Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/20/2013 12:00:00 AM

Patiño no ‘clasificó’ para el ascenso

Un día le faltó al general para que la plenaria del Senado pudiera resolver en definitiva su ascenso.

Parecía que el pasado miércoles 12 de junio el general de la Policía Francisco Patiño había puesto fin al calvario que le ha representado su ascenso al grado de mayor general.

Ese día, después de semanas de angustia, el hombre que lidera la fuerza policial en los complejos departamentos de Cauca y Nariño fue avalado por la Comisión Segunda del Senado para ascender a uno de los grados más altos de la fuerza pública.

Diez de los 13 congresistas que integran esa comisión consideraron que Patiño tenía “una hoja de vida ejemplar”, pese a que en sus épocas de comandante de Policía de Bogotá terminó involucrado en lo que fue calificado por la Fiscalía un falso positivo: la muerte del joven Diego Felipe Becerra, quien en principio fue presentado como un “atracador de busetas” cuando fue abatido por un patrullero de la Policía.

Por ello Patiño, quien se encuentra en el sur del país, no podrá hacer parte de la ceremonia de ascensos de los demás compañeros de su promoción, la cual estaba prevista para antes del 20 de julio, fecha patria en la que varios de los oficiales estrenarán su nuevo rango.

En últimas, fue la decisión de la Comisión Segunda del Senado de aplazar en dos ocasiones la aprobación del ascenso de Patiño la que impidió que pudiera recibir su grado de manos del presidente de la República, Juan Manuel Santos.

La ley establece un término de ocho días calendario para que el ascenso aprobado por la Comisión Segunda sea refrendado por el Senado, término que sólo se cumple el 21 de junio, un día después de que el Congreso clausure sus sesiones ordinarias, tal como lo establece la Constitución.

Si el ascenso de Patiño se hubiera resuelto el jueves 6 de junio, o el martes 11 de junio, cuando estuvo en la agenda, probablemente habría alcanzado para que la plenaria hubiera resuelto el asunto antes de finalizar su periodo de sesiones.

Eso motivó nuevamente la congelación del ascenso de Patiño, quien tendrá que esperar más de la cuenta para recibir su ascenso como mayor general, o por lo menos para que el Senado analice su situación.

Lo que Patiño aún no tiene claro es si ese debate que puso en vilo su ascenso se vaya a repetir en la plenaria, pues allí tendrá que someterse al escrutinio de 100 senadores. Sólo espera que la decisión abordada por la Comisión Segunda haya resuelto el debate que suscitó su promoción al grado de mayor general.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.