Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2015/10/10 11:57

Imputarán cargos al ex presidente Ricardo Martinelli por interceptaciones telefónicas

Se trata del ex mandatario que habría protegido en Panamá a la ex directora del DAS María del Pilar Hurtado.

Las investigaciones que acosan al expresidente Martinelli. Foto: AFP

Durante  más de cuatro años la ex directora del DAS María del Pilar hurtado, se refugió en Panamá a donde huyó de un complejo proceso judicial por las denominadas ‘chuzadas’.

En el país vecino, según dicen allí, fue protegida por el entonces presidente Ricardo Martinelli, de quien se dijo era muy allegado al ex presidente Álvaro Uribe.

María del Pilar no soportó la presión judicial  iniciada por abogados panañemeños lo que terminó con su expulsión este año. Regresó a Colombia donde fue condenada a 14 años de prisión.

Pero ahora Martinelli se ve enfrentado a hechos similares en su país. Un fiscal le imputará cargos por lo que allá se ha llamado 'pinchazos telefónicos'. Se trata de la presunta comisión de los  delitos contra la inviolabilidad del secreto, el derecho a la intimidad y contra la administración pública.

La decisión, según lo registra La Prensa de Panamá, fue presentada un día después de declarada cerrada la investigación que comenzó el 13 de agosto. Entre las personas a las que se le habría violado su intimidad se encuentran 150 personas, entre empresarios, periodistas, dirigentes de la sociedad civil y políticos opositores al gobierno.

Con esta solicitud también se pidió a la Policía Internacional Interpol para que emita una alerta azul para ubicar al exmandatario.

En este proceso  volvió aparecer el abogado Ángel Álvarez, quien coincidencialmente fue el que interpuso todos los recursos para que a la ex directora del DAS, María del Pilar Hurtado, le quitaran el asilo político otorgado por ese país.

Martinelli es protagonista de lo que allá se conoce popularmente como los 'pinchazos ', que es el equivalente a la 'chuzadas' colombianas. Según las autoridades de ese país esas labores de inteligencia  se realizaron con equipos que costaron 13,4 millones de dólares y fueron adquiridos a una empresa israelí con fondos del Programa de Ayuda Nacional (PAN). Dichos equipos están actualmente desaparecidos.

El ex presidente de Panamá se encuentra supuestamente radicado en EE.UU. según informaron medios panameños, y desde sus cuentas en  redes sociales ha denunciado una y otra vez la supuesta persecución de la que dice ser víctima.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.