Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2016/08/16 22:44

Paro cívico en Chocó, un nuevo intento para hacerse oír

Los ciudadanos del departamento quieren volver a poner sobre la mesa el abandono estatal. La salud y las vías, entre los puntos álgidos.

Los habitantes de Chocó se detendrán en sus actividades cotidianas hasta que el Gobierno oiga sus peticiones. Foto: Archivo particular

Tal como lo anticiparon el pasado 20 de julio, los chocoanos empezarán este miércoles un paro cívico como protesta a la dramática situación que vive el departamento.

Los habitantes de Chocó se detendrán en sus actividades cotidianas hasta que el Gobierno oiga sus peticiones, las cuales fueron manifestadas y radicadas en la Presidencia de la República el mes pasado.

¿Qué reclaman?

Las peticiones de los chocoanos se concentran en diez puntos: vías, salud, educación, infraestructura, desempleo, servicios públicos, conexión eléctrica, limpieza de los ríos, comunicaciones y conectividad, y políticas públicas.

Dichas consignas no son nuevas, los chocoanos han manifestado su descontento frente al abandono estatal en repetidas ocasiones. “Las peticiones siguen siendo las mismas, en anteriores paros se han logrado algunos acuerdos, pero sólo se cumple un porcentaje”, aseguró Dilon Martínez, secretario ejecutivo del Comité Cívico por la Salvación y la Dignidad de Chocó.

Uno de los descontentos viene desde el siglo pasado. Quieren que en el departamento se termine la vía al mar, la carretera que comunicaría cuatro zonas de Chocó: Pacífico, Baudó, San Juan y Atrato.

Le recomendamos: Oriente de Chocó está acorralado por el Clan del Golfo

“En 1967 se inició esa carretera, pero aún faltan 60 kilómetros de construcción. El gobierno de Santos no ha invertido un solo peso en este proyecto. Esa sería la obra cumbre de Chocó, ayudaría a potencializar la economía, el agro. ¿Cómo es posible que no exista una vía para llegar de Quibdó a Bahía Solano o a Nuquí? Hay lugares a los que sólo se puede acceder por avioneta”, manifestó Jorge Salgado, vocero del Comité Cívico.

Otro punto álgido es la salud, los habitantes del departamento alegan que al no tener un hospital de tercer nivel, deben trasladarse hacia otras regiones del país para ser atendidos, lo cual encarece drásticamente los costos.

Pero esto no es todo. Según Martínez, “Quibdó tiene un servicio de acueducto muy precario, no hay alcantarillado, y si la capital está así, se imaginará cómo está el resto del departamento”.

De acuerdo con Salgado, 11 municipios de Chocó –como Acandí, Unguía, Bojayá, Medio Atrato, Nuquí, Alto Baudó, Medio Baudó, Bajo Baudó, entre otros– no cuentan con energía eléctrica. “Estos municipios tienen plantas ineficientes que funcionan cuatro o cinco horas al día y que a los seis meses están malas. Los habitantes de estos lugares permanecen como en la edad media, con mechones de petróleo para tener luz. Sin energía es imposible que haya desarrollo. Chocó es el departamento que más desconexiones eléctricas tiene en el país”, recalcó.

En video: para alcalde de Quibdó no hay presencia del Estado por ser "comunidad negra"

A dichos reclamos se suma la disputa limítrofe que existe entre Antioquia y Chocó por Belén de Bajirá, un territorio que los dos departamentos reclaman como propio. “Para nosotros (los chocoanos) es muy importante porque desde la creación del departamento se hizo la división, pero por la falta de presencia en el territorio, Antioquia hizo una inversión y ahora la está utilizando como argumento para pretender quedarse con esa porción geográfica”, explicó Martínez. Finalmente el Congreso deberá definir en los próximos meses a quién pertenece.

El paro cívico será un nuevo intento de los chocoanos por ser oídos. Se espera que todo el departamento participe en la protesta.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.