Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2009/01/29 00:00

Perfil: Sigifredo, el sobreviviente

Este político de Pradera fue el único que quedó vivo de los 12 diputados tomados como rehenes en el recinto de la Asamblea en 2002, y asesinados a mediados del 2007.

Sigifredo lópez, ex diputado del Valle, secuestrados por las Farc. (Foto: Archivo SEMANA)

El 11 de abril de 2002, 20 guerrilleros del frente 30 de las Farc entraron vestidos de camuflado a la Asamblea del Valle. Se hicieron pasar como integrantes del Ejército y pidieron evacuar el edificio. Subieron en un bus a 12 diputados y, cuando ya el vehículo estaba andando, les dijeron que desde ese momento eran rehenes de esa guerrilla.

Entre esos diputados se encontraba Sigifredo López del Partido Liberal, nacido en Pradera (Valle) en 1963. Es hijo de Nelly Tobón, esposo de Silvia Patricia Nieto y padre de Lucas Guillermo y Sergio Alejandro.

López, abogado titulado de la Universidad Santiago de Cali, especialista en Derecho Administrativo y Magíster en Criminología, era un experimentado político del Valle. Había sido concejal, alcalde en Florida y luego diputado de ese departamento, después de haberse desempeñado como profesor en su universidad. Su carrera quedó truncada ese abril de 2002 cuando lo secuestraron.

Por razones aún no explicadas por las Farc, López no estaba con los demás diputados vallunos el 18 de junio de 2007, cuando en un episodio confuso resultaron muertos todos sus compañeros de curul.

Pocos días después, un guerrillero desmovilizado conocido con el alias de ‘Rafael’ dijo que a López lo habían dejado vivo por haber apoyado la toma de la Asamblea en 2002. Pero dicha versión fue negada inmediatamente por su esposa. “Más allá de la estupidez y de la infamia de la acusación nos preguntamos por los intereses que mueven a ‘Rafael’ y a quienes le enviaron a hablar por la televisión”, dijo su esposa.

Durante su cautiverio se entregaron pruebas de supervivencia en López es del Partido Liberal. Las últimas pruebas de supervivencia del ex diputado fueron recibidas en diciembre del 2002, en abril de 2007 y luego vino otra el 21 de junio del año pasado.

En esa prueba, López insistió en la necesidad de un acuerdo entre gobierno y Farc para liberar a quienes están cautivos, pero se mostró poco optimista al respecto porque la guerrilla ha insistido en la necesidad del despeje de Florida y Pradera, mientras el gobierno se niega rotundamente.

“A mi mamá que no se preocupe, que esté tranquila, que no voy a desfallecer por ningún motivo, que me espere”, fueron sus palabras en las pruebas de supervivencias de hace siete años. Por fortuna su mamá, doña Nelly Tobón, sobrevivió al dolor de la ausencia de su hijo y lo esperará al lado de la familia López Tobón hasta cuando llegue, todavía con el arbolito de Navidad en pie, lleno de luces y de regalos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.