Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/22/2008 12:00:00 AM

Y de la platica, ¿qué?

La devolución de dinero invertido en DMG va a ser mucho más larga de lo que se piensa y con mucho menos plata de lo que se aspira.

El único tema que les importa a los miles de afectados por la liquidación de DMG es cuándo les devolverán los ahorros que metieron. Y hasta ahora, todo lo que se ha dicho, no va a pasar. En este punto, el gobierno ha enviado mensajes contradictorios que han terminado por confundir a la opinión y ha dejado en evidencia que se están tomando decisiones al calor del escándalo sin que exista una estrategia para resolver el lío de la devolución de la plata.

Primero, el presidente Álvaro Uribe habló de indemnizaciones para las víctimas y dijo que Bancoldex, el Banco Agrario y la Banca de Oportunidades se encargarían de hacer un censo de ciudadanos de estratos 1 y 2, que fueron estafados por las pirámides. Eso ya no se hará, porque no es lógico que el Estado responda por entidades ilegales. Tampoco tiene sentido vincular a instituciones financieras con este problema. Luego el ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, se encargó de dejar claro que el Estado no tiene por qué responder o indemnizar a las personas que resultaron estafadas. Más adelante explicó que se devolverá el dinero para beneficiar a las personas que hicieron inversiones de poco valor. Ya no se limitó a los estratos 1 y 2 como se había dicho.

Finalmente, una vez nombrada la interventora, María Mercedes Perry, se definió el cronograma de liquidación y se fijó un término de 40 días entre el momento de la iniciación del proceso y el comienzo de la devolución de los dineros. El gobierno estima que entre el 28 y 29 de diciembre se comenzaría a efectuar los primeros pagos. Esto, dicen los expertos consultados por SEMANA, tampoco es posible.

Como quien dice, si los ahorradores de DMG esperan recuperar el dinero que metieron en esta empresa para fin de año o al menos para Reyes, es mejor que se bajen de esa nube. Hay tantas dudas, vericuetos jurídicos y cuestionamientos sobre el origen del dinero, que comenzar la devolución ordenada de la plata tomará mucho más tiempo.

No hay que olvidar que se trata de una liquidación sui géneris. Ni los procesos más turbulentos de la historia financiera del país, como los sonados casos de los Picas en los 90, o la Caja Vocacional que dirigía el cura Gaitán Mahecha, en los 80, fueron tan complejos en su liquidación como lo que se prevé para la firma DMG.

Miles de interrogantes rodean este proceso. Lo primero es que muchos ahorradores se niegan a entregar sus tarjetas. Sin ellas será muy difícil armar la base de acreedores, que es el primer paso en todo proceso de liquidación. Pero además, al no existir contabilidad certera, ¿cómo podrá asegurarse que no aparezcan personas a reclamar lo que no tienen derecho? Los 'avivatos' siempre aparecen en los procesos liquidatorios. Como si fuera poco, será toda una odisea hacer el inventario de activos para conformar la masa que luego servirá para la devolución de pasivos. En el tema de los proveedores, por ejemplo, hay grandes dudas. El lío mayor que tendrá que resolverse tiene que ver con los procesos penales. En este caso hay proceso abierto por delito de lavado de activos y enriquecimiento ilícito. Cualquier dinero o bien que se incaute, dentro o fuera del país, tendrá que ser objeto de extinción de dominio. ¿Cómo vincular este proceso penal con la liquidación? Nadie sabe cómo hacerlo. ¿Cuánto tiempo puede tardar? ¿Pueden las autoridades disponer de recursos que sean vinculados con lavado para devolver a los afectados? Hay dudas, demasiadas dudas.

Así la cosas, todo pinta a que este proceso podrá durar una eternidad. Sin embargo, el ex superintendente bancario, Néstor Humberto Martínez, cree que la ventaja en este caso es la emergencia social. En su opinión, esta circunstancia permitirá expedir algunos decretos para ir ajustando los instrumentos y resolver tantos interrogantes que van surgiendo. El ministro Zuluaga le dijo a SEMANA que en los próximos días habrá nuevos decretos para tratar de facilitar la liquidación.

Lo cierto es que en este país, donde todo se dificulta, donde los términos no se cumplen y donde los procesos se dilatan, creer que en 40 días se podrá comenzar a efectuar los primeros pagos de esta liquidación suena a un imposible. Soñar no cuesta nada.
 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.