Miércoles, 25 de mayo de 2016

| 2016/02/04 16:54

Un millonario ofrecimiento de Estados Unidos para la paz de Colombia

El presidente Barack Obama anunció que le pedirá al Congreso estadounidense una inversión de 450 millones de dólares anuales para fortalecer el posconflicto en el país; 33 millones de dólares estarían destinados a la desactivación de minas antipersonal.

Encuentro entre los presidentes Barack Obama y Juan Manuel Santos. Foto: Cortesía Presidencia

Durante la celebración de los 15 años del Plan Colombia, y al término de la reunión bilateral que sostuvo con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, el presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama, anunció el nuevo giro que tendrá la cooperación de su país con el que ha sido su principal socio político en Suramérica.

El Plan Colombia, diseñado en el 2001 para combatir el narcotráfico y el terrorismo, sufrirá una transformación. La ayuda económica, ahora, se destinará a fortalecer la etapa de posconflicto. Por eso Obama se atrevió a decir que el Plan Colombia, ahora, se llamará “Paz Colombia”.

En un emotivo discurso, Obama declaró que Estados Unidos es un “gran hincha” de Colombia. “Nos gusta su cultura, su gente. Nos encanta Shakira”, y resaltó que los vínculos de amistad entre las dos naciones son de siempre y continuarán en el futuro. “Si Estados Unidos ha sido socio de Colombia en tiempos de guerra, será socio en tiempos de paz”.  

Por eso anunció que mientras se produce la transición de la guerra a la paz, Estados Unidos invertirá 450 millones de dólares anuales para reforzar los logros en materia de seguridad, pero también para dirigir esfuerzos en la reintegración de los combatientes a la vida civil.

Como parte de esta nueva estrategia, dijo Obama, Estados Unidos se comprometerá con el proceso de desminado del territorio colombiano, para que en cinco años no haya una solo mina antipersonal. Esta iniciativa será liderada, directamente, por el secretario de Estado, John Kerry. Así las cosas, 33 millones de dólares estarían destinados a la desactivación de minas antipersonal, según datos aportados por la Casa Blanca. Esta cifra se sumaría a los 20 millones de dólares aportados por Noruega.

“Cuando Colombia estaba devastada por la violencia, la insurgencia, muchos de ustedes perdieron a seres queridos. Por eso se forjó el Plan Colombia. Nos sentimos orgullosos de respaldar a Colombia y su pueblo y fortalecer las instituciones. El Plan colombia ha sido un homenaje al pueblo colombiano. Colombia era un país al borde del colapso, ahora está al borde de la paz. En Colombia hoy hay esperanza”, indicó Obama.

El presidente de Estados Unidos le trasladó su admiración por la valentía que ha tenido su homólogo colombiano en buscar una salida negociada al conflicto. “Hacer la guerra es más fácil que hacer la paz”. También agradeció al gobierno de Cuba por ser el anfitrión del proceso de paz. Y mientras este concluye con la firma, se comprometió a buscar consenso internacional en apoyo a la paz de Colombia.

Al acto no sólo asistieron las autoridades de ambos países, además de artistas colombianos como el actor Jhon Leguízamo, deportistas como el piloto Juan Pablo Montoya, y el pelotero Orlando Cabrera. “Colombia ha tenido una transformación notable y ahora es un país de artistas y emprendedores”.

A su turno, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, agradeció la cooperación de Estados Unidos y afirmó de forma tajante que el Plan Colombia ha sido un rotundo éxito.  

Los objetivos planteados se han cumplido y la Colombia de hoy es muy diferente a la col de hace 15 años”, aseguró Santos.

Por eso, Santos quiso recordar que en 15 años Colombia pasó de estar a punto de ser declarado un “Estado fallido”, controlado por guerrillas y paramilitares, y con un “futuro incierto”.

Tres lustros después, según Santos, el futuro del país es “esperanzador”, pues no sólo se fortalecieron las instituciones, sino que pasó a ser el país líder en crecimiento económico de América Latina.  

Santos también valoró el hecho de que Colombia haya dejador de ser el "campeón mundial de homicidios”, y defendió su política de buscar una salida negociada al conflicto, al indicar que muchos le advirtieron que estaba ante un “suicidio político”. Reconoció que la primera mano amiga que encontró Colombia en los momentos de mayor crisis fue la de Estados Unidos.

De esa forma, Colombia y Estados Unidos ratificaron sus lazos de amistad y emprendieron una nueva etapa en materia de cooperación. Si los países se aliaron para combatir el narcotráfico y el terrorismo, también lo serán ahora, cuando Colombia está a las puertas de alcanzar la paz.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×