Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/1/2011 12:00:00 AM

Patos, al agua

En las próximas semanas, tres pesos pesados podrían entrar en la contienda por la Alcaldía de Bogotá. La campaña se puso buena.

Hasta hace muy poco se creía que el partidor para la campaña a la Alcaldía de Bogotá estaba definido. Tres partidos habían destapado sus cartas tempranas: los liberales, con David Luna; los verdes, con Enrique Peñalosa, y Cambio Radical, con Carlos Fernando Galán. Faltaba que se llenaran las sillas vacías del Partido Conservador, del Polo y de La U.

Pero la situación resultó más complicada. Los jóvenes pilos, Luna y Galán, no suenan ni truenan por ahora; los verdes están divididos entre mockusistas y peñalosistas; La U tiene maquinaria pero no candidato, y el Polo atraviesa una crisis profunda, agravada ahora con la detención del senador Iván Moreno.

El panorama, en consecuencia, no está definido, sino en pleno cambio y en los próximos días una avalancha de noticias subirá la temperatura de la campaña. La exsenadora Gina Parody se lanzará en dos semanas, el excandidato presidencial Gustavo Petro está casi decidido a meterse en la pelea y varias fuerzas políticas le están coqueteando al expresidente de Caracol Televisión, Paulo Laserna.

Parody, Petro y Laserna son pesos pesados en el ring de Bogotá. Marcan bien en las encuestas y gozan de reconocimiento, trayectoria y caudal electoral. En la última campaña presidencial Gustavo Petro sacó 240.000 votos en la ciudad y la última vez que Gina Parody se lanzó al Senado logró 85.000 votos, la mayoría de Bogotá. Paulo Laserna, por su parte, tiene la ventaja de aparecer todos los fines de semana en el programa Quién quiere ser millonario desde el año 2000, lo que le da una exposición que cualquier otro candidato envidiaría.

Parody, a sus 37 años, no es nueva en política. Se inauguró en 2002 con 75.000 votos como candidata a la Cámara y fue la representante más joven. Cuatro años después, fue una de las senadoras con mayor votación en el país y se hizo sentir con un estilo moderno y vehemente, y con banderas como los derechos de la mujer y la lucha contra la violencia infantil. Se opuso a la presencia de Salvatore Mancuso en el Congreso y partió cobijas con su mentor Álvaro Uribe por diferencias en la Ley de Justicia y Paz y por su oposición a la reelección.

Parody dará la pelea por la Alcaldía. Sin mucho ruido, está dedicada a armar cuadros, estrategia y un cronograma diario para la campaña. Es la candidata que más confía en los nuevos medios. Desde el 5 de marzo reactivó su cuenta de Twitter, en la que habla sobre el río Bogotá, y sube fotos de sus visitas a barrios como Las Cruces y Egipto. Su sede de Internet y su perfil de Facebook conducen a una página llamada Operación Urbana, donde los internatutas envían sus preocupaciones sobre Bogotá y en YouTube el video Quiero oírlo, invita a los ciudadanos a mandarle sus ideas.

Falta ver si estos instrumentos, de naturaleza elitista, serán suficientes para cerrar la brecha abierta con el electorado durante tantos meses de ausencia. Su lanzamiento está previsto para el 12 de mayo. Parody está preparando hasta el último detalle para empezar en firme la recolección de firmas con las que inscribirá su candidatura independiente.

Otro que tendría que salir a la calle a recoger firmas es Gustavo Petro. La semana pasada Carlos Vicente de Roux, concejal del Polo de línea petrista, renunció a su precandidatura dentro de la colectividad amarilla, lo que prendió el ventilador. Petro está dedicado a consolidar el movimiento Progresistas y acepta que la candidatura está dentro del abanico de posibilidades. "Será una decisión colectiva del movimiento -explicó a SEMANA-, pero no se trata solo de participar, sino de ganar".

También confesó que ha estudiado temas urbanísticos de la ciudad y ha revisado los estudios del metro. Incluso ha hablado del tema con su esposa y, aunque todavía se siente en el hogar el cansancio de la campaña presidencial, estaría dispuesto a apoyarlo. "Es muy probable que Petro se lance, sus amigos y colaboradores cercanos se lo están pidiendo", afirmó De Roux.

Su gran reto será diferenciarse de la administración Moreno. Aunque se retiró del Polo hace meses y fue quien hizo duras denuncias sobre el cartel de contratación, admite que "es difícil explicar que tengo una visión de ciudad totalmente distinta, aunque vengo del partido del alcalde".

En otras orillas, mucho se rumora que Paulo Laserna podría sorprender a los capitalinos en los próximos días. Después de su salida de Caracol, los conservadores propusieron su nombre y parece que le quedó sonando. Los godos se han reunido varias veces con Laserna y a una de estas reuniones -en las que se ha hablado de la crisis de movilidad, seguridad y política social- asistió Juan Lozano, presidente de La U, lo cual podría implicar el apoyo de dicho partido. Estas dos colectividades no han tenido éxito en la capital en años anteriores y Laserna puede ser un gallo tapado. Según Lozano, "Laserna conoce a Bogotá y se le nota la experiencia" y además cuenta con el visto bueno de varios ediles de La U.

Laserna tiene carisma, reconocimiento y experiencia. Fue concejal de Bogotá por el Partido Conservador y gerente de la ETB. Y está en un punto de su carrera profesional adecuado para retomar una vocación política que parecía a prueba de todo hace veinte años, cuando optó más bien por dedicarse a los medios de comunicación. Su desafío será demostrar que no ha perdido, después de tanto tiempo, la sensibilidad hacia lo público, y que entiende las nuevas realidades políticas, que son muy distintas a las de su época.

Lo único claro es que nada está escrito en piedra. Las campañas en Bogotá son cortas y suelen definirse en las últimas semanas. La baraja de pretendientes es amplia y podria crecer aun más con nombres como William Vinasco. Esto significa que la competencia sigue aiertatodos pueden competir, porque los votos están atomizados, y que el sucesor de Samuel Moreno será elegido por una minoría. Lo cual puede ser malo para su legitimidad pero, por lo pronto, es un incentivo para que se lancen más candidatos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.