Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/8/2001 12:00:00 AM

Pista sin pista

A 100 kilómetros de la frontera con Colombia, Panamá construye a marchas forzadas una pista con capacidad para recibir grandes aviones militares.

La semana pasada una noticia que apareció en los medios de comunicación de Panamá, con el título “Pueblo de 200 personas tendrá pista más grande de Darién”, causó una gran curiosidad entre los habitantes del vecino país. Según la información, en octubre se había iniciado la construcción de una pista de 1.500 metros de largo por 150 de ancho. Sin embargo, a pesar de la magnitud e importancia del proyecto, sólo se supo de su existencia el 5 de diciembre pasado cuando apareció en la primera página del periódico El Panamá América la fotografía que muestra el terreno donde ya se han cortado algunos árboles y retirado el rastrojo. ¿Para qué una pista tan grande? En Panamá se especula que tal vez se estén construyendo instalaciones para que los Hércules estadounidenses, que dejaron el país en diciembre de 1999, vuelvan o se utilicen como parte del componente militar del Plan Colombia.

Según dijo a SEMANA Pablo Quintero, secretario del Consejo de Seguridad Pública y Defensa Nacional de Panamá, “la construcción de esta pista de aterrizaje hace parte de la puesta en marcha del Plan para el Desarrollo Sostenido deL Darién, que es una de las regiones a las que la presidenta Mireya Moscoso quiere apoyar”. Sin embargo, para una fuente del Ministerio de Gobierno y Justicia panameño, Darién no es objeto de mucha demanda por parte de las compañías aéreas comerciales”. Esto hace que un sector piense en que más que un lugar de aterrizaje para aviones comerciales lo que necesita esa región es que se pavimente la carretera Panamericana, que la conecta con la zona urbana de Panamá. Si se arregla esta vía se reduciría a la mitad el recorrido que hoy se hace en nueve horas desde Metetí hasta Ciudad de Panamá por un camino que resulta prácticamente intransitable la mayor parte del año por culpa del invierno.

La pista estará localizada en pleno corazón del Darién, en el corregimiento de Nicanor Afuera. Es un pequeño y olvidado caserío de cerca de 50 viviendas y aproximadamente 200 habitantes. Está bajo la jurisdicción de Metetí, la segunda población en importancia de esta región, cuya ciudad principal más cercana es La Palma, a 21 kilómetros de distancia y donde está localizada la pista de aterrizaje con mayor movimiento en la zona. La Palma tiene una pista de aterrizaje en pésimas condiciones, como las otras ocho o 10 que hay en la región.



Seguridad nacional

La nueva pista quedará a 25 minutos de vuelo de Ciudad de Panamá y a 100 kilómetros de distancia de la frontera con Colombia. Según un piloto de Hércules C-130, que pidió no revelar su identidad, esta pista quedará a 18 minutos de vuelo del aeropuerto Los Cedros, en Apartadó (Antioquia); a una hora y cinco minutos del terminal aéreo de El Dorado de Bogotá; a 55 minutos de la base militar Palanqueros en La Dorada (Caldas) y a una hora y 25 minutos de San Vicente del Caguán, en la zona de despeje en el Caquetá.

Esta pista está siendo construida por la Dirección de Aeronáutica Civil y del Servicio Aéreo Nacional, que es una rama del Ministerio de Gobierno y de Justicia panameño. Expertos en aviación colombianos consideran que el tamaño de la pista resulta exagerado si va a recibir aviones pequeños con capacidad de 20 pasajeros. Sin embargo es una pista que resulta adecuada para la operación de aviones militares tipo Hércules C-130, de los cuales no hay uno solo en Panamá, pues entre otras cosas en ese país no hay ejército por prohibición constitucional. Además, en una pista pavimentada de 1.500 metros puede aterrizar el C17, que es el carguero táctico más moderno que tiene en este momento los Estados Unidos, Pues transporta entre 70 y 80 toneladas de material y hasta 380 soldados. Este avión reemplazará al Hércules C-130 y su capacidad es mayor en todos los aspectos.

El director del Servicio de Inteligencia panameño le dijo a SEMANA que “es obvio que esta pista también servirá para ejercer una mayor vigilancia sobre la zona limítrofe con Colombia”. En cualquier caso Quintero Luna niega que esta labor de control vaya a ser realizada de manera conjunta con fuerzas militares de Estados Unidos o que esta pista vaya a ser utilizada en actividades militares relacionadas con el Plan Colombia. Así que habrá que esperar para ver a quién le sirve.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.