Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/27/2015 8:45:00 PM

La nueva controversia por los parqueaderos en Bogotá

A pesar de ser privados, los parqueaderos de los centros comerciales prestan un servicio público, pero no se rigen bajo la normatividad de estos.

¿Se deben ceñir los centros comerciales a la ley que rige a los parqueaderos públicos? Aunque para algunos esto es lo correcto, para estos establecimientos la idea no suena tan atractiva.

Desde el año pasado el alcalde local de Chapinero, Mauricio Jaramillo Cabrera, empezó a hacer controles a los parqueaderos de su localidad.

En medio de las inspecciones se dio cuenta de que muchos centros comerciales prestan servicio de aparcamiento pero no cumplen la norma. “Estos centros son establecimientos privados regulados por una ley distinta a la de los parqueaderos. Sin embargo, aunque sean privados, se comportan como públicos y terminan lucrándose de este servicio. Hay que controlar esto porque si no, el único afectado es el ciudadano”, asegura Jaramillo a Semana.com.

Según él, muchos estacionamientos se amparan en la figura de propiedad horizontal para poder manejar tarifas propias, y no son pocos los que terminan encontrando en el parqueadero un muy buen negocio. “Algunos establecimientos terminan cobrando más de lo debido. Incluso cobran por fracción o por hora y el ciudadano termina pagando por algo que no usó”, aseguró Jaramillo.

El tema llegó a la Secretaría General de la Alcaldía Mayor, que hace pocas semanas emitió un concepto que se ha convertido en el punto central del desacuerdo.

En la norma, las Secretarías de Gobierno y Distrital unificaron criterios y concluyeron que si el parqueadero del establecimiento funciona únicamente para sus copropietarios y visitantes, se deben acoger a la Ley 675. Distinto a que, por el contrario, “se encuentre ubicado en un inmueble sometido a régimen de propiedad horizontal pero está desarrollando un objeto comercial, como es la prestación de servicio de parqueadero público”.

Estos últimos, según el concepto, no quedan exentos de cumplir el régimen tarifario establecido.  Basado en lo anterior, el alcalde local quiso poner freno a la situación. Así que decidió enviar 300 cartas a distintos establecimientos solicitando que acataran la norma de manera inmediata y que bajaran las tarifas dentro del límite establecido. El primero en acatar la medida fue el Centro Comercial Andino, que bajó sus tarifas.

Para Carlos Hernán Betancur, director ejecutivo de la Asociación de Centros Comerciales de Colombia, cada uno ha entendido de manera diferente el concepto que emitió la Secretaría. “Nosotros como asociación siempre revisamos las normas vigentes y las aplicamos. El alcalde de Chapinero le ha dado una aplicación diferente y ha entendido el concepto de otra manera”.

“Nosotros apenas estamos mirando el tema y por eso estamos en un proceso de armonizar la conversación”, aseguró Betancur, quien agregó que ellos siempre han sido fieles cumplidores de la norma y cuando se defina algo, lo acatarán como corresponda.

Aunque para algunos estos establecimientos no se deberían ceñir a la ley que rige los parqueaderos públicos, uno de estos centros comerciales sí decidió acatar lo que Jaramillo solicitó en la carta.

“Para sorpresa mía, el Centro Comercial Andino decidió evaluar lo que estaba haciendo y esta semana bajó la tarifa a 46 pesos el minuto. Creo que este establecimiento es un ejemplo para los demás”, concluyó.

La polémica continúa. Y ahora la Alcaldía comenzará a hacer operativos para establecer quiénes se ciñen a las normas o deciden contrariarlas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.