Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2016/03/09 21:46

Palacio de Justicia: Familiares de desaparecidos se niegan a recibir sus restos

Los parientes de Cristina Guarín y Luz Mary Portela dicen que no recibirán los despojos fúnebres hasta que les digan cómo murieron.

Cristina Guarín (Izq) Luz Mary Portela (Der). Foto: Archivo particular

El hallazgo de los restos de tres personas que figuraban como desaparecidas del holocausto del Palacio de Justicia fue una de las noticias más notables del último trimestre del 2015. A casi seis meses del anuncio, la entrega de los restos de esas personas a sus seres queridos no se ha materializado y parece estar más embolatada que nunca.

Los familiares de Cristina Guarín y Luz Mary Portela dicen que no recibirán los restos fúnebres de sus seres queridos mientras no se les revelen las circunstancias en que murieron. Aseguran no estar de acuerdo con la intención de la Fiscalía de entregarlos el próximo 16 de marzo, cuando existe semejante incertidumbre e impunidad frente al caso.

El 20 de octubre del 2015 Semana.com le reveló al país el hallazgo de los restos de los cuerpos de tres personas que figuraban como desaparecidas en el holocasuto del Palacio de Justicia. Ese día, el Instituto Nacional de Medicina Legal les notificó a los familiares de Lucy Amparo Oviedo, Luz Mary Portela y Cristina Guarín sobre la identificación de sus allegados.

Aparte del triunfo personal que pudieron vivir quienes batallaron por tres décadas para dar con el patadero de los suyos, lo cierto es que la escena siguió dejando muchas preguntas sin responder. La más urgente, relacionada con la causa de la muerte de estas tres personas.

Mientras la Fiscalía anunciaba la apertura de otros frentes de investigación prometiendo esclarecer lo sucedido, los familiares seguían esperando aquello de lo que habían carecido en los últimos 30 años: sus seres queridos y la verdad sobre la manera como murieron.

El ente investigador les notificó esta semana a los alleagados de los desaparecidos que les haría entrega oficial de los restos de estas personas. Pensaba hacerlo a través de una ceremonia que se llevaría a cabo en la Funeraria Los Olivos la próxima semana.

Pero las familias aseguran no estar dispuestas a aceptar que mientras se despiden de sus seres queridos, como lo soñaron las tres últimas décadas, lo hagan sin saber la verdad. Además, creen que la obligación del Estado colombiano no terminaba con el hallazgo y la entrega de los cuerpos. La condena de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) lo obligaba también a escalerecer las circunstancias de su fallecimiento.

En el caso de la entrega de Cristina del Pilar Guarín, la negativa hacia la entrega de sus restos tiene un motivo adicional. Su hermano René Guarín ha dicho que no quiere que sea enterrada en un Estado que la victimizó y que podría agudizar la afrenta contra su memoria, dado el rechazo que han mostrado algunos sectores contra su familia.

Los familiares se preguntan por qué escoger esta fecha para adelantar una ceremonia que consideran histórica cuando está próxima la terminación del período del actual fiscal General, Eduardo Montealegre. Dicen que no quieren acusar a nadie ni casar peleas, pero sí exigen más compromiso a la hora de esclarecer esa verdad tan esquiva.

Y a propósito de esa verdad, se cuestionan si cuando el exdirector de Medicina Legal Máximo Duque le dijo a la CIDH que el incendio del Palacio no debió dejar rastro de ninguno de los desaparecidos no hizo más que confirmar su hipótesis sobre lo sucedido: que sus seres queridos fueron sacados del edificio para ser asesinados y desaparecidos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.