Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/18/2014 12:00:00 AM

¡Increíble! A Petro le caen los sindicatos

Los sindicalistas protestan afuera del Concejo Distrital y denuncian que el Distrito no les ha cumplido un pliego de peticiones.

Pocos pensarían que un mandatario de izquierda no apoya a los sindicatos. Sin embargo, una protesta de unos 400 sindicalistas en las afuera del Concejo de Bogotá mostró lo contrario. Semana.com habló con la presidenta del Sindistritales, Marta Pineda, y manifestó el inconformismo de este sector con la Administración del alcalde Gustavo Petro.

Varios sindicatos del Distrito, unidos en la Coordinadora de las Organizaciones Sindicales del Distrito, convocaron a la movilización “por la política de agresión contra los trabajadores distritales”, que irá desde el cabildo hasta la Plaza de Bolívar.

Según Pineda, el Distrito no les ha cumplido con un pliego de peticiones que radicaron en la Alcaldía desde hace seis meses. El pliego exigía terminar la tercerización ya que, según ellos, las empresas intermediarias no permiten el libre derecho de la asociación; un aumento de salario digno, y la ampliación del personal de planta.

“Lo radicamos en marzo y empezamos negociación en abril, pero hasta la fecha no hemos llegado a ningún acuerdo. El aumento salarial para este año es uno de los más bajos que hemos tenido, no contamos con personal de planta suficiente y esta administración le apuesta a la orden de prestación de servicios, eso es clientelismo”, sentenció Pineda.

Marta Pineda agregó que, los presidentes de los sindicatos, están siendo perseguidos por la Administración, pues les quitan los permisos sindicales por poner en conocimiento las anomalías de los diferentes sectores.

El Distrito tiene 172 sindicatos. La asociación mayoritaria es Sindicato de Empleados Distritales (Sindistritales), el cual agrupa todas las entidades del distrito, lleva 78 años y están vinculados unos 6.000 trabajadores.


“Con esta administración nos ha bajado la calidad de vida y no hay lugares para trabajar, eso es una burocracia. El distrito dice que las personas encargadas para dialogar no están. Ha faltado la voluntad política del alcalde, él pide que se le respeten sus derechos pero no respeta los nuestros. Nosotros también somos el pueblo”, concluyó la presidenta de Sindistritales.

Por su parte, el director de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT), Carlos Velásquez, le dijo a Semana.com que, además de las peticiones ya mencionada, le exige a la Administración no extender los contratos de concesiones educativas. “Lo público se queda público”.

Al respecto, la secretaria General de la Alcaldía Mayor, Martha Lucía Zamora, dijo que los sindicalistas no tienen por qué protestar si la Administración los está escuchando.

“Estamos en esa negociación, la mesa no se ha levantado. Ahora, estamos en el punto más difícil que es el aumento de salarios, luego pasaremos  a lo de las plantas temporales. Lo que están haciendo es una manera de presionar a los directivos”, explicó.

Además, aseguró que la Administración es la más interesada en escuchar a los sindicatos. “No pudimos reunirnos esta semana porque los que tenemos la potestad no estamos en Bogotá, pero seguimos la próxima. Llevamos cuatro meses de reuniones sindicales, pero ellos hacen más lento todo. La próxima semana vienen propuestas de la Administración que deben analizar y responder”, concluyó.

Mientras tanto, los empleados distritales siguen aproximándose al Concejo de Bogotá. Alrededor de las 11 a. m. seguirán su recorrido por la calle 34 hacia el sur y después, cogerán la séptima hasta llegar a lo que el mismo alcalde denominó “la plaza de la democracia”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.