montoya) le dijo que hasta el martes a las dos de la tarde. En principio, que habra luz verde para la renegociación... Entonces el doctor (Vallejo) le repitió delante de mí: Eso quiere decir que las acciones de ustedes también se paran en ese momento y las de ellos también...Entonces él (Montoya) dijo: Hombre, las nuestras es difícil en este momento, porque ya las ordenes las impartimos. Sin embargo, llámame el martes a las dos en punto de la tarde... Entonces él (Vallejo) le dijo: No, yo te llamo, porque tu vives ocupado y estas cosas son de mucha trascendencia y de mucha importancia para la paz del país, y el doctor Parra y yo estamos tratando, al estar aquí de intermediarios, precisamente buscanda que la paz vuelva a quedar en el país y evitar muchas muertes. El tipo (Montoya), inclusive, en un momento llegó a decirle en la primera charla (a Vallejo) cuando estaban en forma personal, que si ellos no se han dado cuenta de que podemos pulverizarlos. Entonces él (Vallejo) le dijo: Hombre, ustedes sí pueden pulverizarlos, pero mientras los pulverizan cuántas muertes se suceden de gentes inocentes, de gentes importantes en el país. ¿Y ese cargo de conciencia no los afectará mucho a ustedes? Así... así... de frente... ¡con una lucidez infinita !
P. E.: (Ruidos)... hay que decirle a ese señor que eso de pulverizarnos es muy diftcil, porque estamos atrincherados en el monte y tenemos todo el poder económico... Que quitándonos esas fincas y los edificios antes nos dan más inyección de dinero, porque eso lo que nos representa son gastos... Que a nosotros lo que es, perdónarne la expresión, lo que es la cocaína y los dólares no nos los pueden quitar, porque se mantienen en caleta. Que el negocio no lo pueden acabar. Y que mientras ellos no acaben con el negocio, jamás nos podrán acabar económicamente. Que nosotros desde el monte es mucho lo que podermos hacer, ¿entendés? Entonces que se les quite la idea de la cabeza de ahogarnos. Hemos resistido en paz desde el problema de Belisario, cuando no estabámos preparados...y ahora sí estamos preparados y estamos atrincherados. Que no piensen que nos van a acabar, que nos van a coger.

G. P.: Sí, sí, él (Vallejo) les dijo exactamente eso... que es que ustedes saben la situación que se está viviendo, pero ustedes no conocen realmente la capacidad y la agresión, ¿no?, la agresividad de esos señores. Y por esto venimos el doctor Parra y yo en función de paz. Porque el país no se puede dejar perder en las manos de ustedes.
PE.: (Ruidos).

G.P.:Ya, ya estamos redactando la demanda de inconstitucionalidad, yo ya hablé con algunos amigos... Realmente nosotros venimos muy satisfechos porque el hombre (Montoya) sí habló de luz verde...
PE.: Otra cosa en que hay que insistirle al hombre....(ruidos)... lo de la moral, que consideran que puede darle mala imagen al Presidente, a Colombia, pero es que es más importante la paz del país, la democracia del país, que la imagen internacional.

G.P.: Perdóname, ¿tú te acuerdas del planteamiento que yo te había hecho desde el punto de vista jurídico de la aplicación del indulto? Hay una teoría novísisma de un sociólogo norteamericano, que yo la tengo ya en mi oficina, que dice que los delitos de esas actividades y los conexos tienen las características del delito político. Y se le planteó de igual manera que el Gobierno, haciendo uso de las facultades de que goza actualmente de entrar en la calificación del delito político... ¿no? para hacerlos beneficiarios del indulto a efectos de que el acuerdo de paz sea pleno y completo... Hasta allá se llegó, ¿me entendés? Porque es que realmente la conversación fue muy clara, muy franca, con una lucidez infinita del doctor. . .En todo caso, el martes a las dos de la tarde él dijo que llamaba, pero el doctor dijo que es mejor llamarlo directamente. Yo quedé de estar allá, en la llamada, e inmediatamente me comunicaré con usted
P.E.: (Ruidos) insistir... que la imagen internacional es menos importante que la paz del país...

G.P.: Claro, claro... En realidad eso fue lo único negativo que yo observé después de analizar toda la charla... ¿Será que ellos no fueron capaces ? . .. Claro, claro, debió ser que él no los dejó. ¿Ah? Y entonces ahora dicen que si de aquí de esta parte le hacen toda la fuerza. Y le dije: Hacen la fuerza y se ponen todos los abogados que sean. Yo hablé de Kissinger, ¿no?, para ponerlo al frente de esa misión. Y que se costeaban los gastos de Kissinger, pero que el Gobierno tendría que hacerde intermediario en ese acuerdo, porque realmente se está defendiendo la paz del país. ..Yo le hablé realmente porque el decreto que firmaron no es obligatorio, es decir, es discrecional hacerlo o no hacerlo. ¿Me entiendes? No es lo mismo que el Tratado que era obligatorio, ¿ah?... En el Tratado, que no está vigente, es obligatoria (la extradición). ¿Ah?... Entonces ellos tienen a su disposición la discrecionalidad para efectos de negociar y de disponer o no disponer una cosa de esas. ¿Ah?... Un momentico yo anoto... acuerdo por debajo... Sí.. . Esto es un manejo...
P.E.: . ..presiones de Maza Márquez a los juzgados.

