Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/8/2017 7:00:00 AM

“Los colombianos deberían conocer más sus parques”: Cristian Samper

El director de Wildlife Conservation Society habla de la polémica alrededor de los hoteles en zonas protegidas, de la ‘amenaza’ que puede traer la paz al medioambiente y de los secretos de la selva amazónica.

Cristian Samper es uno de los colombianos que mejor conocen la naturaleza. Desde hace un par de años es el presidente y director ejecutivo de la Wildlife Conservation Society (WCS), una organización dedicada a proteger los paisajes y la vida silvestre desde hace más de un siglo, y que cuenta con 500 programas de conservación en 67 países del mundo.

Samper, un biólogo de la Universidad de los Andes, fue director del Instituo Humboldt en Colombia y estuvo al frente del Museo de Historia Natural del Instituto Smithsonian por nueve años. Está en Barranquilla en el encuentro nacional de Zoológicos. Desde allí habló con Semana.com de la polémica alrededor de los hoteles en los parques naturales, de la selva amazónica y de la extraordinaria biodiversidad del país.

Semana.com: ¿Usted cree que el proceso de paz traerá oportunidades o riesgos a la conversación de la naturaleza?

Cristian Samper: Creo que ambos. El proceso de paz es un arma de doble filo para el medioambiente. Abre unas oportunidades importantes para el país en muchas zonas, pero también estamos viendo que otras zonas antes inaccesibles pueden quedar más expuestas a riesgos muy grandes como los cultivos de coca o la minería ilegal.

Semana.com: ¿Oportunidades como cuáles?

C.S.: Muchas de estas zonas importantes ambientalmente han estado fuera del alcance de los colombianos y se podrían desarrollar oportunidades de ecoturismo. Pero lo que sí creo también es que podría suceder una desgracia ambiental.

Semana.com: ¿A qué se refiere con desgracia ambiental?

C.S.: Me preocupa que en algunas de las regiones rurales, como la serranía San Lucas (en la cordillera central en los departamentos de Antioquia y Bolívar), vemos procesos de minería ilegal y de cultivos ilícitos que tienen impactos profundos en el medio ambiente.

Puede leer: “Hoteles cinco estrellas en parques nacionales producen segregación social”

Semana.com: ¿Usted cree que la guerra ha protegido a la naturaleza en Colombia?

C.S..: Creo que en algunos casos sí. Cuando fui director del Humboldt me di cuenta de que había una convergencia entre las zonas de conflicto y las zonas importantes para el medioambiente. En algunas regiones uno podría decir que hubo cierta protección por esa razón. Pero también en otras, como en La Macarena, la ausencia del Estado promovió procesos de degradación ambiental.

Semana.com: En otros países que han hecho un tránsito de la guerra civil a un proceso de paz, ¿qué tanto se ha afectado la protección de la naturaleza?  

C.S.: Ruanda es un ejemplo interesante. Tuve la oportunidad de visitarlo el año pasado. Es un país que pasó por una gran tragedia con el conflicto, millones de personas murieron y casi la tercera parte fue desplazada. En un proceso de 20 años se dio una transición total en la cual ha habido un gobierno estable. Se ha dado un desarrollo muy importante gracias al turismo de naturaleza, es un turismo que involucra comunidades locales y hoy es la principal fuente de ingresos del país. Ruanda hoy es seguro y estable. Creo que un modelo como ese podría servir en algunas regiones de Colombia.

Semana.com: En este momento hay un gran debate por una iniciativa del Ministerio de Comercio que busca construir infraestructura turística en los parques. ¿Qué piensa?

C.S.: Pienso que es muy importante que los parques sean accesibles al turismo y que los colombianos puedan conocerlos. Personalmente creo que sería mejor hacer los hoteles cerca de los parques, aunque no significa que no se puedan hacer adentro. Lo importante es no perder de vista que los parques son espacios de conservación de la naturaleza. Por eso, el control de esas zonas debe ser de Parques Nacionales y no del ministerio de Comercio.

Le recomendamos: Revive polémica por hoteles en Parques Nacionales

Semana.com: Usted que vive en Estados Unidos, ¿qué lecciones ve del manejo de los parques en ese país que sean aplicables a Colombia?

C.S.: Estados Unidos es un país pionero en el sistema de parques nacionales y muchas de esas áreas están a punto de cumplir 150 años.También hay lecciones sobre el turismo. En algunas áreas es tanta la presión que los parques están amenazados directamente por el turismo que lleva millones de personas a esos lugares.  

Semana.com: ¿Cuál es el mayor tesoro ambiental que tenemos los colombianos?

C.S.: Siempre he dicho que la biodiversidad es la mayor riqueza que tiene Colombia. Por ejemplo, el Chocó, la Orinoquia son extraordinarios. Por eso, hay que trabajar en declarar más zonas protegidas como una decisión de esta nación.

Semana.com: Usted es experto en la selva amazónica. Cuéntenos un secreto que guarde esa selva.

C.S.: Obviamente es un lugar extraordinario, pero como me lo pide, le voy a contar un dato que muchos colombianos no deben saber. El chocolate es originario de las zonas amazónicas de Colombia y Ecuador. Eso demuestra cómo la riqueza biológica es fundamental para todo el mundo. Si no fuera por Colombia, hoy no estaríamos comiendo chocolate.

Semana.com: Cada vez hay más tensión entre ambientalistas y sectores económicos. Los casos terminan en la justica. ¿Cómo ve usted esa puja?

C.S.: Obviamente siempre habrá una tensión. Las actividades productivas tienen un impacto en la conservación y no podemos permitir que estas dañen el patrimonio natural. Sin embargo, también creo que tenemos que tener un desarrollo económico en Colombia y que esa riqueza debe jalonar una mejora en la calidad de vida de la gente. Necesitamos un balance, un modelo de desarrollo sostenible.

Leer: Nuquí, paraíso ecosistémico y ahora reserva marina

Semana.com: La directora el Humboldt, Brigitte Baptiste, dijo que existe ahora una especie de histeria ambiental. ¿Está de acuerdo con ella?

Cristian Samper: No conozco el contenido de las declaraciones de Brigitte, a quien admiro mucho. Pero creo que dentro del sector ambiental hay muchos espectros. Puntos de vista más sostenibles y otras más radicales.

Semana.com: ¿Qué lo trae a Colombia?

C.S.: Estoy en una reunión de la Asociación Colombiana de Zoológicos hablando de la importancia de estos espacios para la educación y compartiendo nuestra experiencia. Tenemos 220 zoológicos que reciben 180 millones de visitantes al año. En un país cada vez más urbano, estas experiencias son fundamentales.

Semana.com: A usted que comparte tanto con los animales, ¿qué especie le llama más la atención o le genera curiosidad?

C.S.: Me ha causado fascinación una especie de cocodrilo de la India que tiene una boca muy delgada y está críticamente amenazada. Solo se encuentra en una cuenca en Bangladesh y trajimos unos al zoológico del Bronx. Queremos establecer una colonia para que se reproduzcan y en el momento correcto poderlos reintroducir a su territorio. En Colombia, me sorprende el caimán del Orinoco, es uno de los más grandes del mundo. Fue cazado inmisericordemente por su piel por décadas y ahora hay proceso muy grande para evitar que se extinga. Son los resultados alentadores de este trabajo.

*Subdirectora de Semana.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.