Jueves, 18 de diciembre de 2014

| 2013/08/05 00:00

‘Pillan’ a 2.300 conductores borrachos este fin de semana

Los colombianos no escarmientan y continúan con la mezcla de gasolina y alcohol.

Recreación de hombre tomando mientras maneja. Foto: Guillermo Torres / Archivo SEMANA

Manejar bajo el estado de embriaguez se está convirtiendo en una costumbre los fines de semana en Colombia. Casos recientes como el de los jóvenes Jhonatan Cabrera y Fabio Salamanca, que cobraron la vida de tres personas, dos de ellas mujeres, y heridas en cuatro más, entre ellos un taxista, parecieron no conmover la conciencia de los más de 2.300 conductores que fueron ‘pillados’ borrachos este fin de semana en carreteras del territorio colombiano.


Uno de ellos fue Yamith Rivera Polanía, un mecánico de Neiva, Huila que conducía un automóvil Mazda 323 de placas NVR 540 mientras tenía un grado tres de alcohol. En su recorrido, arrolló y mató a un niño de ocho años, quien era llevado de la mano por su abuela Carmen Pinto Bohórquez cuando intentaban cruzar la calle 18 con carrera 23 del barrio Timanco.


Santiago Rodríguez, como estaba identificado el menor, pereció tras sufrir un trauma craneoencefálico severo mientras que su abuela sufrió laceraciones en su cuerpo que obligaron su traslado a la Clínica de Fracturas y Ortopedia de la misma capital huilense, donde se recupera actualmente.


La reacción policial permitió la inmovilización del automotor, la captura y protección del conductor, quien al parecer iba a ser linchado por la comunidad y tuvo que ser trasladado a la URI de la Fiscalía en Neiva.


Sumado este caso, según lo informó la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional, desde el pasado viernes y hasta el amanecer de este lunes fueron sorprendidos en todos el país 2.385 conductores borrachos, la gran mayoría movilizándose por calles de Bogotá y capitales como Medellín, Cúcuta y Villavicencio.


El general Carlos Ramiro Mena Bravo dijo que en los 238 puestos de prevención fueron impuestos 955 comparendos, de los cuales 339 se efectuaron en Bogotá, 271 en Cundinamarca, 132 en Cúcuta, 115 en Medellín y 98 en Villavicencio.


En la capital de la República fue sorpresa para las autoridades inmovilizar en Engativá y en Bosa a dos menores de 17 y 14 años quiénes bajo el estado de alicoramiento conducían automotores acompañados de sus padres de familia.


La Policía Nacional reiteró a la ciudadanía denunciar a conductores ebrios comunicándose al numeral gratuito 767 o a la cuenta de Twitter @transitopolicia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×