Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/24/2015 10:00:00 PM

Pese a las 'jugadas' del uribismo, avanza la reforma para la paz

Dos representantes del Centro Democrático se acogen a la letra menuda del reglamento e intentaron entorpecer el acto legislativo para la paz. No lo lograron, pero el Gobierno sufrió.

De los congresistas del Centro Democrático se decía que eran primíparos e inexpertos, y que tenían que recibir las indicaciones de Álvaro Uribe para saber cómo votar. Pero en la Cámara de Representantes resultaron ser todos unos aventajados en la letra menuda del reglamento.

Los representantes Álvaro Hernán Prada y Édward Rodríguez, conscientes de que poco podrían hacer para impedir la aprobación de la reforma para implementar los acuerdos de paz, sacaron debajo del sombrero una serie de recursos y maniobras para obstaculizar el trámite.

El proyecto es uno de los más reclamados por el Gobierno y debe ser aprobado por la comisión primera y la plenaria de Cámara antes del 16 de diciembre. Tres semanas, tiempo muy estrecho y con poco margen de maniobra, en las que el Gobierno no puede perder un solo minuto si no quiere que fracase esta iniciativa.

Con las cuentas apretadas, los uribistas Prada y Rodríguez intentaron retrasar la discusión aplicando a la letra menuda del reglamento, por ende, ratificaron que su objetivo es hundir el proyect, no por la vía del debate, sino por la de las “argucias jurídicas”, como lo definió el representante Carlos Jiménez, de Cambio Radical.

Todo empezó en la tarde del lunes. La comisión primera de la Cámara estaba citada para el debate del acto legislativo para la paz, la sesión fue instalada mientras la mayoría de representantes se encontraban en la Casa de Nariño, precisamente en una reunión sobre la necesidad de aprobar el proyecto.  

Prada, aprovechando su condición de vicepresidente de la comisión primera, llamó a lista y comprobó que no había quórum, levantó la sesión sin leer los proyectos que deberían ser discutidos, como lo fija el reglamento.

Este martes, cuando empezó la discusión del proyecto, los uribistas advirtieron de que la sesión era ilegal, precisamente por no haber leído los proyectos. Telésforo Pedraza sacó varias sentencias para indicar que la sesión era válida.

Y por si fuera poco, el representante Édgar Rodríguez presentó una recusación a los 35 congresistas de la comisión con el argumento de que estaban legislando en causa propia, pues la reforma les encomienda hacer las leyes que implementen los acuerdos con las FARC.

El argumento de Rodríguez fue calificado de exótico, pero en el fondo lo que buscaba era frustrar la sesión, pues exigía que la comisión de ética resolviera la recusación antes de continuar con el debate.

No fue así. De nuevo Pedraza  expuso la tesis de que el debate podía continuar mientras se resolvía la recusación. Y así se hizo. Lo que los uribistas buscaban era que tampoco hubiera decisión este martes, y el Gobierno perdiera tiempo.

El debate continuó y en la tarde llegó el veredicto de la comisión de ética, que negó las recusaciones.  

La conducta de los congresistas Prada y Rodríguez fue calificada como “desleal” por el propio ministro del Interior, Juan Fernando Cristo. Sin embargo, estos recursos están amparados en la ley y también han surgido porque la coalición de Gobierno les “ha dado papaya” para que ejecuten su estrategia.

Pese a ello, el Gobierno y sus mayorías se impusieron a las 'jugadas' del uribismo. El proyecto fue aprobado en tercer debate y pasó a la plenaria de la Cámara.

Se aprobó la creación de una comisión legislativa integrada por los congresistas de las comisiones primeras más otros 12 que serán nombrados por las directivas del Senado y la Cámara.

También las facultades extraordinarias para el presidente, por máximo seis meses, para expedir decretos relacionados con la paz.    

Seguramente, Uribe, quien ha sabido reconocer sus numerosas derrotas, se oponga a la estrategia de sus representantes, que han sabido dar cátedra de la letra menuda del reglamento. O quizá le sea indiferente, pues si el objetivo del uribismo es oponerse a la forma de implementación de los acuerdos, el fin justificaría los medios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.