Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2001/09/17 00:00

Paseo millonario

Están a punto de comenzar los principales campeonatos europeos de fútbol y los hinchas intentan asimilar las decenas de traspasos de jugadores, varios de ellos por cifras impresionantes.

Paseo millonario

A medida que pasan los años se vuelve más y más raro algo que era común en el fútbol: los jugadores insignia de un club. Aquellos que eran ídolos de sus hinchadas, símbolos y hasta sinónimos de la institución. Decir Pelé era decir Santos, Beckenbauer era Bayern Munich, Bochini era Independiente de Avellaneda, Mazzolla era Inter de Milán, Eusebio era Benfica, Bobby Charlton era Manchester United y así 100 ejemplos más.

En estos tiempos de transacciones millonarias, de traspasos y de trueques a cinco manos, los seguidores de los equipos a duras penas les pueden seguir el rastro a sus ídolos. Los que ayer vestían de azul hoy lo hacen de rojo y las camisetas estampadas con sus nombres se vuelven obsoletas, para delicia de los fabricantes que ya tienen listos los nuevos diseños de la temporada que arranca.

Basta mirar los fichajes que se realizaron en las ligas de Italia, España e Inglaterra, que comienzan a jugarse en los próximos días para comprobar lo anterior. Si usted se había hecho seguidor de la Lazio porque le encanta el despliegue del argentino Juan Sebastián Verón y del checo Pavel Nedved, tendrá que cambiar de camiseta. Verón es una de las adquisiciones estelares del Manchester United (la otra es el goleador holandés Ruud van Nistelroy) mientras que Nedved estará este año en la Juventus.

Más de uno simpatiza con el Valencia español por el talento y la garra del vasco Gaizka Mendieta. Pues bien, este año tendrán que hacerle fuerza a la Lazio, su nuevo equipo, al que también arribó Kiko, uno de los símbolos por excelencia del alicaído Atlético de Madrid.

Y ni hablar de la Juventus, equipo que mueve multitudes. Pues bien, los seguidores de la Vecchia Signora tendrán que resignarse porque sus estrellas Zinedine Zidane, Edwin Van der Sar y Filippo Inzaghi se fueron al Real Madrid, al Fulham de Inglaterra y al AC Milan, respectivamente. En cambio, han visto llegar, además de Nedved, al francés Lilian Thuram, quien proviene del Parma, y a Stefano Fiore, hasta la temporada pasada jugador del Udinese.

Ahora ni siquiera se respetan las rivalidades históricas entre clubes. Traspasos que en el pasado se veían como verdaderos sacrilegios hoy en día son moneda corriente. Así, el danés Helveg se va del Milan al Inter y Cyril Domoraud, del Inter al Milan, mientras que Sol Campbell, jugador insignia del Tottenham Hotspurs londinense, ahora defenderá los colores del Arsenal, el odiado rival de barrio.

En Italia el desplazamiento ha adquirido proporciones dignas de una eventual intervención de Naciones Unidas. El arquero Toldo pasó de la Fiorentina al Inter. Sébastien Frey, del Inter al Parma, a cambio de Sergio Conceicao, quien viajó en sentido contrario. Rui Costa pasó de la Fiorentina al AC Milan. Sebastián Cejas, de Newells Old Boys de Argentina a la Roma. Diego Fuser, del Parma a la Roma. Hidetoshi Nakata, de la Roma al Parma. Evanilson, del Borussia Dortmund al Parma. Cosmin Contra y Javi Moreno, del Alavés de España al AC Milan. Emre y Okan, del Galatasaray de Turquía al Inter; Dejan Stankovic, de la Lazio a la Fiorentina; Marco Materazzi, del Perugia al Inter de Milan

En Inglaterra, mientras tanto, los hinchas tratan de aprenderse a marchas forzadas la nueva geopolítica de la Premier League: Christian Ziege se fue del Liverpool y desembarcó en el Tottenham; Gareth Southgate pasó del Aston Villa al Middlesbrough; Teddy Sheringham, del Manchester United al Tottenham; Gustavo Poyet, del Chelsea al Tottenham; Dennis Wise, del Chelsea al Leicester. Sin contar, claro está, con los traspasos arriba citados y con la llegada de refuerzos provenientes del exterior: Peter Schmeichel (ex arquero del Manchester United), del Sporting de Lisboa al Aston Villa; Emmanuel Petit, del Barcelona al Chelsea; Boudewijn Zenden, del Barcelona al Chelsea; Laurent Robert, del PSG al Newcastle; Junichi Inamoto, del Gamba Osaka de Japón al Arsenal.

Y si por Inglaterra llueve, en España no escampa. Saviola y Bonano pasaron de River Plate, de Argentina, al Barcelona de España. Marcelo Romero, de Peñarol de Uruguay al Málaga. Salva, del Atlético Madrid al Valencia. Gonzalo de los Santos, del Málaga al Valencia. Samuel Eto, del Real Madrid al Mallorca. Geovanni Deiberson, del Cruzeiro de Brasil al Barcelona. Fabio Rochembach, del Internacional de Brasil al Barcelona.

Estos son apenas algunos de los traspasos en las tres ligas más fuertes de Europa. No se moleste en aprendérselos. Dentro de un año los que hoy visten de rojo volverán a hacerlo de azul.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.