Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/18/2015 8:01:00 PM

"La Justicia transicional es un camino que no voy a recorrer"

En carta dirigida al fiscal Eduardo Montealegre, el coronel (r) Alfonso Plazas Vega, detenido por la retoma al Palacio de Justicia en 1985, vuelve a insistir en su inocencia.

El país aguarda por una decisión de la Corte Suprema de Justicia que podría dejar libre al coronel (r) Alfonso Plazas Vega, condenado a 30 años de prisión y detenido en una guarnición militar por su responsabilidad en la desaparición de al menos dos personas durante la retoma del Palacio de Justicia, en noviembre de 1985.

Sin duda, el caso de Plazas Vegas es un hecho emblemático para la historia del país, por varias circunstancias. Mientras el coronel, quien se desempeñaba como comandante de la escuela de Artillería de la Decimotercera Brigada del Ejército, paga una condena de prisión, los guerrilleros del M-19 que tuvieron como rehenes a los magistrados de las cortes y empleados del Palacio, fueron indultados tras la firma de la paz entre el gobierno de Virgilio Barco y ese grupo insurgente.

Ahora que se discute en La Habana los mecanismos de justicia transicional para los miembros de las FARC, en caso de firmar un acuerdo que ponga fin al conflicto, también se ha propuesto que los agentes del Estado, involucrados en delitos de lesa humanidad con ocasión del conflicto armado, también se beneficien con sanciones alternativas. 

De hecho, uno de los que ha propuesto un mecanismo de justicia transicional para los militares ha sido el fiscal general Eduardo Montealegre. El pasado martes, en su célebre entrevista en Caracol Radio para explicar la contratación en la Fiscalía, repitió su propuesta, como una especie de oferta a los uniformados. 

Al coronel (r) Plazas Vega, que aguarda la casación de la Corte Suprema de Justicia, no le cayeron en gracia las palabras del fiscal Montealegre, ni mucho menos que este lo mencionara como un posible beneficiario. Para el oficial, que aún es visto por algunos sectores como un héroe de la patria, le ofendió la comparación con los delitos cometidos por las FARC. 

Por eso, el coronel Plazas Vega le envió una carta de tres páginas en las que rechazó que el fiscal general equiparara a las Fuerzas Militares "con el terrorismo" de las FARC y en la que renuncia cualquier mecanismo de justicia transicional. 
  
“La justicia transicional es un camino político, por el que no estoy dispuesto a transitar, porque soy inocente y mi inocencia debe reconocerse judicial y no políticamente”, dice en la carta Plazas Vega al rechazar la propuesta del jefe del ente investigador que busca involucrar a los militares condenados en el mismo proceso de justicia con el que se pretende someter a la guerrilla de las FARC, en el marco de las negociaciones de paz.

Plazas Vega reitera que no cometió delitos de lesa humanidad y que deberá ser la justicia quien defina su situación, “reiterándole mi respeto a su investidura, le manifiesto fiscal que está usted en libertad si cree que la Constitución y la Ley se lo permiten, de ofrecer a las FARC mecanismos de justicia transicional en materia de delitos de lesa humanidad”.

También rechaza que el jefe del ente acusador pretenda juzgarlos bajo el mismo rasero: “No obstante, debo rechazar de forma respetuosa pero enérgica situarme en el mismo nivel argumentativo como actor del conflicto, para sostener sus posturas”. Dice que lo que está de por medio no son los "intereses políticos del fiscal general" sino "la posibilidad de evitar que una injusticia grave y dañina cometida respecto de un ciudadano inocente y su familia se perpetúe”.

Plazas Vega recordó que aunque todavía es prematuro anticipar un veredicto final sobre su caso, espera que la Corte Suprema lo absuelva.  La defensa de Plazas y la Procuraduría insisten en que el oficial fue condenado sin pruebas contundentes respecto de su responsabilidad en la desaparición de algunas personas rescatadas del Palacio de Justicia. 

Mientras el oficial espera esta decisión, sacó tiempo para atacar al fiscal general en una semana en que Montealegre ha recibido dardos de todo lado. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?