Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2015/08/07 17:19

Seguridad democrática: la apuesta de Pacho Santos en Bogotá

El aspirante a la Alcaldía dice que va a implantar la red de cooperantes, ofrecer recompensas y aumentar pie de fuerza.

Francisco Santos y Álvaro Uribe en la iglesía del Voto Nacional. Foto: SEMANA

El lugar es representativo de la otra Bogotá, un sitio que es hogar de habitantes de calle, en donde la venta de estupefacientes se hace sin ninguna restricción y en el que el crimen organizado tiene uno de los mayores centros de operación, el Bronx. Desde allí, el candidato del Centro Democrático, Francisco Santos, lanzó su propuesta de seguridad que es una copia de la política de seguridad democrática que aplicó el gobierno de Álvaro Uribe.

Al mejor estilo de expresidente Uribe, cuando visitaba zonas complejas y con altas dificultades de orden público, Francisco Santos hizo lo propio y escogió el lugar emblemático de la inseguridad en Bogotá, el parque de Los Mártires para lanzar su programa y su lema: “Cambio con seguridad”.  

Pacho Santos, que durante la campaña no ha dejado de recordar los ocho años del gobierno del exmandatario, llegó a la iglesia del Voto Nacional, frente al parque de Los Mártires, acompañado de quien considera su mentor, quien reconoció que el candidato tenía “la voluntad política para convertir el programa en realidad”.  

Para que no quedara duda de que el candidato del uribismo en Bogotá va a implementar la seguridad democrática, este dejó claro que tomará el ejemplo de su antiguo jefe.

“Así como el presidente Álvaro Uribe fue el primer soldado de la patria, yo seré el primer policía de Bogotá”, dijo el candidato del Centro Democrático.

Fotocopia

Son varias las propuestas calcadas de la administración Uribe. La primera, un relanzamiento adaptado de la red de cooperantes, que fue eje de la política de seguridad democrática en el gobierno del actual senador.

Pacho anunció que en los barrios de las 20 localidades de Bogotá se van a buscar líderes en comunidades para que entreguen información que ayuden a combatir la delincuencia. “La Policía necesita de la ayuda de ciudadanos”, resaltó el aspirante.

Otra de las similitudes es el aumento del pie de fuerza de la Policía en Bogotá. En los ocho años de su gobierno, Uribe incrementó el pie de fuerza que pasó 295.000 en 2002 a 429.000 hombres para mayo del 2010.

El candidato del uribismo hará lo propio y anunció que va a ampliar el pie de fuerza de la Policía Metropolitana en 10.000 agentes que serían financiados por el Distrito y relanzó su polémica iniciativa de contratar exmilitares para que hagan parte de la policía cívica.

La idea del aspirante al Palacio Liévano es que mientras los 10.000 agentes entran a reforzar el pie de fuerza, el Distrito y la Policía reentrenarían 6.000 militares y expolicías para que uniformados ayuden en la protección de parques, colegios y Transmilenio. Para algunos, eso recuerda las Convivir que fueron una estrategia de lucha contra la delincuencia cuando Uribe fue gobernador de Antioquia.  

Una de las tareas, será la de crear la Secretaria de Seguridad, una vieja propuesta que no se ha podido hacer realidad, a pesar de que las encuestas señalan que los bogotanos se sienten inseguros. A eso se suma el anuncio de que se invertirán recursos anuales por un billón de pesos para reforzar la seguridad. El Ministerio de Defensa fue uno de los más fortalecidos en la era Uribe.

A partir de ahora, Pacho y Uribe saldrán a recorrer los barrios para recoger los votos y dejar claro que la seguridad democrática, que en un principio fue diseñada para rescatar zonas rurales en manos de las guerrillas, ahora busca un lugar en Bogotá.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.