Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2007/09/15 00:00

Playas y carbón

En Barú, sobre la Bahía de Cartagena, se proyecta construir un puerto carbonífero que desalentaría a <br><br> los inversionistas turísticos. ?

Playas y carbón

La construcción de un puerto carbonífero en la bahía de Cartagena, en terrenos de la isla de Barú, ha provocado una fuerte controversia en el país. Carbones del Carare, una filial de Coalcorp S. A., dueña del proyecto, está adelantando los estudios técnicos para solicitar al Ministerio de Medio Ambiente de Juan Lozano la licencia que le permita iniciar operaciones en el año 2010.

El puerto carbonífero se construiría en un sitio conocido como Bahía Honda, una ensenada ubicada en la margen derecha del canal de acceso a la bahía de Cartagena en la isla de Barú. Al frente de Bahía Honda se encuentran los pueblos de Caño de Loro y Bocachica y los fuertes de San Fernando y San Ángel. Es un estrecho por el cual ingresan los barcos mercantes y turísticos al canal de acceso a la bahía y a los 54 puertos de la ciudad. A escasos 500 metros se encuentra el pueblo de Pasacaballos, sobre la desembocadura del Canal del Dique, un caño artificial construido por la corona española en el siglo XVII para comunicar Cartagena con el río Magdalena.

La polémica es por la inconveniencia de construir un proyecto carbonífero en un territorio cuya principal vocación es el uso turístico. Para poder operar, Carbones del Carare ya obtuvo una concesión que le permite explotar el uso de la franja de playa y la zona costera sobre la cual quedaría el muelle de embarque, otorgada por el Instituto Nacional de Concesiones (Inco).

El segundo requisito es el visto bueno para el uso del suelo de la secretaría de Planeación Distrital de Cartagena. La Alcaldía presentó un proyecto de acuerdo que modificaría el Plan de Ordenamiento Territorial de Cartagena (POT) con el fin de que se pueda construir el puerto carbonífero. Con el cumplimiento de estos requisitos y la obtención de la licencia ambiental, el puerto carbonífero será un hecho, pues tanto el Ministerio de Minas como el de Transporte respaldan su construcción.

Hasta la fecha, y de acuerdo con Efraín Carrera, vocero de Coalcorp, Carbones del Carare ha invertido 20 millones de dólares en estudios y trabajos de ingeniería en un terreno de 30 hectáreas (300.000 metros cuadrados), con acceso al Canal del Dique, por donde desembarcarían el carbón, y sobre la bahía estará el muelle para embarque y exportación. La inversión total sería de 70 millones de dólares.

El carbón que despacharía esta compañía proviene de las minas de Santander y Boyacá, las cuales exportaban el mineral por Venezuela, pero ante las dificultades que han tenido en los últimos años, optaron por esta alternativa. La compañía cuenta con una base o planta de operaciones en el puerto de Capulco, municipio de Gamarra, Cesar. Hasta allí el carbón llega en tren desde las minas y es embarcado en convoyes de planchones con capacidad de mil toneladas y es transportado por el río Magdalena hasta el puerto de Calamar, en Bolívar. Allí se desvía para tomar el Canal del Dique hasta la población de Pasacaballos, donde desemboca en la Bahía de Cartagena.

La empresa tendría a orillas del Canal del Dique la zona de descargue del carbón y el puerto de embarque sobre la mencionada Bahía Honda, en la bahía de Cartagena. Según Efraín Carrera, vocero de la compañía, esperan exportar el primer año de operaciones dos millones de toneladas, y al cuarto o quinto año de operación, 10 millones de toneladas. La empresa, según Carrera, confía tanto en la operación, que a 500 metros están diseñando un proyecto turístico en el que invertirán 20 millones de dólares.

Por lo pronto, Hoteles Decamerón, cuya experiencia en Santa Marta ha sido desafortunada, está reconsiderando la posibilidad de invertir en Barú, donde pensaba construir un hotel de 300 habitaciones. n

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.