Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2015/12/18 18:30

Petro pide pista en La Habana

El alcalde saliente de Bogotá pretende llevar a Cuba las propuestas que los bogotanos han formulado para el posconflicto.

Gustavo Petro viajará en enero a La Habana Foto: Archivo SEMANA

Aunque le quedan 13 días en la Alcaldía de Bogotá, Gustavo Petro ya piensa en lo que hará a partir del primero de enero, día en que deberá entregarle el cargo a Enrique Peñalosa y cuando se convertirá en exalcalde. Sus cercanos han dicho que empezará su carrera para conquistar la presidencia en el 2018, sus contradictores creen que le hará oposición a su sucesor.

Lo cierto es que Petro ya tiene planes para el 2016. Se irá a La Habana con el propósito de acercarse a la Mesa de Negociaciones entre el Gobierno y las FARC para presentar un proyecto al que le dedicó varios meses de su administración: recoger las propuestas de los bogotanos para el posconflicto.

Desde el junio pasado, la Secretaría de Gobierno lanzó el Encuentro Distrital para la Paz, una iniciativa que buscaba recoger las propuestas de los ciudadanos en el tema de refrendación, reforma política y agenda social para el posconflicto.

La idea de la administración ha sido recoger, en un solo documento, todas las ideas de los bogotanos y llevarlas a Cuba en enero del próximo año.

Pero como el proyecto surgió de la administración distrital de la Bogotá Humana, Petro no quiere dejársela en el despacho a Peñalosa, sino que él mismo la quiere presentar a los negociadores del Gobierno y las FARC en La Habana. La Mesa reanudará su trabajo la segunda semana de enero con el propósito de finiquitar el acuerdo final que ponga fin al conflicto. De momento, no está previsto un encuentro con el alcalde saliente.

Este viernes la Secretaría Distrital de Gobierno, Gloria Flórez Schneider, presentó el trabajo que adelantó la administración con el objetivo de contribuir al posconflicto.

“Fue un trabajo riguroso que se hizo en las localidades a través de 14 Encuentros Territoriales para la Paz que se llevaron a cabo entre junio y diciembre en los que participaron más de 2.000 ciudadanos pertenecientes a cerca de 600 organizaciones sociales”, explicó la funcionaria.

Según ella, el encuentro busca crear mecanismos para promover la refrendación de los acuerdos de paz, así como fijar una agenda para proteger la paz “desde Bogotá”.

Flórez resaltó los grandes avances y aportes que, según ella, se hicieron en la administración de Petro, como luchar contra la segregación: “la inclusión de la diversidad y todo lo que hemos construido desde los territorios, poniendo a las víctimas en el centro”.

Todo parece indicar que Gustavo Petro, quien tuvo cuatro años agitados y difíciles, no tendrá descanso. Conociendo su carácter, va a seguir buscando protagonismo, incluso como exalcalde. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.