Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/14/2015 12:28:00 PM

Los cinco exjefes paramilitares en libertad

Los exparas se sometieron a la Ley de Justicia y Paz y cumplieron sus penas.

Desde agosto comenzaron a quedar en libertad varios de los exjefes paramilitares que cumplieron la pena de ocho años en la Ley de Justicia y Paz. Muchos son responsables de actuaciones que han dejado más de 30.000 víctimas por homicidio, desaparición forzosa, desplazamiento, violencia sexual y reclutamiento de niños, entre otros.

El 3 de agosto recobró la libertad Freddy Rendón Herrera, alias el 'Alemán', aquel comandante del norte del Urabá chocoano y antioqueño que fue protagonista de la masacre de Bojayá (Chocó) donde murieron más de 100 personas.

El 22 de mayo el turno fue para Rodrigo Pérez Álzate, alias 'Julián Bolívar', mientras que el 1 de septiembre lo hizo Arnubio Triana Mahecha, alias 'Botalón'.

El pasado 17 de septiembre fue Úber Bánquez Martínez, alias 'Juancho Dique', y el martes pasado se sumó a esta lista Juan Francisco Prada Márquez, alias 'Juancho Prada', temido exjefe paramilitar del sur de Cesar.

Este hombre es considerado uno de los menos mediáticos de los jefes paramilitares. Pocas veces ha dado una entrevista y siempre manejó un bajo perfil.

Los cinco exjefes de las AUC no sólo cumplieron la ley que permitió su desmovilización y su sometimiento a la justicia, sino que lograron evitar la extradición. Por lo menos otros diez capos como Salvatore Mancuso; Diego Bernardo Murillo, alias 'Don Berna'; Guillermo Pérez Alzate, alias 'Pablo Sevillano'; Rodrigo Tovar Pupo, alias 'Jorge 40', fueron enviados a distintas cárceles de Estados Unidos por tener vínculos con el narcotráfico, y en la cárcel donde estaban en Colombia continuaron delinquiendo.

En los prontuarios de los que han quedado en libertad figuran masacres, asesinatos de políticos y líderes sociales, desplazamientos, desapariciones en Norte de Santander y sur de Cesar, y además se les acusa de ser responsables del exterminio del movimiento social que surgió en Aguachica a comienzos de los 90.

Los exparas han suscrito actas en las que se comprometen a presentarse ante nuevos requerimientos de la Justicia, vincularse al programa de reintegración de la ACR, informar cualquier cambio de residencia, no salir del país sin autorización judicial, observar buena conducta y no mantener consigo armas de fuego.

Si llegan a incumplir estas condiciones o las de la normatividad de Justicia y Paz, volverán tras las rejas.

Los que faltan

A varios se les considera máximos responsables y se les imputan, además de innumerables delitos, los que la Fiscalía llama ‘casos de connotación’. Es decir, masacres como la del Naya, El Aro y Mapiripán y otros crímenes de alto impacto, como las campañas de exterminio de la Unión Patriótica y el asesinato y la desaparición sistemática de sindicalistas y defensores de derechos humanos.

Uno de los que siguen en la lista es Ramón Isaza, jefe de las autodefensas que aterrorizó al Magdalena Medio. También su hijo Oliverio, alias 'Terror', y sus lugartenientes McGiver y el Gurre. También están pendientes Jesús Ignacio Roldán, alias 'Monoleche', considerado el terror de Córdoba y mano derecha de Vicente Castaño. Además John Freddy Gallo, el 'Pájaro', que  durante varios años azotó con sus acciones ilegales la región de Guaduas en Cundinamarca.

Y también Luis Eduardo Cifuentes, el 'Águila', el célebre paramilitar que mandó en una amplia zona del municipio de La Palma, Cundinamarca.


Infografía: SEMANA
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.