Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/24/2017 7:36:00 PM

Petro, el animalista que favoreció las peleas de gallos

El exalcalde de Bogotá es el personaje de esta semana en #ElPasadoNoPerdona. Así lo eligieron los lectores en un sondeo. Hay quienes dicen que como congresista votó a favor de la ley que declaraba a la tauromaquia expresión artística. Pero él no lo recuerda.

Para nadie es extraño ver al excalde Gustavo Petro liderando y apoyando iniciativas en contra del maltrato animal. Las fiestas taurinas en especial, fueron la bandera durante su Alcaldía y lo son nuevamente este año. ¿Pero acaso él no votó a favor de la Ley de Toros siendo representante a la Cámara por el Polo Democrático en el 2004?

Ésta y otras contradicciones del espíritu animalista de Petro las recordamos en #ElPasadoNoPerdona de Semana.com:

La Ley 916 de 2004 -en la que diferentes fuentes aseguran que Petro dio su voto a favor- establece nada más y nada menos el Reglamento Nacional Taurino (consúltelo aquí) en el que se considera la actividad taurina como una expresión artística del ser humano. Al preguntarle al exalcalde por su voto en esta ley, aseguró no recordar si estuvo en la sesión, y de haber estado, tampoco recuerda si su voto fue a favor o en contra: “lamentablemente no existen las actas, las estamos buscando“ afirma.

Pero al parecer, Petro no sólo avaló con su firma este tipo de actividades sino que además participó en ellas. Telésforo Pedraza, en ese entonces también Representante a la Cámara, armó un avispero en el Congreso cuando en una de sus intervenciones afirmó haberse encontrado al que en ese momento ya era el alcalde de Bogotá en la Plaza de Toros La Santamaría: Petro, el mismo que quería prohibir los toros en su gobierno, había sido visto por él en la plaza con “bota y todo, con cachucha”, dijo.

Frente a esto, Petro le dijo a Semana.com que era falso y que no había registro alguno. El representante Pedraza, 3 años después, sigue asegurando que incluso se saludaron: “que no sea mentiroso”, dice. “Pregúntele a Jaime Dussan (exsenador del Polo)".

Esa no fue la única vez que públicamente afirmaron haber visto al excongresista del Polo disfrutando de una corrida. Ese mismo año, en agosto, Nicolás Nossa, matador y profesor de la Escuela Taurina de Choachí, le recordó también a Petro haberlo visto en la plaza de su municipio.

Pero Petro asevera no conocer siquiera esa plaza. Nossa, en entrevista con Semana.com, lo desmiente nuevamente: “en aquél entonces Petro era muy cercano a Venus Albeiro Silva (hoy Concejal), quién es casado con una señora de Choachí… estuvieron durante las fiestas en enero, se lo dije en la huelga que hicimos”.

En su documento de campaña para llegar a la Alcaldía, Petro no dedicó ni una palabra a la protección de los animales, sin embargo en el Plan de Desarrollo, ya posesionado como alcalde, incluyó una sección de “Bogotá Humana con la fauna”, que de todas maneras no consideró dentro de sus acciones la lucha contra el toreo: las estrategias plasmadas estaban relacionadas con caninos y felinos, la erradicación del comercio de animales en plazas de mercado, la sustitución de los vehículos de tracción animal y la eliminación de toda forma de exhibición de animales en espectáculos circenses.

Consulte: Plan de gobierno de la alcaldía de Gustavo Petro 

Puede leer: Plan de Desarrollo

Por supuesto las corridas de toros tienen más opinión pública que otros temas animalistas y el hecho, es que para el inicio de la administración Petro la lucha se encaró contra los toros: en enero de 2012 Petro rechazó el derecho al palco en la Plaza de Toros La Santamaría y para el 14 de junio revocó el mandato por el cual se entregaba en arrendamiento la plaza a la Corporación Taurina (Contrato 411 de 1999).

En medio de la polémica, animalistas y personas en general aludían a que las corridas no eran el único tipo de actividad cultural en el que se maltrataban animales. Así, salieron a relucir las peleas de gallos. El alcalde no tardó en reaccionar y en octubre de ese año declaró en los medios que tomaría acciones en contra de esta actividad. Lo que en realidad nunca sucedió.

No se sabe si Petro no tomó medidas debido a la fuerte presión del gremio de galleros de Bogotá que hizo presencia en la Plaza de Bolívar, o a su estrecha relación familiar con las galleras de la costa del país.  

Como ejemplo, se tiene que al inicio de su administración, en el Club Gallístico San José (Sincelejo), le hicieron un homenaje a Jorge Emilio Alcocer, uno de los galleros más respetados de la región. Jorge Alcocer, era el padre de Verónica Alcocer, la esposa del exalcalde, quien también estuvo muy cerca de la actividad taurina en su juventud, pues fue reina de las fiestas del 20 de enero según cuenta un historiador. Para Fabián Sarria Guevara, Director actual de la Federación de Gallos de Colombia, el exalcalde se quedó quieto después de que le sacaron en público estos hechos.

En esta ocasión que el candidato a la presidencia volvió a manifestarse sobre los toros, los twitteros aprovecharon para recordarle que su interés animalista era selectivo, y que no solamente no llevó a cabo ninguna acción contra las galleras en ese entonces, sino que además bajo el patrocinio de su alcaldía se publicitó uno de los clubes más famosos de la ciudad: el Club Gallístico San Miguel. Petro al respecto insistió que se trató de una foto que hacía parte de un estudio para declarar la gallera como patrimonio y que no salió a las calles.

Al consultar con el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC) se encontró que la gallera no solamente no está declarada como patrimonio cultural, sino que la valla sí existió y además la fabricación fue contratada bajo su alcaldía:

“Las vallas fueron suministradas bajo tres contratos de obra (Nos. 215/2012, 272/2014 y 256/14)… La valla ilustrada en el oficio No. 14100 contiene un banner que para la época del contrato fue incluida como tema de divulgación institucional. La imagen corresponde a una fotografía tomada por Carlos Hernández Llamas… y fue utilizada evidentemente en la administración anterior durante el plan de desarrollo de la “Bogotá Humana”. Mauricio Uribe González, Director General de Instituto Distrital de Patrimonio Cultural en un oficio del 10 de febrero de este año como respuesta a Juan Carlos Franco Duque de la Contraloría de Bogotá.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.