Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/24/2013 12:00:00 AM

Nacional y Millos jugarán el 8 de octubre

Una reunión en la Alcaldía entre dirigentes del fútbol y altos funcionarios se acordó la nueva fecha.

“No podrá haber fútbol sino hay paz”: con esta frase el secretario de Gobierno de Bogotá Guillermo Alfonso Jaramillo resumió una reunión que tardó más de seis horas y en la que se analizó la situación de las barras bravas tras la muerte de dos hinchas del Nacional.

En la reunión en la que estuvo presente el presidente de la Dimayor, Ramón Jesurún, se acordó realizar varias acciones para evitar que más personas mueran por portar una camiseta del fútbol.

Entre las medidas están programar una reunión con el alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria para evitar conflictos en el partido del 8 de octubre y en adelante.

Para ese día el secretario de gobierno hizo una invitación para que asista al estadio en paz y se pueda celebrar la fiesta del fútbol. Esta previsto invitar a viejas glorias de este deporte.     

“Este es un trabajo que tenemos que realizar todos, primero está la vida que cualquier cosa, la vida por encima de un partido de fútbol”, resaltó Jaramillo.

Este miércoles se rendirá un homenaje a Carlos Medellín, el joven de 20 años asesinado por hinchas de Millonarios en la estación Ricaurte de Transmilenio. Precisamente hasta ese lugar llegarán las autoridades para decirle no a la violencia en el fútbol.

Además se realizará una jornada simbólica con los jugadores de los equipos bogotanos: Millonarios, Santa Fe y Equidad, quienes irán a las localidades de la capital para hacer un trabajo social con los integrantes de las barras.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.