Jueves, 19 de enero de 2017

| 2006/09/30 00:00

“Para creer en el despeje necesitamos el decreto”

Las Farc están a la expectativa del siguiente paso del gobierno para concretar la desmilitarización de Pradera y Florida. Dicen que 45 días serán suficientes.

‘Raúl Reyes’ oficia como vocero público de las Farc. Esta semana, después del anuncio del Presidente, concedió esta entrevista en la que habla del momento que atraviesa la discusión del acuerdo humanitario.

Justo el día en que el presidente Álvaro Uribe preparaba el anuncio de su disposición de avanzar hacia el intercambio humanitario, Lázaro Vivero, el columnista y ex asesor del Comisionado de Paz, se entrevistaba con el vocero de las Farc Raúl Reyes en las selvas del sur del país. SEMANA reproduce el diálogo en el que Reyes dice que el momento aún es incierto, pero asegura que están listos para sentarse a hablar del acuerdo con el gobierno.

LÁZARO VIVERO: ¿Qué significado tienen las pruebas de supervivencia entregadas en días pasados ?

RAÚL REYES: Se entregaron pensando en los familiares, amigos, en todos quienes tenemos interés en que se realice el intercambio humanitario entre ellos y los guerrilleros prisioneros. Nos interesa que los camaradas que están en las cárceles, incluidos los que se encuentran en Estados Unidos, puedan llegar nuevamente a su tierra.

L.V.:.¿Por qué solo estas y no las de todos?

R.R.: Lástima que sólo sean estas y no todas, incluyendo las de Luis Eladio Pérez, Alan Jara, la de los militares y policías, la de los estadounidenses, es decir, la de todos, la de Lizcano (el senador Óscar Tulio Lizcano). Pero la situación de orden público no permite sacarlas permanentemente, lo mismo que los guerrilleros presos, ya que ni siquiera los familiares pueden visitarlos.

L.V.: ¿Por qué se aumentan de 30 a 45 los días propuestos para la desmilitarización ?

R.R.: Porque el área y la periferia están llenos de tropa y desde el mes de agosto ha sido mayor el incremento de ellas. Por eso se calcula que se requiere más tiempo para poder verificar y que las condiciones estén dadas.

L.V.: ¿Ese tiempo es suficiente?

R.R.: Si nos ponemos de acuerdo es suficiente. No se requiere de más, a lo sumo unos 15 días si acaso. Pero nada más.

L.V.: La comunidad de esos municipios está inquieta por la experiencia del Caguán. ¿Se llenarán de guerrilleros estos municipios?

R.R.: La inteligencia del Estado es la que se encarga de difundir estos temores como estrategia. El proceso de diálogo en el Caguán no fue un fracaso como ellos mismos divulgan. En el fondo lo que quieren es no facilitar las cosas para el acuerdo y se piense que la guerrilla tiene que hacer lo que el gobierno quiera. Esto nunca se aceptará por parte nuestra.

L.V.: ¿Cómo sería la llegada de los negociadores? ¿Qué seguridad habría?

R.R.: La seguridad de nuestros delegados es importante y por ello se tendrá que desmilitarizar los municipios para que los nuestros lleguen escoltados por guerrilleros, porque no van a ir solos.

L.V.: Ustedes siempre han puesto en duda que esto se dé. ¿Y ahora?

R.R.: El gobierno hace pocos días frustró a las personas que creyeron un día que el decreto saldría, cosa que nunca nosotros creímos, porque sabemos de las mentiras que se dicen desde el gobierno permanentemente. Para nosotros poder creer, necesitamos el decreto, además de ver si realmente este se cumple. Esto se logra con la verificación, porque los hechos son los que cuentan.

L.V.: ¿Esta posibilidad de intercambio permitiría abrir las puertas para iniciar unos diálogos de paz?

R.R.: De darse este acuerdo y lograr la liberación de los prisioneros de lado y lado, sería una muestra de que podríamos hacer muchas cosas en una mesa de negociación, que se pueden conseguir por la vía del diálogo y la concertación.

L.V.: ¿Las Farc sí quieren el intercambio humanitario?

R.R.: Mantenemos la posición política de persistir en el acuerdo. Quisiéramos que se diera cuanto antes porque se ha perdido mucho tiempo. Es un nuevo cuatrienio de Uribe, pero no muestra decisión para ello, ya que se hubieran podido evitar tantos muertos, tanto sufrimiento de los familiares y de ellos mismos, se hubiera podido evitar todo esto si desde el cuatrienio pasado se toma la decisión que hoy se anuncia pero que no se ve aún el decreto para poder verificar. Por ello decimos: estamos listos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.