Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2000/02/14 00:00

Peñalosa, disparado

En tan sólo cuatro meses Enrique Peñalosa le ha dado un vuelco sin precedentes a su imagen como gobernante. Todos sus indicadores de gestión mejoraron.

Peñalosa, disparado

Una situación así nunca se había visto en la historia de los alcaldes de Bogotá. De hecho, que se recuerde entre gobernantes, solamente César Gaviria tuvo un giro de popularidad de esas dimensiones luego de la muerte de Pablo Escobar. Pasar de tener solamente 26 por ciento de favorabilidad a 53 por ciento, y bajar la imagen negativa de 67 por ciento a 35 desde septiembre pasado es un resultado sorprendente. La explicación parece ser bastante obvia: Enrique Peñalosa está por fin cosechando los frutos de lo que sembró su administración durante los primeros dos años de su mandato. Y la buena noticia para él es que en materia de obras públicas le esperan 11 meses más de cosecha. De hecho, si se proyecta la tendencia actual hacia el futuro, no sería extraño que terminara como candidato presidencial en 2002.





















¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.