Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/25/2014 8:15:00 PM

El nuevo lío de la máquina ‘tapahuecos’

La Personería tendrá que investigar si existen errores en la prórroga del contrato de reparcheo de vías.

A medida que la máquina ‘tapahuecos’ avanza con el reparcheo en el norte de Bogotá, los líos por el contrato siguen apareciendo. Ante la Personería Distrital fue radicado un derecho de petición para que este ente de control investigue las presuntas irregularidades que tendría la prórroga del contrato con la empresa Green Patcher S. A. S., encargada de los trabajos.

Tan solo hace dos semanas que la Unidad Administrativa Especial de Rehabilitación y Mantenimiento Vial (UMV) atendió los requerimientos de la firma  Green Patcher y decidió prorrogar el contrato por 11 meses. Uno de los argumentos de la UMV es que lo mejor para la ciudad es “que el contrato no se termine”, según lo manifestó en su momento su director (e), Juan Carlos Abreo Beltrán.

Pero ahora el concejal Jairo Cardozo, quien destapó las irregularidades iniciales, reveló lo que considera “perlas” con las cuales se autorizó la ampliación.

Uno de los argumentos que presentó la firma es que hubo “circunstancias de fuerza mayor administrativas, técnicas y de contratación de personal”. Pero para el concejal Cardozo y su equipo jurídico, las situaciones eran predecibles, por lo que debió cancelarse el contrato.

La empresa colocó como circunstancias de fuerza mayor administrativa la solicitud de importación temporal a corto plazo ante la DIAN, el trámite de homologación de los equipos, trámite de compra de chasis y cupo de chatarrización, entre otros temas.

Para el cabildante, no obstante, la firma debió prever estos tiempos de trámites, que en el país son demorados.

Green Patcher presentó otras circunstancias que imposibilitan el cumplimiento del contrato. Entre ellas están el mantenimiento correctivo a las máquinas, la capacitación del personal, la temporada de lluvia en los meses de septiembre y octubre. También los días festivos no laborados, incluso las bajas temperaturas de la madrugada que imposibilitan los trabajos.


Operarios trabajan en el reparcheo en el norte de Bogotá.

Por eso el documento presentado por el concejal solicita que “se investigue y determine si existieron irregularidades en la celebración de la prórroga número 1 al Contrato de Ciencia y Tecnología número 683 de 2013 suscrito entre la UMV y Green Patcher Colombia S. A. S., o si, por el contrario, se ajusta totalmente a la normatividad vigente”.

“No hay ningún elemento que diga que esto no se podía prever, que iba a suceder. Pedimos que los organismos de control se pronuncien para saber si esos argumentos eran suficientemente válidos para tenerlos de fundamento para la prórroga del contrato”, le dijo a Semana.com el concejal Cardozo.  

La solicitud de indagación por las presuntas nuevas irregularidades también quedó en manos de la Veeduría y la Contraloría de Bogotá. Este último ente de control tendrá que verificar si existe un manejo inadecuado de los recursos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.