Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/16/2013 12:00:00 AM

Petro: “¿Santos será cómplice de una arbitrariedad?”

El alcalde mayor acusa al procurador Alejandro Ordoñez de “romper la Constitución y la ley”.

De la plaza pública a los micrófonos. Gustavo Petro no ahorra esfuerzos para aferrarse a su cargo tras la destitución y la inhabilidad decididas por el procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez. Tras una semana en la que el alcalde aglutinó miles de seguidores en la Plaza de Bolívar en defensa de su causa, ahora inició una estrategia mediática.

En la mañana de este lunes estuvo en la mesa de trabajo de La W Radio. Allí le preguntó al presidente Juan Manuel Santos sí será “cómplice de una arbitrariedad”. El interrogante lo formuló tras conocerse la frase del ministro de Justicia, Alfonso Gómez Méndez, que quiso zanjar de una vez por todas esa situación: “el Gobierno no valida ni invalida la decisión del procurador”. ¿Por qué? “Porque lo único que puede hacer el presidente de la República es ejecutar la decisión del procurador”.

Para Petro esta respuesta no es suficiente. Según su concepto, lo que hizo Ordóñez fue “romper la Constitución y la ley” y, en consecuencia, ahora se viene otra trascendental discusión en Colombia: “¿Si el presidente tiene que obedecerle al procurador o hacerse cómplice de una arbitrariedad?”. En el diálogo con esa emisora, Petro preguntó, además, que “siendo el procurador un juez no competente ¿tiene la obligación el presidente (Santos) de acatarla?”

Para él está claro que “no es cierto que el jefe de Estado sólo tenga la opción de firmarle al procurador su fallo”. Según el punto de vista de Petro, Santos puede consultarle a la Corte Interamericana de Derechos Humanos si puede “usar la convención” o no en el sentido de que “no se pueden destituir a funcionarios elegidos”.

“El presidente debe hacer cumplir la convención de Derechos Humanos”, insistió el alcalde Petro en la emisora. Y, eso sí, advirtió que no se va a quedar quieto: si el mandatario de los colombianos no consulta, “me tocará a mí apelar ante la CIDH”, advirtió.

“¿Estaría el presidente, sabiendo que tiene esta opción, dispuesto a hacer la consulta?”, se preguntó. “Vemos que el presidente puede salvar la democracia”, señaló.

El burgomaestre insistió en que Alejandro Ordóñez quiere “violar los derechos políticos de 732. 000 personas” que votaron por él. Afirmó que esas personas que votaron y los que no votaron “no están dispuestas a ser cómplices de una arbitrariedad.

“Se trata de que 732.000 ciudadanos decidieron que este señor los gobernara, y ese voto hoy está siendo anulado”, explicó Petro en su defensa.

Petro les da a las marchas de protesta un concepto más amplio que la mera defensa de su cargo. Para él, lo que está ocurriendo en el país es el inicio de una búsqueda más amplia de cambios políticos. “Cuando la ciudadanía sale a las calle es que se está creando un proceso de constituyente -dijo-, se está moviendo una ciudadanía libre”.

“Estamos en una de las jornadas más hermosas en Colombia, hay que darle el peso específico de lo que eso significa: un proceso constituyente en marcha”, agregó. Aseguró que los que se movilizan quieren una constituyente y exigen “democracia, cambios y reformas”.

Petro valoró su caso con un hecho de extrema gravedad. Dijo que lo ocurrió no es una determinación más contra un funcionario, sino que es un verdadero “golpe de Estado”. Para él, los que planearon “el golpe de Estado” en su contra “no son bobos” porque están construyendo condiciones para que no gobierne otro proyecto progresista en Bogotá.

El alcalde afirmó que Álvaro Uribe, Francisco Santos y Alejandro Ordóñez “prácticamente han destruido sus posibilidades políticas” para gobernar en capital colombiana. “Lo que va pasar si los del golpe de Estado ganan es que habrá una interinidad terrible no sólo de la administración, sino de la ciudad misma”, sostuvo.

Finalmente, culpó a Alberto Ríos, a quien denominó como el “zar de las basuras”, de estar detrás de su destitución. “(Ríos) ordenó que se dejara de recoger basura en Bogotá porque el Distrito no tenía la capacidad de recogerlas, y así me destituyeran”, concluyó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.