Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/21/2014 12:00:00 AM

"Pelea se inició cuando policía empujó a una mujer"

Así lo asegura Alejandro Gómez, gerente de la campaña de Peñalosa en Antioquia, sobre la gresca en Medellín.

La escena, que evoca una de esas grescas de barras bravas en las que se lían a puños a las afueras de los estadios, tuvo como ring una estación del Metro de Medellín. Sin embargo, no se trataba esta vez de ningún duelo de equipos enemigos. En un video aficionado que está rodando en las redes sociales, un grupo de muchachos con camisetas de la campaña de Enrique Peñalosa se enfrentan a dos auxiliares bachilleres de la Policía, quienes, como pueden, intentan defenderse, pues son sobrepasados en número.

Semana.com habló con Alejandro Gómez, gerente de la campaña de Peñalosa en Antioquia, sobre el origen de la disputa.

Semana.com: ¿Los jóvenes involucrados en la gresca son miembros de la campaña o fueron contratados para entregar volantes?

Alejandro Gómez: Varias precisiones sobre el tema. Los muchachos que protagonizaron el hecho son voluntarios de la campaña, o sea que sí pertenecían a ella. No estaban en ningún momento repartiendo volantes, eran unos muchachos que querían transportarse en el metro, porque de hecho el día de ayer se realizó lo que se conoce como un plan retorno, esto es, ubicarse cerca de las entradas de Medellín o en los peajes, con unas pancartas que llevan la imagen del candidato. Ellos no llevaban ningún tipo de publicidad para entregar ni en el metro ni en los peajes.

Semana.com: ¿Por qué se presentó esa batalla?

A.G.: Hubo un inconveniente al entrar ellos a la estación, porque tanto las directivas del metro como los auxiliares de la Policía les dijeron que no debían hacerlo, toda vez que iban con camisetas de la campaña. Ellos replicaron aduciendo que tenían derecho a transportarse. En medio de esta discusión, se presentó el hecho desafortunado de que al parecer uno de los auxiliares de la Policía empujó a una de las chicas, lo que desató la reacción desproporcionada de estos jóvenes hacia el auxiliar de Policía. Por fortuna todo se calmó inmediatamente. Se hizo presente el supervisor del metro y se aclararon las cosas. Tanto los chicos de la campaña como los auxiliares de Policía se presentaron excusas mutuamente y se solucionó el tema de esta manera.

Semana.com: ¿Entonces todo comenzó porque un bachiller agredió a una mujer?

A.G.: En este tipo de situaciones es muy difícil saber cómo empiezan las cosas. Yo no estaba en ese momento. Lo que tenemos es la versión de las personas que participaron y nosotros nos vemos en la obligación, como es apenas lógico, de creer en la versión de nuestros chicos. Hubo sí, un intercambio de palabras previo porque no les permitían transportarse en metro. Lo del empujón a la chica explica un poco la actitud inusitada de los jóvenes, pero en ningún caso la justifica.

Semana.com: ¿Qué va a pasar con los jóvenes involucrados?

A.G.: Como es de conocimiento público, nosotros repudiamos y rechazamos el hecho. Pensamos que eso no se corresponde ni con nuestra manera de ver la vida, ni con nuestra manera de hacer política, y presentamos excusas muy sentidas, tanto al auxiliar de Policía agredido como a la Policía como cuerpo armado, a la que respetamos y admiramos; así como a la gente del metro. Eso fue más o menos lo que nos pasó.

Semana.com: ¿Los voluntarios siguen en la campaña?

A.G.: Dentro de las medidas que tomamos para que esto no vuelva a ocurrir estuvo pedirles a algunos de ellos que no continuaran dentro del movimiento, puesto que quedó en evidencia que no compartían la manera de actuar de nosotros. Pero, como le digo, más allá de eso, lo importante es evitar que nos vuelva a pasar, mostrar nuestra inconformidad, nuestro rechazo y nuestras disculpas a las personas implicadas en los hechos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.