Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/20/2015 4:05:00 PM

Miguel Alfonso de la Espriella, condenado otra vez

El exsenador de Córdoba pagó cárcel por nexos con grupos paramilitares. Ahora debe pagar 60 meses de casa por cárcel por constreñimiento al elector.

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia condenó nuevamente al excongresista cordobés Miguel Alfonso de la Espriella a 60 meses de cárcel por el delito de constreñimiento al elector. Tendrá el beneficio de detención domiciliaria.

El exparlamentario, uno de los primeros señalados y procesados por la ‘parapolítica’, había desaparecido de la escena pública. Sin embargo, este proceso en su contra siguió su curso y hoy lo pone en el ‘ojo del huracán’.

Para la el alto tribunal, que inició el juicio en el 2012, las pruebas indicaban que los vínculos con jefes paramilitares, especialmente con Salvatore Mancuso, le habrían servido a De la Espriella para ser senador entre el 2002 y el 2007.

Por su parte, las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) recibían apoyo desde el Congreso. En el 2003 el mismo Mancuso se ufanaba, en el capitolio, de que controlaban por lo menos el 35 % del Legislativo.

De la Espriella fue uno de los políticos que llegaron al Congreso de la mano de Mancuso. Él hizo causa común con la también condenada por parapolítica Eleonora Pineda y con ellos el país conoció cómo los paramilitares penetraron la política de Córdoba en toda su dimensión.

Luego de la condena a tres años y siete meses el 29 de febrero del 2008 por sus nexos con paramilitares, la Procuraduría lo inhabilitó, en diciembre del 2010, por 20 años para ocupar cargos públicos.

'Pacto de Ralito'

Fue él, como lo recuerda el portal VerdadAbierta.com, quien destapó lo que se conoció en Colombia como el 'Pacto de Ralito'.

Según de la Espriella, en el 2001 los ‘paras’ organizaron una reunión en Santa Fe Ralito (Córdoba) en la que políticos de ese departamento y de otras regiones de la costa caribe firmaron un documento en el que se comprometieron a defender las tesis políticas de las AUC.

“Estuvieron congresistas, gobernadores, alcaldes, concejales, diputados”, afirmó en sus revelaciones el exsenador.

En septiembre del 2012 el exparlamentario también reveló el presunto papel que desempeñó durante la primera campaña presidencial del expresidente Álvaro Uribe Vélez. El político confesó durante un juicio que se adelantaba contra Mancuso, que él había colaborado con las AUC desde el 2001 para buscar contacto con el futuro presidente de Colombia.

De la Espriella fue condenado por la Corte Suprema de Justicia tras conocerse su participación en el ‘Pacto de Ralito’, en el que Mancuso ideó una estrategia electoral para ayudar a elegir en el Congreso políticos afines a las AUC.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.