Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/10/13 22:59

"Que Santos se ponga la camiseta del No": Paloma Valencia

La senadora asegura que tras el plebiscito, el Gobierno no debe llegar a acuerdos con el Centro Democrático sino llevar las posturas del No y negociarlas con las FARC en La Habana.

Paloma Valencia, senadora del Centro Democrático. Foto: León Darío Peláez / SEMANA

Paloma Valencia, senadora del Centro Democrático, dice que al resultado del plebiscito se le está dando una lectura equivocada. Sumando el 63 % de la abstención, se debe entender que el 83 % de los colombianos rechazaron los acuerdos de La Habana, y sólo el 13% los aprobó. Por eso, dice que el presidente Juan Manuel Santos no tiene obligación distinta a ponerse la camiseta del No, y a representar las posiciones de este sector en una eventual renegociación de los acuerdos con las FARC.

Semana.com: ¿Cuál es su lectura de los resultados del plebiscito?

Paloma Valencia: En todos los mecanismos de participación ciudadana la abstención es una alternativa. El Gobierno trató de bajarla cuando redujo el umbral, que era del 50 %, al 13 %. Pero eso no significa que la abstención no dejara de ser un tema con el que muchos ciudadanos podían expresar que no se sentían conformes con los acuerdos. Pongo el ejemplo de Mauricio Vargas, que decía que muchos no iban a votar ni por el Sí, ni por el No. La abstención tiene un porcentaje muy significativo que muestra que la gente no estaba entusiasmada, y que haya llegado al umbral al 13 % y que sólo tengan el 17 % por el Sí, muestra que en el país no hay tal entusiasmo que pregonan el Gobierno y sus seguidores. La realidad es que el Gobierno, después de las FARC, miles de millones de pesos de hacer propaganda falsa de decir que Sí a la paz, de utilizar a alcaldes y a gobernadores para ganar elecciones, y repartir casas y mercados en nombre de la paz, obtuvo solamente el 17 %. Esa es una cifra infinitamente baja comparada con el porcentaje de los colombianos que pudieron haberse manifestado si es que existía ese entusiasmo por la paz.

Le sugerimos: Santos prorroga el cese del fuego bilateral hasta el 31 de diciembre

Semana.com: A partir de esa interpretación de los resultados, ¿cree usted que es innecesario el proceso de Diálogo Nacional abierto por el presidente de la República?

P. V.: Es innecesario porque no ganó. Lo que corresponde es que el presidente salga a asumir que el No ganó y que debe salir a representar la postura del No. Si el presidente fuera un demócrata comprometido, tendría que aceptar primero la decisión y los contenidos de la decisión del pueblo. Ellos no tienen por qué venir a negociar qué le aceptan al No. Tienen que asumir los contenidos del No como propios. Yo se lo dije al presidente en la reunión, tiene que ponerse la camiseta del No y salir a negociar con las FARC en nombre de todos los ciudadanos que votamos por el No. Porque los del Sí quieren un acuerdo, van a aceptar un acuerdo con condiciones más duras, pero la mayoría de los colombianos ya se expresó y los ministros tienen el deber de ponerse la camiseta del No y salir a defender las posturas del No.

Semana.com: ¿Cuál es su lectura de las marchas multitudinarias en Bogotá y en todo el país que reclaman la implementación del acuerdo?

P. V.: Esos son mecanismos de presión de quienes no quieren acatar el resultado democrático y consideran que de todas maneras hay que dejar vigentes los acuerdos que fueron derrotados en las urnas. Nosotros hemos dicho, queremos un acuerdo pero se debe circunscribir a unos principios básicos que respeten la Democracia, la Constitución, las instituciones. Lo que tiene que hacer el presidente es llevar los contenidos del No a la Mesa de La Habana y lograr un acuerdo mejor. Y si el presidente no se siente en capacidad de hacerlo, pues tiene que dar un paso al costado y darle espacio a alguien más para que lo haga.

Consulte: Marcha por la paz: indígenas se funden con universitarios, campesinos y víctimas

Semana.com: ¿Cree que el Gobierno quiere hacerle conejo al plebiscito?

P.V.: Me preocupa mucho que la voluntad del presidente vaya a terminar siendo la de desconocer los resultados electorales, porque manipularon las normas electorales, ellos fueron los que le propusieron al país este plebiscito, utilizaron todo el presupuesto nacional. A nosotros nos obligaron a participar para poder ser oídos, ganamos las elecciones y nos ganamos el derecho a que los del Gobierno oigan a los del No. Y no puede ser ahora cuando simplemente quieran utilizar otro tipo de subterfugios y de trampas para desconocer la democracia, porque el pueblo colombiano ya habló y el resultado fue claro y contundente.

Puede leer: Profesores universitarios y colombianos en el exterior piden un "acuerdo ya"

Semana.com: Señalan al Centro Democrático dilatar el Diálogo Nacional. ¿Qué les dice a los ministros que mandaron ese mensaje?

P.V.: Eso es absolutamente falso. Lo que pasa es que ellos no pueden pretender que para entregarle el país a las FARC se tomaron seis años, y que para arreglar asuntos de fondo, que definen si nosotros vamos a respetar las instituciones o vamos a dejar que vengan jueces extranjeros; si vamos a permitir que el Congreso sea un notario para que vengan Cuba, Noruega, Venezuela, a decirnos qué es lo que podemos legislar o si vamos a respetar las instituciones.

Esos son temas de fondo. Ellos no pueden pretender que salga en tres días. No hay nada más que muestre la seriedad con la que está actuando el Centro Democrático que son sus precandidatos, las personas que más tienen que perder, las que están encabezando esta negociación. La seriedad del Centro Democrático es que está arriesgando las personas que quisiera representarlo en el 2018, y por lo tanto nuestra negociación es absolutamente seria, como ha sido seria nuestra discusión en todos los asuntos de los acuerdos, y precisamente por esa seriedad fue que se logró ganar en un plebiscito tan amañado.

Semana.com: La principal propuesta del uribismo es quitar el capítulo de justicia transicional acordado en La Habana. ¿En realidad creen que el Gobierno y las FARC lo acepten?

P.V.: El Gobierno tiene que aceptarlo porque es que el Gobierno se sometió al proceso plebiscitario y el pueblo colombiano ya decidió. El pueblo colombiano rechazó los acuerdos, entonces no pueden seguir pretendiendo que unos acuerdos que ellos sometieron a refrendación, y que fueron rechazados, digan que siguen vivos. El Gobierno tiene que entender que perdió el plebiscito, y por lo tanto la voz de los colombianos es la voz del No, así se manifestaron en las urnas, y el Gobierno tiene que defender las posturas del No así no las comparta.

Consulte: Eliminar la jurisdicción de paz acordada en La Habana, principal propuesta de Uribe

Semana.com ¿Cree que pueda haber un nuevo plebiscito?

P.V. : Eso sería hacerle trampa a la democracia. La realidad es que le plebiscito se sometió a los colombianos, los colombianos votaron No, y el deber del Gobierno es salir a negociar los puntos del No. Y tiene que hacerlo porque esa es su obligación.

Le puede interesar: Plebiscito: el escrutinio más largo de la historia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.