Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/14/2015 9:25:00 PM

La valla que puede complicar a ‘Pacho’ Santos

El Consejo Electoral investiga una posible falta a la ley electoral por presunta publicidad ilegal.

Días después de las elecciones presidenciales, el ex vicepresidente Francisco ‘Pacho’ Santos levantó una valla publicitaria en una de las avenidas más transitadas en el norte de Bogotá. Aparecía junto al expresidente Álvaro Uribe y el excandidato presidencial del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, y allí se leía: “Gracias, seguiremos trabajando por Bogotá”.

Esta publicidad, según Pacho Santos, no tenía ninguna intención electoral, sino simplemente -como dijo en su momento- “agradecer a los bogotanos por el más de millón de votos” que el Centro Democrático alcanzó en el 2014 en las presidenciales y en las elecciones de Congreso, donde fueron el partido más votado en la capital.

Sin embargo, mientras la valla seguía visible, los hechos políticos se movieron con su característica dinámica. Pacho aparecía en los medios ventilando su interés de aspirar a la Alcaldía de Bogotá (antes se había trepado al carro de la revocatoria de Gustavo Petro), y el jefe del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, lo señaló como el candidato del uribismo para las elecciones del próximo mes de octubre.

La valla de Pacho Santos fue una de las que aparecieron relacionadas en el artículo ‘Las campañas antes de la campaña’, publicado por la Silla Vacía, en el que se hacía una relación de la presunta violación a la ley que regula la propaganda electoral por parte de algunos dirigentes con aspiraciones electorales. Y por eso, de oficio, el Consejo Nacional Electoral decidió iniciar una indagación preliminar en contra Pacho Santos y el Centro Democrático por presunta publicidad política ilegal.

Semana.com conoció el documento en el que, por reparto, este tema le correspondió al magistrado Alexánder Vega (Partido de La U), quien consideró que la mencionada valla se inscribe “presuntamente dentro de la denominada propaganda de expectativa electoral, la cual se entiende como aquella promoción de nombres, símbolos, mensajes o emblemas que no han sido registrados ante el organismo electoral”, según dice el documento.

La propaganda de expectativa electoral está regulada en la Ley 1475 de 2011, la cual señaló que la publicidad política en medios de comunicación y espacio público “únicamente se podrá realizar dentro de los sesenta días anteriores a la fecha de la respectiva elección” y la que se use empleando el espacio público, “se podrá realizar dentro de los tres meses anteriores a la fecha de la respectiva votación”.

De establecer el CNE que la valla de Pacho Santos constituye propaganda política de expectativa electoral, el ex vicepresidente habría violado la ley, pues la puso casi un año antes de la elección.

Según la resolución del magistrado Rocha, esta publicidad “afecta las garantías de los procesos electorales, en virtud del posicionamiento anticipado del nombre de un eventual y futuro candidato dentro de unas elecciones, respecto de las demás personas que dentro de las fechas correspondientes sean inscritas por los partidos, movimientos y grupos significativos de ciudadanos, de conformidad con lo establecido en el calendario electoral.

Además, las frases o dibujos que acompañen el nombre o el apellido de los ciudadanos dentro de la publicidad se puede constituir en el futuro eslogan o mensaje de campaña, lo que permitiría una fácil recordación y estimulación al elector, y generar inequidades entre los partidos políticos y los candidatos.

Para establecer si hubo violación a las normas sobre propaganda electoral, el CNE no sólo citó a versión libre a Francisco Santos y a Óscar Iván Zuluaga, como director del Centro Democrático, sino también a los alcaldes de las localidades de Bogotá para determinar si ha habido manifestaciones políticas de Santos en los barrios, o propaganda política.

También a la empresa Urbana Media, que fue la que contrató la valla, y le pide al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, proceder al retiro de toda clase propaganda política de expectativa electoral.

De ser responsables, la ley sanciona con multas de hasta 100 millones de pesos a los partidos políticos por violar las normas. Por eso, la valla con la que Francisco Santos quería agradecer a los bogotanos por la votación del Centro Democrático le podría salir costosa.

“La corporación le está caminando a muchos políticos en diferentes regiones por este tipo de prácticas. Muchos han bajado las vallas porque saben que están violando la ley. Otros aún continúan con la irregularidad, lo cual los expone a las sanciones”, le dijo a Semana.com una fuente del alto tribunal.

Pacho Santos, al conocer la decisión del CNE, le dijo a Semana.com que esa polémica valla no es propaganda política ni se puede considerar de expectativa electoral. Insiste en que sólo es un mensaje de agradecimiento hacia los electores del Centro Democrático.

“Esa valla está desde julio del año pasado. A mí desde chiquito me enseñaron que cuando la gente es querida y lo apoya mucho, uno tiene que dar las gracias. Lo que se hizo fue sólo eso, dar las gracias por apoyar al expresidente Álvaro Uribe en las elecciones de Senado, y Óscar Iván en las de Presidencia”.

En las huestes uribistas la decisión del CNE no cayó muy bien y se preguntan si el organismo electoral hará lo mismo contra otro de los precandidatos a la Alcaldía de Bogotá, caso del liberal Rafael Pardo, quien tiene un espacio televisivo cuyo contenido es sobre políticas públicas de la capital.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.