Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2015/10/25 15:10

Plato solo pudo abrir la votación a la 1:00 p. m.

En este municipio de Magdalena una multitud inconforme con la designación de jurados de votación atacó la sede de la Registraduría y rompió una gran cantidad de tarjetones.

Una turba de habitantes rompió el material electoral. Foto: Tomado de @FenalPerCo

Tras una noche de alteración del orden público, que se prolongó durante toda la mañana del domingo, los habitantes de Plato (Magdalena), comenzaron a acudir a los puestos de votación. Sin embargo, mientras todos los colombianos pudieron votar desde las 8:00 A. M. en este municipio a la ribera del río, solo se pudo acudir a las urnas a la 1.00 p. m.

La noche del sábado una turba de personas inconformes atacó la sede de la Registraduría municipal. Enfurecidos, rompieron los vidrios y dañaron algunos equipos del sistema electoral. Ante la gravedad de los hechos, el registrador renunció de manera irrevocable, por lo cual en la mañana de los comicios el registrador del Magdalena, el comandante de la brigada y el comandante de policía departamental tuvieron que asumir el tema.

El malestar de los habitantes tenía que ver con el manejo de los jurados. Muchos argumentaban que en su gran mayoría estos pertenecían a un solo partido. Además, en el municipio se presentaron casos de trashumancia electoral y compra de votos.

Los cinco candidatos que aspiran son Alfonso Alfaro Tejeda de Cambio Radical, Óscar Sinning del Paolo Democrático, Consuelo Camargo, liberal; Julio Ramón Peñalosa de AICO y Jairo Molina del partido de la U.

Tras varias reuniones, acordaron reabrir los puertos de votación, pero con mesas incompletas y sin la asistencia de una gran cantidad de jurados de votación.

Esta situación podría llevar a la solicitud de anular las elecciones, porque la apertura se inició cinco horas después. Esto muy probablemente impedirá que algunos electores puedan depositar su voto. Un elemento adicional que podría contaminar el proceso es el hecho de haber abierto las bolsas donde venían los tarjetones electorales.

De las 19 mesas que fueron habilitadas para votar, sólo abrieron siete y no pusieron en funcionamiento el sistema biométrico. Plato, un municipio con 70.000 habitantes, ubicado a orillas del río Magdalena en el centro del departamento, estará completamente militarizado mientras se termina la tormentosa jornada electoral, que seguramente dejará inconformes a muchos ciudadanos que están pidiendo se vuelva a realizar en otra fecha con garantías para todos los candidatos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.