Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2010/09/27 00:00

Piedad Córdoba: "sanción de la Procuraduría es muestra de persecución política”

El Ministerio Público destituyó e inhabilitó a la senadora por 18 años. Según indicó, la senadora "emitió consejos" a las Farc para ayudarle en sus objetivos. Córdoba respondió: "el Procurador se encuentra seriamente cuestionado por sus actuaciones".

La senadora Piedad Córdoba tiene abierta una investigación en la Corte Suprema de Justicia, por su relación con las Farc.

Como una persecución política en su contra calificó la senadora Piedad Córdoba la destitución e inhabilidad para ejercer cargos públicos durante 18 años, proferida por la Procuraduría General de la Nación.

Según el Ministerio Público, la senadora liberal "emitió consejos" a las Farc para enviar grabaciones de voz en lugar de videos de personas secuestradas. El fin era "adoptar una mejor estrategia en la búsqueda de sus objetivos".

En un comunicado publicado en su página de Internet, Córdoba afirmó que “la investigación disciplinaria adelantada por el señor Procurador, no tiene respaldo probatorio, mérito jurídico alguno y menos aún valor moral y ético”.

Insistió en que esta sanción disciplinaria es “una muestra más de la persecución política” en su contra y cuestionó la idoneidad del Procurador, Alejandro Ordóñez, resaltando que él “se encuentra seriamente cuestionado por sus actuaciones”.

Córdoba aseguró que no modificará sus “principios éticos, valores y acciones en la búsqueda de la paz con justicia social” y expresó su gratitud con quienes han expresado voces de solidaridad.

El procurador, Alejandro Ordóñez Maldonado, sancionó disciplinariamente a la senadora liberal Piedad Córdoba por haber promovido y colaborado con las Farc.

La investigación se originó en los hallazgos de los medios electrónicos incautados en la Operación 'Fénix', donde fue abatido alias ‘Raúl Reyes'. Según indicó la Procuraduría, en el cruce de documentos entre el grupo guerrillero y la senadora, en los que se identificó con los alias de 'Teodora', 'Teodora de Bolívar', la 'Negra' y la 'Negrita', la parlamentaria se extralimitó en sus funciones.
 
El Procurador aclaró que se tuvo en cuenta el tiempo en que la senadora fue autorizada por el gobierno de Álvaro Uribe para intermediar con la guerrilla de las FARC. Después de determinar ese tiempo, las pruebas con las que se adoptó esa decisión corresponden a “hechos anteriores y posteriores” a ese lapso de intermediación.

El Ministerio Público compulsó copias a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia para que ese tribunal decida si abre o no investigación contra la senadora Córdoba por la presunta "comisión de crímenes de lesa humanidad". La senadora tiene abierta una investigación preliminar en ese tribunal, por los mismos hechos.

Según indicó la Procuraduría, la conducta de la senadora Piedad Córdoba amerita  compulsar copias "para que se realice esa investigación y sea la Corte la que determine su responsabilidad”.

La decisión del procurador Ordóñez, según dijo, la tomó basado en las investigaciones que el Tribunal abrió contra los ex representantes por Chocó Odín Sánchez y Édgar Ulises Torres, involucrados en la parapolítica.

Las pruebas

Entre las pruebas con las que el Procurador tomó esta decisión, están las mismas con las que cuenta la Corte, consistentes en 52 llamadas interceptadas legalmente por la Fiscalía, entre la senadora y el frente 30 de las FARC; una prueba testimonial de un ciudadano ucraniano, Viktor Tomnyuuk; informes de la Dijín y el CTI; documentos de la Interpol; las pruebas del computador de alias ‘Raúl Reyes’, y las salidas de emigración de Córdoba.
 
Teniendo en cuenta estas pruebas, el Procurador señaló que hubo una relación entre la identidad de la senadora Piedad Córdoba con unos seudónimos. 

Por estos hechos, el Ministerio Público estableció que "la senadora emitió consejos al grupo de las FARC relacionados con no enviar videos de personas secuestradas por el grupo insurgente a cambio de grabaciones de voz de los mismos, con el fin de adoptar una mejor estrategia en la búsqueda de sus objetivos".

Además, dio información a este grupo al margen de la ley sobre temas diferentes a la liberación de los secuestrados, entre ellos, posibles donaciones de gobiernos extranjeros a departamentos colombianos. 

El órgano de control constató que la senadora Córdoba "instruyó y solicitó a las FARC que suministraran pruebas de vida de los secuestrados", con el fin de favorecer a gobiernos de otros países, y, según la Procuraduría, "ejerció actos de promoción con el fin de favorecer los intereses del grupo subversivo".

De otra parte, el procurador Ordóñez absolvió a la dirigente política por el cargo de “traición a la patria”, por considerar que las diferentes alocuciones que dio en contra de las políticas del Gobierno no configuran falta disciplinaria al no menoscabar la integridad nacional. 
 
La senadora Córdoba rechazó el pliego de cargos que la Procuraduría General colombiana anunció a comienzos de este año. En una entrevista con BBC Mundo en París, Francia, dijo:

"Lo niego total y absolutamente. Yo no creo en eso. Eso es un montaje", dijo Córdoba, a la BBC. "Estoy totalmente convencida además de que fue escrito por personas de inteligencia, los intereses del ministro de la Defensa en ese momento, el general de la Policía", agregó.

Córdoba aseguró que se trataba de "una estrategia política total, ha sido una manera ruin de acabar no solamente con la oposición, sino con la izquierda en Colombia". "Es muy incómodo estar sometido a esto, pero pienso también que hace parte de la política que se está dando en el país y que es una manera de sacarme de la política".
 
Los correos que comprometen a Córdoba
 
Según la Procuraduría, en el computador del jefe guerrillero 'Raúl Reyes' se encontraron varios correos electrónicos que demostraron los nexos de la senadora liberal con las FARC.

En algunas comunicaciones, según una investigación de la Corte Suprema de Justicia, por los mismos hechos, la senadora usó polémicas afirmaciones más propias de los subversivos que de una senadora o alguien en gestiones humanitarias.

Según la investigación, un correo entre Córdoba y 'Reyes' del 27 de octubre del 2007 decía: "Esto es alta política, es filigrana, cuál es la próxima movida, es ajedrez y, por primera vez, el Gobierno no puede controlar nada, ni siquiera Estados Unidos, Francia, Europa en general, les han perdido algo de confianza, no les creen del todo y los pusieron en remojo, el Gobierno no tiene idea qué sigue. Mucha gente creyó que yo era boba, que necesitaba protagonismo, yo soy PATRIA O MUERTE -VENCEREMOS".

En una de las comunicaciones, Córdoba aparentemente se pone de acuerdo con los guerrilleros para trazar estrategias contra el Gobierno, como queda en este correo enviado el 29 de noviembre del 2007 a 'Reyes'. "...Los tengo locos por todo lo que estoy soltando, eso que no saben bien lo de Sarkozy, pero ya verán. Voy abrir otro correo para escribirte y escribirles, me da temor por aquí, yo estoy muy inteligenciada (sic), de todas formas no se preocupen por algunas cosas que yo digo de lo que ustedes cedieron, les conviene, no piensen en ese monstruo, piensen en la organización, tengo una encuesta que mandamos a hacer para mi debate, voy a enviártela, te va ser muy útil, envíala a todos los del secretariado, hay días que favorecen a las FARC, y en eso hay que trabajar...".

Lo llamativo fue que, según los investigadores, firmó como Teodora y el correo fue enviado cuando Piedad Córdoba había sido desautorizada como mediadora oficial.






¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.