G.P.: Estaba en el momento de llegar él (Vallejo).
P.E.: ¿Ah, sí?

G.P.: Sí... salía ahí de la oficina de él (de Montoya).
P.E.: Ahí tiene el ejemplo de la famosa masacre de Urabá. Eso fue un montaje de Maza Márquez..Lo que pasa es que él va y le dice a Virgilio, para que Virgilio diga que es un buen investigador. Porque en todos los casos encuentra un culpable. No hay ni un solo caso que se quede sin culpable. .. Y aclará esto: con la expropiación no nos van a acabar, porque la única forma sería que nos acabaran económicamente y tenemos mucho afuera, tenemos barras de oro por ahí enterradas, y tenemos el negocio en la mano...Que la plata en el exterior no nos la quitan, que mientras no nos quiten el negocio, el negocio sigue produciendo. Y mientras tanto, estarnos encerrados en el monte y desde el monte tratando de hacer daño a el los que son el Gobierno, que son los asesores del Gobierno, que son los que están fabricando todas estas cosas contra nosotros.

G.P.: Pero yo creo en este momento que lareal situación es de.. . cómo te digo yo. .. de apertura hacia un nuevo diálogo.Realmente yo creo en eso y estoy actuando de muy buena fe, porque entiendo que la posición de ellos está pues...por lo menos hasta el martes, nos dijo (Montoya): Hombre, una tregua. Déjenme hasta el martes. Esta es una decisión que no podemos tomar a la carrera, pero les cuento que hay luz verde.... Entonces (dice Parra) hay que mantener la idea de expectativa y de espera, pero siempre cuidándose.
PE.: (Ruidos)

G.P.: Sí, eso inclusive delante de mí, porque fue al lado del teléfono. (Se refiere a la conversación de Vallejo con Montoya). Eso quiere decir que ustedes suspenden las acciones de captura y todas esas vainas.... Pero hombre, dijo (Montoya a Vallejo), es que esas órdenes nos quedamuy difícil recogerlas de hoy para mañana. Déjeme hasta el martes a las dos.
PE.:¿Por qué no nos podemos nosotros acoger al plan de paz que tienen ellos igual al de los guerrilleros? ... a todos los grupos que estaban por fuera de la ley...

G.P.: Claro, claro... por fuera de la ley. Y que lo tenemos subrayado. Yo te lo mandé subrayado en las fotocopias. Porque eso entendimos cuando él habló el primero de septiembre, en ese discurso entendimos que era que estaba acogiendo lo nuestro.
PE.:Pero es que después fue por allá a Washngton...

GP.: No, no, él no fue, seguramente llamó y no le dieron permiso.
PE.: Sí, seguro le pegaron una patada por allá....

G.P.: Sí, sí... pero yo creo que en este momento, mi querido amigo, hay pues práctica voluntad de volver a retomar el diálogo... Entonces yo creo que hasta el martes a las dos de la tarde... si nos dan una razón yo te estoy llamando.
PE.:Estoy muy agradecido, hermano.

La última vez que lo vieron fue a mediados de la semana pasada. Alejandro Jaramillo, presidente nacional de la Asociación Colombiana de Periodistas no era muy conocido en el país, pero su nombre se había convertido en la comidilla de la semana en algunos círculos, como consecuencia de una carta que había enviado el pasado 11 de noviembre. Estaba dirigida a Los Notables y con copia al Presidente, los Ministros de Justicia y de Defensa, al Procurador, y a los directores de la Policía Nacional, el DAS y America's Watch. Los medios de comunicación también la recibieron. La misiva iba acompañada por un casete con una conversación grabada entre Guido Parra y Pablo Escobar, en la que el abogado le relata al jefe del cartel de Medellín el desarrollo de las conversaciones entre Joaquín Vallejo y el entonces secretario General de la Presidencia, Germán Montoya, sobre una posible salida negociada al problema del narcoterrorismo. El contenido de la conversación se conocía desde los puntos de vista de Vallejo y Montoya, pero no así de Parra que ha sido el principal intermediario entre las dos partes en ese proceso.
Como la desaparición de Jaramillo coincidió con la llegada del casete, se ha especulado si pudiera haber sido otro periodista más victima del secuestro o inclusive de una suerte más dramática. Sin embargo, hay elementos que hacen pensaren algo diferente. Por una parte, Los Extraditables han decretado una tregua unilateral hasta las elecciones de la Constituyente y en el pasado han respetado las treguas decretadas. Por otro lado, se sabe que Jaramillo recogió sus pertenencias de la oficina, lo cual deja la impresión de que pudo haber deeidido irse del país en forma voluntaria.

SEMANA consultó a Guido Parra sobre la validez de la cinta en cuestión. Este señaló que podía tratarse de una o varias conversaciones suyas, ensambladas con el propósito de enturbiar el proceso que se adelanta actualmente para la entrega de Los Extraditables. Destacó que los aspectos jurídicos que se discutián en ese momento no son necesariamete los mismos que se discuten hoy, pues se trata de dos coyunturas diferentes. Por considerar de interés para los lectores, SEMANA reproduce algunos apartes de la mencionada grabación.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com