Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2016/01/23 11:15

Un ‘malentendido’ generó pánico en el sector salud en Bogotá

Una directriz de la Secretaría de Salud, que se refiere a la suspensión del presupuesto desde julio próximo, fue relacionada con recorte. El jefe de la cartera aclara lo sucedido.

Un ‘malentendido’ generó pánico en el sector salud en Bogotá Foto: Guillermo Torres / Archivo SEMANA

El martes 19 de enero las declaraciones de María Isabel Beltrán, directora del Hospital Centro Oriente, en Bogotá, uno de los 22 de la red de hospitales, generaron alarma en la comunidad. En entrevista con City TV la funcionaria aseguró que, por medio de un comunicado enviado por las secretarías de Hacienda y Salud, la administración ordenaba un “recorte” del 40 % del presupuesto a los hospitales que conforman la Red Pública del Distrito.

Como era de esperarse, las afirmaciones de Beltrán causaron pánico, pues ella misma aseguró que lo que decía en ese comunicado significaría “recortar algunas de las actividades” que se llevan a cabo en los centros médicos.

Sin embargo, hubo un detalle del cual, al parecer, la funcionaria no se percató. En el documento al que ella se refiere, con fecha del 12 de enero del 2016, en ningún aparte se habla de “recortes”. En cambio, utilizan la palabra suspensión.

“Con el propósito de fortalecer la gestión (…) se solicita realizar el análisis del presupuesto de gastos de funcionamiento. Operación e inversión aprobado para la actual vigencia fiscal, y determinar el valor de las apropiaciones a suspender en un monto del 40 % teniendo en cuenta el cumplimiento de las funciones relacionadas con la garantía en la prestación de los servicio de salud”, dice el comunicado.

¿Qué significa?

Semana.com dialogó con Luis Gonzalo Morales, secretario distrital de Salud, quien explicó que la suspensión del 40 % no era lo mismo que un recorte de ese porcentaje en los recursos destinados a la salud.

“Esta medida significa que los gerentes de los hospitales no pueden firmar contratos que comprometan el presupuesto después del mes de julio”, le explicó Morales a este portal.

Agregó que la razón para tomar esa decisión es que los directores actuales dejan sus cargos el 31 de marzo y por eso mismo, el Distrito no puede permitir que ellos dejen todos los recuros comprometidos pues, de ser así, lo nuevos gerentes “quedarían de manos atadas” el resto del año.

“Lo que uno hace es proteger el presupuesto de los hospitales para que al director que entre no lo dejen sin nada”, aseguró Morales.

El secretario aprovechó para llamar a la calma a los trabajadores del sector salud y a los bogotanos, pues aseguró que la medida no implica que los programas que ya existen en esos hospitales sean cancelados.

Todo este mal entendido ha generado dudas entre algunos funcionarios. Fuentes cercanas a la Administración aseguraron que las declaraciones de María Isabel Beltrán causan cierta incomodidad, pues les parece extraño que después de permanecer cuatro años como gerente del Hospital Centro Oriente no supiera la diferencia entre suspensión y recorte del presupuesto.

El tema, aun cuando causó conmoción, ya se está aclarando con el paso de los días.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.