Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/23/2013 12:00:00 AM

Las disculpas de Robledo a Néstor Humberto

El senador le presenta excusas al abogado por hacerle una acusación falsa.

Una fuertísima discusión radial terminó en una amable carta de perdón. En efecto, durante el programa Hora 20 de Caracol Radio, en su emisión de la noche del pasado martes, se presentó un acalorado debate entre el senador Jorge Enrique Robledo y el exministro y abogado Néstor Humberto Martínez.

Un breve resumen del agitado debate es el siguiente: Robledo atacó con dureza a Martínez al señalarlo de ser el abogado que había puesto sus conocimientos para que unos pocos colombianos se quedaran con enormes extensiones de baldíos.

El exministro negó la acusación. El senador Robledo se mantuvo en su tesis con su gran capacidad argumentativa y su solidez oratoria. Martínez se molestó y le dijo que no mintiera. 

El dirigente del Polo insistió hasta que el jurista explotó: Le dijo que todo lo que decía era una enorme mentira y que por lo tanto lo retaba a un tribunal de honor. Palabras más, palabras menos, lo enfrentó. “Si usted muestra las pruebas de que sus afirmaciones son ciertas, yo dejo mi carrera de abogado de inmediato, pero si yo demuestro que usted está mintiendo, usted deja su curul en el Senado, se retira de congresista”. 

Al terminar el programa, cada uno se marchó con la propuesta sobre la mesa. Robledo dejó pasar unas horas y este miércoles le envió una carta en la que rectifica, pero a medias. En efecto, le dice: “Revisadas mis informaciones sobre su papel en los negocios de acumulaciones ilegales de tierras en la Altillanura que originalmente fueron baldíos, debo reconocer que me equivoqué -sin embargo, deja la duda flotando en el ambiente-: porque no puedo probar que usted fue el abogado que orientó las compras de ese tipo”.

La jornada de este martes fue especialmente intensa para el senador Robledo. En este mismo día y después de tres citaciones de la Comisión Quinta del Senado, Robledo realizó el debate de control político contra el ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, a quien el congresista cuestionó por intentar evadir en varias oportunidades el debate de control político.

Según Robledo, cuando Lizarralde era gerente de Indupalma sucedieron hechos muy graves sobre los que el ministro no quiso responder. Uno de esos tiene que ver con la acumulación ilegal de baldíos, particularmente en Sabana de Torres (Santander) y Puerto Carreño (Vichada), a través de los cuales Indupalma violó el artículo 72 de la Ley 160 de 1994. 

Robledo cuestionó el hecho de que Lizarralde haya utilizado los mismos argumentos del exembajador en Washington Carlos Urrutia para defenderse de una operación a todas luces ilegal y añadió que es evidente el impedimento que tiene el ministro en esta materia.

Robledo reiteró otras denuncias relacionadas con la ocupación indebida de baldíos, las hipotecas de lo que él llamó campesinos “socios” de Indupalma con un prestamista de Islas Caimán para respaldar deudas de la empresa palmera y el carácter leonino de las “asociaciones” en las que los campesinos propietarios terminan convertidos en jornaleros.

Robledo concluyó que Lizarralde debe renunciar por sus actuaciones como gerente de Indupalma y porque está impedido para casi todas las funciones de su cargo. En la noche fue a los estudios de Caracol para el debate radial en el que también participaron Luz María Sierra, editora general de SEMANA y el senador Armando Benedetti bajo la dirección de Diana Calderón.

Allí Robledo lanzó las acusaciones contra el exministro, a quien acusó de ser el abogado que estaba asesorando legalmente a compradores de baldíos. Luego la carta de disculpas que Semana.com reproduce por completo.


“Doctor 
Néstor Humberto Martínez Neira
Ciudad

Cordial saludo: 

Revisadas mis informaciones sobre su papel en los negocios de acumulaciones ilegales de tierras en la Altillanura que originalmente fueron baldíos, debo reconocer que me equivoqué ayer en Hora 20. Porque no puedo probar que Usted fue el abogado que orientó las compras de ese tipo para el Grupo Aval, error por el que le ofrezco excusas a usted, al programa y a la audiencia. 

Lo que dije fue una deducción de cuatro hechos conocidos: la violación de la Ley 160 de baldíos de 1994 por parte del Grupo Aval, sus vínculos como abogado con ese Grupo, su coincidencia jurídica en este tema con Brigard & Urrutia y su asesoría a la SAC con el objetivo del gobierno de cambiar esa norma, modificación que tiene entre sus propósitos resolverles el “chicharrón” –así lo llamó un ministro de Agricultura– a las poderosas empresas nacionales y extranjeras que dividieron sus compras a través de numerosas SAS, para ocultar que acumulaban tierras que la legislación vigente les prohibía acumular. 

Debo, además, insistirle en algo en lo que diferimos anoche: Colombia, en todos sus aspectos, está bastante más descompuesta de lo que están dispuestos a reconocer quienes la dirigen y gobiernan, hecho que dificulta avanzar en los correctivos necesarios. Para la muestra un botón: el espectáculo de firmas como la del aún embajador en Washington dedicadas a lograr que empresas del mismo nivel puedan disfrazar de legal la violación de la Ley 160 de 1994.

Atentamente
Jorge Enrique Robledo
Senador de la República”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.