Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2003/12/15 00:00

Pescadores de coca

Una operación antidrogas dejó al descubierto la increíble historia de cómo una familia que pasó de humildes pescadores está hoy acusada de estar entre los más importantes transportadores de droga del país.

Según las autoridades algunos de los miembros de la familia Coneo fueron los pioneros del transporte de droga por alta mar utilizando el sistema de lanchas rápidas.

Hace dos años algunos de los mejores hombres de la Dirección de Investigaciones Judiciales de la Policía (Dijin) recibieron la misión de atacar y desmantelar una de las estructuras de narcotraficantes más poderosa de la Costa Atlántica. Según los informes de la DEA la red, que llevaba operando varios años y se había caracterizado por un perfil muy bajo, era la responsable de enviar mensualmente grandes toneladas de cocaína hacia Estados Unidos.

Durante más de 24 meses los oficiales de la Dijin se dedicaron a realizar seguimientos, infiltraciones y otras labores de inteligencia con el objetivo de identificar a los miembros de la red. Como resultado de este minucioso trabajo los policías fueron encontrando las piezas de un complejo rompecabezas. Descubrieron que la red estaba conformada por 15 personas que operaban en Cartagena y oficinas satélites en Barranquilla, Medellín y Bogotá. Las investigaciones establecieron que los narcotraficantes estaban aliados con paramilitares de la Costa Atlántica, quienes les ofrecían la protección necesaria para enviar la droga por vía marítima utilizando como puente a México y las islas del Caribe. También, que sus principales socios eran mafiosos estadounidenses radicados en el sur de la Florida. Toda la información recolectada por los hombres de la Dijin era compartida con sus colegas de la DEA en Colombia y Estados Unidos.

A comienzos del mes pasado el rompecabezas estaba casi armado y los oficiales colombianos se fueron tras la última pieza. En la madrugada del pasado 6 de noviembre realizaron 23 allanamientos en cuatro ciudades y arrestaron a los 15 miembros de la red. La operación, denominada Alcatraz, fue considerada como uno de los mayores golpes en la historia reciente de la lucha contra el narcotráfico.

La directora general de la DEA, Karen Tandy, que ese día estaba de visita oficial en Bogotá, viajó hasta Cartagena, desde donde se coordinó todo el operativo para conocer los pormenores de la acción y felicitó públicamente a los oficiales de la Dijin por las capturas. Los 15 detenidos eran buscados por la justicia de Estados Unidos y serán pedidos en extradición acusados de narcotráfico y conspiración para distribuir cocaína en ese país.

Alcatraz terminó con una red completa de narcos pero también propinó un duro golpe que repercutirá en otras estructuras de narcotraficantes en el resto del país. Dentro del grupo de los 15 capturados se encuentran Carlos y Fabián Coneo. Los dos son los últimos miembros detenidos de una familia que las autoridades acusan de ser la pionera en el país del envío de droga por vía marítima. Según la Policía, por años, han sido los transportadores de confianza de los carteles de droga de Cali, Medellín y la Costa.

Los Coneo son una numerosa familia que durante décadas ha vivido en la isla de Tierra Bomba y Cartagena. La mayoría de sus integrantes eran pescadores y en la región eran reconocidos por ser muy hábiles en el manejo de las lanchas en mar abierto. La primera vez que el apellido de la familia salió a la luz pública fue en abril de 2000 cuando dos de los patriarcas de la familia, Heriberto y Raimundo Coneo, fueron capturados por las autoridades colombianas que los acusaron de ser jefes de una organización de narcotráfico. Los dos eran buscados por la justicia de Estados Unidos, Panamá, República Dominicana y Haití por delitos relacionados con el narcotráfico.

La Policía encontró que Heriberto Coneo y parte de su familia comenzaron a amasar una gran fortuna cuando a finales de los años 80 organizaron una flotilla de lanchas rápidas para el transporte de cocaína por el Caribe. Las embarcaciones, que eran tripuladas por él y otros miembros de su familia, estaban al servicio de los carteles de Cali, Medellín y la Costa. Con el paso de los años decidió formar su propia organización, con algunos de sus familiares y amigos, pero continuó transportando droga para diferentes organizaciones. Los Coneo se hicieron muy populares dentro del mundo del narcotráfico ya que dominaban, como pocos, las rutas por el Caribe.

Cuando Heriberto y Raimundo fueron detenidos el 'Clan de los Coneo' o 'Los Lancheros', como también eran conocidos, fue liderado por otro miembro de la familia: Héctor Manuel Coneo, llamado el 'rey de las lanchas'. En diciembre de 2001 fue arrestado por las autoridades en Medellín. Para ese momento siete miembros de la familia Coneo ya se encontraban tras las rejas acusados de narcotráfico. Para la Policía era más que evidente que lo que parecía ser una familia de humildes pescadores en realidad eran millonarios narcotraficantes.

Después de una larga investigación en junio de 2002 la unidad de lavados de activos del DAS incautó 22 inmuebles de los miembros del clan Coneo en Cartagena avaluados en más de 5.000 millones de pesos. Ese mismo año la Fiscalía de Drogas de Panamá solicitó la condena del principal socio de los Coneo en ese país y embargó sus cuentas bancarias, empresas y propiedades en esa nación.

La Operación Alcatraz consiguió desmantelar una red completa de traficantes pero la realidad es que esa acción se convirtió en un doble triunfo en la lucha contra la droga al capturar a Carlos y Fabián Coneo. Con ellos son nueve los miembros de la familia que ya están tras las rejas. Esas detenciones son un nuevo y certero golpe contra la estructura de quienes son considerados por las autoridades nacionales y extranjeras como los principales transportadores marítimos de droga del país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.