Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/07/15 09:04

Objeción pone en riesgo ley que regula penalidades en pasajes aéreos

La Casa de Nariño presentó varias objeciones en torno del proyecto aprobado por el Legislativo.

Objeción pone en riesgo ley que regula penalidades en pasajes aéreos Foto: Archivo particular

Los colombianos que celebraron el paso de la ley que busca regular las penalidades y otros aspectos relacionados con los pasajes aéreos deberán aguardar, ante las objeciones que la Casa de Nariño le puso a la normativa a la que le restaba ser sancionada por el presidente Juan Manuel Santos.

Para la Oficina Jurídica de Palacio, entre otras consideraciones, el principal ‘pero‘ es que esta nueva legislación debió ser tramitada a través de las Comisiones Primeras o Sextas de Senado y Cámara, en vez de las Terceras, como ocurrió.

Le puede interesar: Nueva ley regula penalidades en tiquetes aéreos: ¿inocua?

El ponente de esta ley, Eduardo Crissien (La U), representante a la Cámara por Atlántico, señaló a Semana.com que no comparte este y otros argumentos del Gobierno y dijo que "se trata de una modificación del Estatuto del Consumidor, que originalmente se tramitó a través de las Comisiones Terceras".

La normativa, que por ahora no entrará en vigencia, no estaba diseñada para aplicar sobre tarifas promocionales. Así las cosas, el grueso de los viajeros, que generalmente buscan ofertas, no se verá cobijado por la nueva normativa que sí funcionará para las tarifas plenas que, por otro lado, raramente contemplan penalidades o costosas diferencias de tarifas.

"Lo más probable es que el Congreso niegue las objeciones del Presidente. Si eso llega a suceder, la Corte Constitucional será la encargada de definir si es viable o no", explicó Crissien sobre el aparente descuido que hoy tiene en riesgo el proyecto de ley aprobado el mes pasado.

El representente, igual, se declaró preparado para volver a presentar el proyecto de ley en caso de ser necesario y manifestó que seguirá con su empeño de "defender a los consumidores de servicios de transporte aéreo".

La normativa señalaba que, si un usuario compraba un tiquete en tarifa plena y quería cambiar la fecha de su vuelo, no pagaba ningún tipo de penalidad si la modificación se hacía ocho días antes de la fecha del vuelo que en principio había adquirido.

Si la modificación se hacía durante las 48 horas previas al vuelo tenía que pagar una penalidad de 1,3 salarios mínimos diarios más la diferencia tarifaria del nuevo tiquete. “Actualmente esta penalidad era de 50 dólares, y según esta ley no será superior a 36.000 pesos aproximadamente”, explicó en su momento el representante Crissien.

Actualmente si un usuario compra un tiquete aéreo tiene 48 horas para retractarse y pedir la devolución del dinero. Con la nueva ley, el derecho al retracto se aumentaba a 72 horas el término para pedir el reembolso de dinero, y las aerolíneas o agencias de viajes debían regresarlo durante los 15 días siguientes a la solicitud.

Las críticas sobre este marco regulatorio se centraron en su impacto real, puesto que el grueso de los viajeros (estimado por los legisladores en 60 %), que generalmente busca ofertas para viajar, no estaba cobijado por la nueva normativa pues excluía las tarifas promocionales. De ahí que para algunos, el proyecto era inocuo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.