Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2015/12/27 23:00

Un año de la desaparición de Paula Nicole

El 28 de diciembre del 2014 la pequeña de cinco años fue secuestrada cuando, al parecer, salía del colegio en Buesaco (Nariño).

Un año de la desaparición de Paula Nicole Foto: Archivo particular

Su color favorito es el rosado, como el de la bufanda que llevaba el día que la secuestraron. El 28 de diciembre del 2014 les arrebataron a su familia y a la comunidad de Buesaco (Nariño) a la pequeña Paula Nicole Palacios.

La niña de cinco años salía del colegio desprevenida, sin saber que afuera, en una camioneta, la esperaban sus captores.

José Germán Paguatián, uno de sus secuestradores, capturado el pasado 20 de noviembre, contó que mientras Blanca Digna López, una mujer de 52 años, la subía a una camioneta y contenía los gritos de Nicole con sus manos, él se las arreglaba para hacer un nudo ciego con aquel pedazo de tela rosada.

En la declaración, Paguatián habló del llanto de la pequeña, sus lágrimas cayendo y los gritos que se ahogaban. Desde ese momento nadie volvió a saber de Nicole.

Este lunes, un año después de la desaparición de la menor, ese instante de angustia se revive. Se convirtió en la pesadilla de sus padres que aún la buscan y esperan encontrarla con vida.

De tantos crímenes que se cometen en el país, este es uno de los más absurdos. Según contó José Germán Paguatián, la pequeña habría sido vendida por poco más de 50 millones a traficantes de órganos.

“Lo último que supe fue que la vendieron por una venta de órganos y que los compradores estarían en Cali esperando la llegada de la menor y no sé para dónde se la llevarían. En este momento no sé si está viva o muerta (sic)”, divulgó en ese momento Noticias Caracol, que tuvo acceso al interrogatorio.

De acuerdo con su testimonio, el secuestro de la niña fue planeado por Blanca Digna López y se dio porque, según él, la familia de Nicole le debía un dinero a Blanca.

“Por eso ella tomó a la niña, la vendió y ella misma fue a entregarla”, explicó el hombre.

Pero aunque la narración de uno de sus captores indica que la menor fue raptada en el colegio, otra versión había entregado la familia sobre los hechos.

Según le relataron a Semana.com, en junio 12 del 2015, Nicole salió de su casa hacia la vivienda de su tía Irma con la única intención de ponerse una muda de ropa nueva que ella le había comprado como regalo de Navidad.

Las dos casas están distantes a escasos 100 metros en las afueras del corregimiento San Antonio de Padua. Todo indica que Nicole no encontró a su tía en casa y decidió buscarla en el caserío, distante a cinco minutos a pie por una carretera pavimentada. En esa vía fue la última vez que la vieron.

“Sólo pido que si no le han hecho nada todavía a la niña, que nos la regresen", expresó este domingo Elizabeth Narváez, madre de Nicole, a La FM.

El caso de Paula Nicole Palacios sigue siendo un misterio. Mientras las autoridades buscan esclarecer qué ocurrió y dónde está la pequeña, la familia de la menor aún espera su regreso.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.