Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/28/2009 12:00:00 AM

Peligro inminente

El plan que tenían las Farc para asesinar al Ministro de Defensa y sus hermanos en Anapoima revela que la guerrilla quiere acciones de impacto contra el establecimiento.

Desde hace un año y medio la Policía tenía información de que 'Patemala', uno de los jefes de sicarios de la columna móvil Teófilo Forero, estaba planeando algo grande en Girardot, Melgar y Anapoima, donde van a descansar políticos y empresarios de la elite bogotana. Los primeros indicios los obtuvieron con la captura de varios guerrilleros en San Vicente del Caguán, y se verificaron el año pasado cuando se descubrió que el grupo armado pretendía golpear a militares y contratistas de Estados Unidos en Melgar.

Pero en noviembre, cuando hicieron una operación asalto al campamento de 'Patemala' no quedaron dudas. En un cuaderno, de puño y letra del guerrillero, se les hacía seguimiento a varios miembros de la familia del ministro de Defensa Juan Manuel Santos. Tenía registrados rutas, días y modos de desplazamiento del presidente de la SIP, Enrique Santos, y de Luis Fernando Santos, presidente de El Tiempo. También fotos y detalles sobre las rutinas de caminatas y cabalgatas que estos hacían alrededor de su finca en Anapoima.

De todos los atentados que se han planeado contra Santos y sus allegados, este es el que llegó más lejos en su ejecución. La célula guerrillera, liderada por alias 'Caballo', había comprado una finca, y tenía toda una dotación de motos, armas y uniformes de la Policía. En más de ocho ocasiones habían subido hasta el campamento de las Farc a recibir instrucciones. El plan era hacerse pasar por los carabineros que hacen rondas de rutina en estas zonas de recreo, y simplemente disparar contra sus víctimas. Se presume que se haría en los próximos días, justo para cumplir con la orden dada por el Secretariado de las Farc de conmemorar con plomo y dinamita el primer aniversario de la muerte de 'Tirofijo'.

El plan se vino a pique con la captura de 10 personas implicadas en el tenebroso plan, dos de las cuales ya aceptaron los cargos y reconocieron no sólo que hacían parte de la Teófilo, sino que tenían un plan criminal. Plan que según la Policía, incluía el secuestro de un contratista del Plan Colombia, ex militar de Estados Unidos, quien vive en Girardot. Este sería un secuestro con el objetivo de volver a engrosar la lista de 'canjeables'.

La desarticulación de esta red no sólo es importante porque acaba con el plan de mediano plazo que tenían las Farc en estos municipios, y que incluía secuestros y atentados contra personas influyentes de la capital, sino porque le da un golpe mortal a la estructura de 'Patemala', quien se ha caracterizado por hacer acciones sangrientas, con uso de sicarios de la delincuencia común, pero con objetivos de alto valor político para las Farc.

Se sabe que hizo parte del asesinato de la familia Turbay Cote, en Caquetá, y que financió hace algunos años el homicidio de Liliana Gaviria, hermana del ex presidente César Gaviria. También que ordenó los múltiples atentados contra la ex alcaldesa de Neiva, y que tenía un plan para volar la casa del congresista Luis Fernando Almario.

Es decir, mientras la columna móvil Teófilo Forero se ha debilitado en los territorios donde combatía de manera convencional, mantiene grupos como el de 'Patemala' que hacen terrorismo y actividades sicariales contra personas del establecimiento o las elites. Esto encaja en su concepto de 'odio de clase' y tiene alto impacto en la opinión pública. No se necesita mucha capacidad militar y dan la sensación de que la insurgencia mantiene su poder de fuego.

Hasta ahora el anunciado aniversario de 'Tirofijo', que habían previsto las Farc como parte de su renacer, ha resultado más una serie de atentados terroristas sin poder de desestabilización, que una ofensiva militar. Sin embargo, la Fuerza Pública tiene el reto de evitar que consumen sus acciones, lo cual no es nada fácil, pero lo están logrando. La semana anterior emboscaron una patrulla del Ejército en Guaviare y mataron a cinco soldados. Y sin duda intentarán nuevas arremetidas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.