Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/6/2017 8:24:00 PM

La primera noche de Otto Bula en La Picota

El ex senador quedó sometido a un régimen carcelario más duro que el que tenía, pero más blando que el resto de la prisión. Una tutela que él mismo interpuso fue la que ordenó su traslado desde Cespo al pabellón de parapolíticos.

Las diferencias entre la reclusión en el Ere sur de La Picota y el Club de Oficiales de la Policía no son sustanciales. Acceso a computador, a Internet, a televisión satélital, duchas eléctricas y visitas dos días por semana (los abogados pueden ingresar en cualquier momento). Sin embargo, aunque sea en una habitación con baño propio y con un régimen carcelario más blando que el del resto del penal, el exsenador Otto Nicolás Bula pisó este martes por primera vez una cárcel.

Puede leer: Otto Bula iba por tutela y terminaron mandándolo del Club de Oficiales a la cárcel

Otto Bula entrará a responder en los próximos días por una tercera imputación de cargos de la Fiscalía. Mientra tanto, en prisión podrá acceder a un gimnasio que cuenta con una dotación de modernas máquinas para trotar y escalar, así como también tendrá a su disposición un salón de juegos donde hay mesas de ping pong y billar pool; en algunos casos, por cuestiones de seguridad, se autoriza que un chef ingrese prepare los alimentos para el consumo de cada recluso.

Aunque el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, intentó por todos los medios llevar a Bula a prisión, ningún método terminó siendo tan efectivo como una tutela puesta por el mismo Bula. El Tribunal Superior de Bogotá le concedió la protección de sus derechos y ordenó acabar con su sitió de reclusión VIP en Cespo, incluso, atendiendo a sus reiteradas solicitudes por riesgos de seguridad.

Sin embargo, la tutela de Bula fue más contundente porque por orden de los magistrados se impartió la directriz de acabar con traslados a clubes de oficiales y guarniciones militares en reemplazo de cárceles. En adelante, los reclusos sólo podrán ser enviados a donde lo determine un juez de la república. 

El pabellón Ere sur de La Picota comenzó a funcionar en el 2005 y fue bautizado como el de los ‘parapolíticos’ a raíz de la captura de senadores y representantes investigados por alianzas con las Autodefensas. Dentro de este pabellón se ubica la famosa “granja de los parapolíticos” en donde los condenados allí recluidos puede redimir pena a cambio de trabajar durante el día cultivando hortalizas o criando gallinas y conejos. Dos días de trabajo representa uno de descuento de pena. 

Le recomendamos: Así fue la caída del fiscal Aldana

La vecindad ya no es la de antes, muchos ‘parapolíticos‘ ya han quedado en libertad. De los de vieja data aún quedan el exsenador Álvaro ‘el Gordo‘ García, así como el exdirector del DAS Jorge Noguera. En el vecindario Bula también se tropezará con el exfiscal Camilo Bula y el exdirector de la Dirección Nacional de Estupefacientes Ómar Figueroa.

Puede leer: Caso Odebrecht: Otto Bula fue enviado a la cárcel La Picota

Aunque para el resto de la cárcel, el conteo de reos es a las 5:00 am y a las 4:00 pm, Bula por estar en este pabellón contará con un régimen más flexible. Seguramente sentirá cambios en relación con Cespo, sobre todo restricciones de movilidad porque tiene menor espacio libre, sin embargo, Bula acaba de caer al pabellón en donde, como lo dicen los propios internos de La Picota, "todo es silencio: guardia y presos".    

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?