Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/07/12 21:10

Un día crucial en el paro de camioneros

El accidente del gobernador de Boyacá y la muerte de un presunto protestante agudizaron la relación entre el Gobierno y los transportadores. Las negociaciones se estancaron.

El paro camionero completa 37 días este miércoles. Foto: Carlos Julio Martínez / SEMANA

Se podría decir que este martes fue el día más preocupante de este paro camionero. Primero, el Gobierno decidió cancelar los encuentros previstos con los transportadores después de que el gobernador de Boyacá, Carlos Andrés Amaya, se accidentó cuando se dirigía de la ciudad de Tunja a Duitama.

Puede leer: Señalan a camioneros de accidente del gobernador de Boyacá

Y es que, en principio, las versiones apuntaban a que el siniestro se había originado cuando un grupo de personas que participaban del paro lanzó piedras en contra de la comitiva que escoltaba al mandatario.

Sin embargo, en un comunicado, la Gobernación de Boyacá aseguró que el hecho se presentó cuando un bus afiliado a la empresa Libertadores intentó salir de una barricada. “En ese instante giró hacia la izquierda y cerró el paso de los vehículos de la caravana oficial, motivo por el cual se produjo la colisión”, se afirmaba en el documento.

Ante lo ocurrido, el presidente Juan Manuel Santos ordenó militarizar las carreteras y pidió detener a los responsables de los actos vandálicos. “Aquí no vamos a ceder al chantaje y menos acompañado de violencia”, aseguró el mandatario.

De inmediato, las negociaciones se cancelaron y los líderes del gremio de transportadores tuvieron que salir de la sede del Ministerio de Transporte –donde se desarrollaban las conversaciones–.

Le recomendamos leer: Detrás del volante también cuestionan al paro camionero

“Los camioneros no tuvieron nada que ver en el accidente del gobernador y eso quedó claro con el mismo comunicado de la Gobernación de Boyacá. Sin embargo, a nosotros nos sacaron del Ministerio y cancelaron las negociaciones sin dejarnos explicar qué pasó”, dijeron a Semana.com líderes del movimiento Cruzada Nacional Camionera, que agrupa varios sindicatos de este sector.

En este gremio cuestionan que el Gobierno tomara una decisión tan radical sin intentar dialogar. “Lo único que hicieron fue mandar a militarizar las vías y a golpear a la gente. (…) Ellos no tienen voluntad de negociar, no tienen propuestas serias y siempre terminan dilatando las conversaciones”, recalcaron.

Puede consultar: Las 6 razones por las que no acabará aún el paro camionero

Pero este no fue el único episodio que complicó la relación Gobierno-camioneros. En la tarde de este martes, el paro cobró su primera víctima mortal en la vía que conduce de Duitama a Paipa.

En ese lugar un joven que supuestamente participaba en la protesta murió después de tener un presunto enfrentamiento con la Policía. “Todo indica que hay un muerto en Duitama, por un proyectil del Esmad”, escribió el senador Antonio Navarro Wolf.

Alirio Uribe, representante a la Cámara, también se refirió al tema. “Según información de última hora, un camionero en Duitama fue muerto en enfrentamiento con el ESMAD”, trinó. Y luego agregó: “Exigimos que pare la agresión militar contra los camioneros y por la vía del diálogo se le dé salida al pliego de peticiones”.

Sin embargo, fuentes extraoficiales –que desmienten esta última versión– señalaron a Semana.com que el joven murió tras manipular un artefacto explosivo. Este portal también se comunicó con la oficina de comunicaciones de la Policía de Boyacá, pero allí indicaron que el único que puede entregar información es el ministro de Defensa, quien se pronunciará este miércoles.

Un ambiente tenso en Boyacá

Este último episodio produjo que el alcalde de Duitama, Alfonso Miguel Silva, decretara el toque de queda “para el mantenimiento y el restablecimiento del orden público”. La medida se tomó luego de que un grupo de manifestantes atacó la sede de la Alcaldía.

El decreto restringe la movilización de menores de edad desde las 6:00 p. m. hasta las 6:00 a. m. del miércoles 13 de julio y se prohíbe el consumo de bebidas alcohólicas. También prohibió parrilleros de motocicletas, transporte de escombros, trasteos y transporte de cilindros de gas. La medida se podría prorrogar.

Habitantes de Duitama informaron a Semana.com que este martes los camioneros se encargaron de pedir apoyo en la región. “Pidieron a los negocios del municipio que pusieran en sus fachadas un letrero que dijera ‘Yo apoyo el paro’”, afirmó uno de ellos.

Pero lo más grave, al parecer, estaría por venir. Otro poblador fue más enfático: “Los camioneros amenazaron con cerrar todos los negocios si continuaba el paro. Dijeron que esto se va a poner feo”.

Así avanza este preocupante paro que parece no tener solución a la vista y en el que, más allá de las posiciones, los afectados son todos los colombianos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.